"Lanzando Para Home" de Alfonso Araujo

Fue en 1886, cuando se empezaron en tomar en cuenta los robos y se marcaba cuando un corredor que estaba en primera, avanzaba hasta tercera con imparable o bien, estando en segunda venía el hit que lo enviaba a home. Así duró la regla hasta 1898, cuando se cambió, tal como es en la actualidad. Hubo un pelotero de nombre George Gore, que fue bautizado como "piernas de piano", por su gran velocidad. Jugando con Medias Blancas el 25 de Junio de 1881 en el Lake Front Park II, logró 7 robos en un partido que terminó 12-8 en contra de los Grays de Providence. Trece años más tarde, el 31 de Agosto de 1894, Billy Hamilton de los Filis de Filadelfia, se robó también 7 bases ante Nationals de Washington en el Huntington Grounds de Filadelfia, ganando Filis por 11-5. Este pelotero terminó su carrera con 914 robos. En 1894 tuvo 99 estafas y en 1895 fueron 97.


Ya en la época moderna, el récord es de 6 en un juego. Lo impuso Eddie Collins de los Atléticos de Filadelfia, que lo hizo dos veces en un término de 11 días. El Miercoles 11 de Septiembre en el Navin Field de Detroit al ganar los Atléticos por 9-7. Hizo lo mismo en el Sportsman's Park de San Luis contra los Cafés, el 22 de Septiembre, ganando Atléticos por 8-2. En la Liga Nacional, pero en la época moderna, Otis Nixon de los Bravos de Atlanta en el Stade Olimpique de Montreal, a pesar de 6 robos, los Expos ganaron por 7-6, el Domingo 16 de Junio de 1991, en un partido de día. En el Coors Field, el veloz Ernie Young, no solo empató la marca de 6 robos en un juego, sino que se robó tres bases en la tercera entrada, el Domingo 30 de Junio de 1996, jugando para Rockies en contra de los Dodgers de Los Angeles, que tuvo un final de 16-15 a favor de Colorado.

 

A principios del Siglo XX, eran muy comunes los robos de home, porque el pitcher con corredor en tercera, tenía que lanzar de frente. Por eso vemos en el libro de récords, que Ty Cobb se estafó 50 veces el home. Hay varios jugadores con dos robos de home en el mismo juego y cosa curiosa, Cobb, no es ninguno de ellos. Doc Gautreau de los Medias Rojas, había sido el último en hacerlo en 1927 y fue hasta 1958, cuando lo realizó el boricua, Victor Pellot. Lo curioso es que jugó 58 juegos con Atléticos de Kansas City, solo se robó una base. Lo cambiaron a Cleveland y en 93 partidos, se robó dos bases, pero fueron robos de home en el mismo juego, siendo el 14 de Agosto de 1958 en el Cleveland Stadium, el primero en la octava y el segundo en la décima con caja llena y dos out, cuando vino la estafa del home, cuando lanzaba Frank Lary con los Tigres y les dio el triunfo a los Indios por 10-9.

 

En nuestro béisbol de invierno, el récord es de cinco robos de home y lo realizó Pancho García de los Yaquis de Obregón contra los Tomateros de Culiacán el Domingo 5 de Diciembre de 1965 en el Estadio "Alvaro Obregón", en juego que ganaron los Yaquis por 6-5. Los robos fueron, uno en la tercera entrada, dos en la quinta y dos en la séptima. Otro jugador de los Yaquis, empató la marca y fue Mike Felder en el "Emilio Ibarra Almada" de Los Mochis, el Jueves 13 de Octubre de 1983, con triunfo para Obregón por 5-1...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.