LMB: Oscar Robles asume nueva faceta con Toros

Tucson, AZ. (TorosDeTijuana.com-Armando Esquivel) 20 de febrero.- El tijuanense Óscar Robles inició una nueva etapa en su carrera dentro del beisbol, al reportar como coach de Toros de Tijuana, en el cuerpo técnico que encabeza el manejador Pedro Meré y que ya trabaja en a pretemporada que se desarrolla en Tucson, Arizona.


El ex jugador de Grandes Ligas se retiró como campeón al finalizar la campaña 2017 luego de quince temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol.

 

Robles ahora hace equipo con sus compañeros Gerardo Garza, Trinidad Robles, Enrique Couoh, Roberto Espinoza, Rafael Castañeda y el manejador Pedro Meré, quienes han hecho que la transición sea lo más suave posible.

 

"En el primer día me sentí un poco nervioso, ansioso, pero al ver a mis compañero se calmó ese sentimiento y nos enfocamos a lo que es nuestro trabajo ahora que es tratar de ayudar en todo o que se pueda y ahí vamos poco a poquito y vamos agarrando más experiencia y confianza para seguir ayudando a los muchachos", comentó.

 

Para el ex tercera base su labor la facilita el hecho de que hace apenas unos meses estuvo como jugador con este equipo que logró el primer campeonato en su historia, así que conoce muy de cerca a la gran mayoría de peloteros que iniciaron esta pretemporada.

 

Para el manejador, Pedro Meré, una ventaja con la que cuenta Oscar Robles es que ya tiene la confianza de los jugadores y eso es un magnífico arranque para cualquier coach.

 

"Lo ha hecho bastante ben y a mí en lo personal no me sorprende ya que tiene la sabiduría y la experiencia de toda su carrera bateando y esa ha venido a ser una buena ayuda para todos los muchachos, aparte tiene una muy buena relación con ellos", explicó el timonel.

 

Aunque no lo diga, a Óscar Robles le invade la nostalgia cuando se levanta más temprano a trabajar y viaja junto al cuerpo técnico o, quizá, cuando es su turno de pasar la bola a sus ex compañeros bateadores.

 

A lo mejor extraña su etapa de jugador en las reuniones con su nuevo equipo de trabajo o cuando, al final de la práctica, entra al clubhouse y no encuentra el armario con el número trece en la zona de jugadores.

 

Ahora su función es otra y ese número trece con el apellido de Robles seguramente algún día estará en un lugar muy especial dentro del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.