"Barrido de Cabeza" Colaboración Especial de Patty War

Como pelotero hay muchas formas de contribuir a que tu equipo gane. Una de ellas es el corrido de bases. No se trata solamente de velocidad, los grandes corredores de base tienen la facultad de analizar una situación particular en el juego y reaccionar adecuadamente, ya sea levantarse y seguir corriendo o barrerse para evitar ser tocado. De hecho, una buena barrida puede ser la diferencia entre ganar y perder. A pesar de su importancia, el corrido de bases no aparece en el box score, salvo en el caso de las bases robadas o de ser atrapado en el intento.


Además de evitar ser tocado, barrerse ayuda a no pasarse de la base y a interferir en la jugada defensiva, de ser necesario, para evitar un doble-play. El precursor de esta práctica, cuya técnica ahora es parte importante de la instrucción en todas las ligas de béisbol, es William Robert “Sliding Billy” Hamilton. Miembro del Salón de la Fama de Cooperstown desde 1961 y tercer robador de bases de la historia (912). Era tan bueno para correr las bases que una vez se robó 7 en un juego.

 

A principios del siglo XX, las barridas, además de ser un eficiente medio de correr las bases y de llegar safe, tenían en muchas ocasiones la intención de lastimar al contrario. Ty Cobb de los Tigres de Deroit, por ejemplo, afilaba sus spikes antes de cada juego para intimidar al contrario. Por otro lado, Cobb descubrió nueve formas distintas de barrerse.


El recientemente retirado Chase Utley sentó un precedente y hasta surgió una nueva regla cuando en los playoffs del 2015, el entonces pelotero de Dodgers rompió la pierna de Ruben Tejada de los Mets en la que fue sin lugar a dudas, una barrida sucia.

 

En la final de la Liga Mexicana de Beisbol hemos visto a varios peloteros llegar de cabeza a primera, algunos con éxito y otros no. Hay quienes critican esta práctica, por considerarla insegura. Recordemos que el valioso Josh Hamilton de los Texas Rangers sufrió una fractura en abril del 2011 causada precisamente cuando se barrió de cabeza en un intento de squeeze play. Otros dicen que es cuestión de la adecuada técnica.


Dejando de lado lo peligroso de barrerse de esta forma, la pregunta que muchos se hacen es ¿Realmente se gana tiempo al aventarse de cabeza? Según David A. Peters, doctor en física y profesor de ingeniería en la Universidad Washington de Saint Louis, barrerse de cabeza da una pequeña ventaja de 0.02 segundos. Calculando que un corredor llega a primera más o menos en 4.3 segundos, barrerse de cabeza le da una ligera ventaja de 12 cm, que bien puede ser la diferencia entre safe y out.


Pete Rose decía que cada vez que se barría de cabeza su foto aparecía en el periódico y ciertamente, es espectacular.

 

@afi_escarlata

 

Patricia Guerra Frese



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.