"De Pisa y Corre": de Juan Carlos Torres

Boston llegó al 2018 con un panorama nada claro, en sus jugadores lo que se notaba y decía la prensa especializada era el mal grupo que había, aun teniendo un equipo con una de las nóminas más caras y que en el papel lucía muy completo.



John Farrell, quien mostró en 2013 su capacidad para unir al grupo y que la maquinita funcionara, tendría otras cosas más importantes para él en la cabeza, y algo que parecía poco probable como hacía 5 años, sucedió, la llegada de Alex Cora que parecía tener una varita mágica para hacer que de un grupo desunido de peloteros, estuviera jugando como equipo y proyectando unidad desde el inicio de su gestión, y que lograra tanto el mejor récord en la historia de la franquicia como el obtener 11 fotos más de triunfos en octubre para hacerse de la Serie Mundial.


Sobresaliente el actuar de Alex Cora, no solo por la forma en la que mandó a sus peloteros al terreno de juego, sino también por el trabajo mental que hizo con varios de ellos, destaca un David Price que era garantía de derrota, a tener salidas muy sobresalientes que fueron clave para su equipo.


Por otro lado, Dodgers llegaba con una pesada losa sobre su espalda tras haber fallado en su casa el séptimo juego, cuando tuvo en varios momentos la serie en sus manos y para el inicio de la temporada era un verdadero hospital mostrando un récord que hacía pensar muy difícil una eventual calificación.


Queda claro que los dos equipos son de los que usan sabermetría para el armado de su conjunto, pero es muy diferente el béisbol que se debe de practicar durante 162 partidos, al que debe ejecutarse en instancias de vencer o morir, donde jugar con el librito parecería ser más redituable.


Es por demás refrescante el ver que un equipo puede combinar la parte de sabermetría con la parte de fundamentos, esos que han dado resultados por más de 100 años y que de pronto parecería que los quieren borrar, algo similar a la trama de “Trouble with the curve” o Curvas de la vida como se llamó de este lado de la frontera, y con eso de que varios equipos copian lo que le funcionó a otros, parece que se tendrán de regreso buenos tiempos en la pelota.


Se dice mucho que el béisbol es un juego de larga duración, pero ¿cómo es que antes los juegos podían irse a extrainnings y durar menos de 3 horas? ¿No creen que en asistencias algo podría influir el que ya no se ve una pelota tan agresiva como cuando había toques de bola, hit and run, sqeeze plays? ¿Alguien podría hacer un estudio para hacer que los pitchers vuelvan a lanzar más y lesionarse menos? Igual y pedir a Leo Mazzone a sus 70 años podría ser una opinión válida.


Roberts al final puede decir que tropezó de nuevo y con la misma piedra, siendo esclavo de lo que dicen los números, en vez de proponer y ser más agresivos, ¿desde qué momento le ganó la partida Alex Cora y los Medias Rojas? Cuando anunciaron para los primeros dos juegos a par de abridores zurdos, una cosa es alternar a algunos bateadores para que salgan algunos zurdos de tu line up, y otra muy diferente es que dejes en la banca a jugadores que podían hacer el trabajo y meter un poco más de miedo con todo y que fueran zurdos.


Cody Bellinger, Max Muncy y Joc Pederson son peloteros con los cuales tradicionalmente estaba jugando y de un día para el otro los cambió. El manejo del picheo de nueva cuenta le cobró factura, así como la forma de juego que había mostrado anteriormente al ser más agresivo, tuvo más miedo a perder que ganas de ganar.


Aún así, se le reconoce la labor a Dave Roberts por la capacidad que tuvo a diferencia de otros, de llevarlos a la Serie Mundial, algo que tipos como Don Mattingly, Joe Torre, Grady Little, Jim Tracy, Davey Johnson, Glenn Hofman y Bill Rusell no pudieron hacerlo desde 1996.


¿Qué le faltaría para ser campeón? Quizás el problema también esté en la oficina y hacer que el equipo juegue más libre, y no solamente siendo presa de los números que arroja una computadora, eso te da patrones de comportamiento, no te asegura que así pase, el jugar con fundamentos puede hacer que aproveches cuando el béisbol te da, y no te quejes cuando una probabilidad falla.


También vendrá el tiempo de decisiones interesantes, saber si Kershaw se sale de su contrato le podría favorecer a los Dodgers, el regreso de Seager al campo corto y como un probable primer bat les ayudaría, Manny Machado ¿de verdad piensa pedir cientos de millones de dólares?


En el campo, a la hora cero que es cuando se separan los caballos que les das lo que quieran, de los ponys que solamente son bonitos para ser admirados, pero no utilizados no ha mostrado que valga la pena el riesgo, aunque no les sorprenda que firme en Nueva York.


Esperamos sus comentarios, en el twitter@JKrlos_Torres y el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. gracias por leernos, aunque sea... De pisa y corre

 



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.