"Besamanos y Caravanas" Colaboración Especial de Patty War

(CDMX, 10/10/2018) En este nuestro México tan golpeado por la corrupción y el clientelismo. En el que el poderoso recibe innumerales besamanos y dádivas de parte de quienes pretenden quedar bien para cobrarse el favor después. En este empobrecido país que el pasado 2 de julio votó por abrumadora mayoría a favor del cambio, de la austeridad en el gobierno, de una forma distinta de administrar el poder, parece que las cosas no han cambiado ni un poco.


 

Nadie hubiera cuestionado hace uno, dos o tres sexenios que una Diutada Federal, quien a todas luces renunciará a su curul para hacerse cargo de un hueso más jugoso, la dirección de la Comisión Nacional del Deporte (CONADE), sea invitada con todos los gastos pagados a sacarse la foto en la ceremonia de premiación de la liga que usted quiera.

 

Nadie hubiera levantado una ceja siquiera si un organismo privado, una Asociación Civil, para ser precisos, hubiera cometido el delito de cohecho (porque así se llama dar dádivas aunque sean en especie, a un funcionario público), con tal de quedar bien con la persona que se hará cargo del deporte nacional ¿Qué importa que se pierda las sesiones de la Cámara? A quién menos le importa cobrar sin trabajar es a ella. Si ya su soon-to-be jefe dijo que el beisbol es el deporte bueno.

 

Hoy estamos en un México que se supone se está transformando, que no se queda callado ante lo que a todas luces es incorrecto, que erradicará la corrupción por arte de magia a partir del 1° de diciembre. Lamento informarles que la cosa empieza torcida y que nada ha cambiado. El poder sigue siendo el poder y quien lo ostenta seguirá recibiendo loas, besamanos y caravanas de parte de quienes sin importar la ética, están dispuestos a gastarse un dinerito para cosechar “una buena relación” con la futura dirigente de la CONADE.

 

¿Por qué no invitar a Fernando Valenzuela? ¿A Vinny Castilla? ¿A Adrián González? Bueno, este último no porque no es cuate de la Liga Mexicana de Beisbol, pero el punto es que figuras notables en el beisbol y el deporte tenemos muchas. No había necesidad de quemarse al invitar a la velocista Ana Gabriela, porque aunque nadie se atreva a criticar a la persona que se encargará del deporte nacional y ni en Twitter me hagan segunda con mi denuncia, invitarla es parte de la corrupción que todos detestamos.

 

Y es que no entienden que no entienden.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.