"De Pisa y Corre": de Juan Carlos Torres

La mejor época para todos aquellos que aman el béisbol ha llegado, la Serie Mundial, en donde los equipos no se guardan nada para conseguir el que por mucho llega a ser un sueño de varios peloteros desde niños.



Dos equipos de tradición llegan al clásico de otoño, son de los que más aficionados tienen tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica, aunque aquí sin duda llegan a ser mucho más los azules.


Esta será literalmente una Serie Mundial de costa a costa, la más alejada que se ha jugado, la distancia entre los parques es de 2,588 millas (aproximadamente 4,164 km), superando por 20 millas a la que jugaron los Yankees en San Francisco cuando aún estaban en el Candlestick Park en 1962.


Para Dodgers será su aparición 19 en compromisos de esta índole, ostentando un récord de 6 ganadas por 13 perdidas, mientras que para los Red Sox será la treceava con récord al momento de 8 trofeos en sus vitrinas por 4 en donde se fueron sin éxito, aunque cabe resaltar que Boston ha ganado la serie en sus últimas 3 apariciones y ostenta un récord de 12-2 en los últimos 14 juegos.


Son pocas veces las que se han enfrentado estas dos novenas en temporada regular, 8 de ellas con triunfo para los Medias Rojas y otros 7 para Dodgers que será la primera vez que visiten el Fenway Park desde el 2010, aunque de nueva cuenta se verán las caras tras la pausa del Juego de Estrellas el próximo año.


Bonitos los datos estadísticos y de anécdotas, pero 102 años después de que se hubiesen enfrentado estas novenas, ¿cómo llegan al clásico de otoño?


Sin duda, en cuanto a picheo ambos tienen gran arsenal, pero Dodgers llegan con menos incógnitas, su rotación está bien definida, los zurdos Clayton Kershaw y Rich Hill, junto a los diestros Hyun-Jin Ryu y el novato sensación Walker Buehler, teniendo atrás a un Kenta Maeda y Alex Wood que pueden dar seguridad inclusive para el relevo largo, así como Ryan Madson, Julio Urías y Pedro Báez que le deben de hacer llegar la bola a Kenley Jansen sin muchos problemas.


Los campeones de la Americana saben que tienen a un Chris Sale para el primer día que se espera esté en buenas condiciones, aunque quizás no en las que quisieran, con el descanso que pudo tener en estos días, un David Price que parece se sobrepuso a los problemas que más que físicos parecieran ser de concentración en Octubre.


Nathan Eovaldi y Rick Porcello complementan el staff de abridores, siendo ellos que han mostrado buenas actuaciones, sobre todo el primero que no le ha pesado nada el ser su primera aparición en postemporada.


En Matt Barnes, Ryan Brasier, Heath Hembree y Joe Kelly tienen brazos que le dan seguridad, permitiendo un microscópico 0.81 de manera combinada y les batean apenas para .122, sin embargo, el cerrador Craig Kimbrel no ha tenido buenas actuaciones, inclusive saliendo el mismo a pedir disculpas por los pequeños infartos que debieron de sufrir los aficionados, punto importante del por qué se ve ligeramente con ventaja los de California.


Las cosas cambian cuando se trata de ofensiva, ahí los patirrojos han mostrado que actúan a la hora cero y son capaces de ajustarse al picheo, algo que se les ha complicado a Dodgers, al menos fue lo que mostraron en su serie ante Cerveceros.


Será interesante ver cómo puede acomodar sus piezas Alex Cora cuando viajen a Los Ángeles ya que se dice que J.D. Martínez podría jugar en el derecho, pero tendría que sacar a alguna de sus “abejas” Benintendi, Bradley Jr., o Mookie Betts, aunque se rumora que éste último podría jugar la segunda base para no perder a uno de sus bats más importantes de la temporada.


Será esencial para sus pupilos poder aprovechar la ventaja de localía por el tener al bateador designado, tienen récord de 500 y en la carretera están invictos en sus 5 partidos, donde tuvieron que enfrentar a los otros dos equipos que consiguieron un récord de más de 100 triunfos.


Este también será el escenario ideal para que Clayton Kershaw demuestre que es uno de los lanzadores que son caballos y que no solamente puede hacer buenos números en la temporada regular, sino también echarse el equipo al hombro y poder llevarlos a un ansiado campeonato que sería lo que le falta al zurdo para disipar las críticas que le hacen en comparación con otros lanzadores que son de élite en la historia de la pelota.


Pronóstico: Red Sox gana en 6 juegos


Una duda: ¿Quién preferirían los aficionados de los Yankees que ganara? ¿Su acérrimo rival de toda la vida o con quienes forjaron una rivalidad importante en Serie Mundial?


Esperamos sus comentarios, en el twitter@JKrlos_Torres y el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. gracias por leernos, aunque sea... De pisa y corre



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.