"Lanzando Para Home" de Alfonso Araujo

Todos sabemos que Hall of Fame es el Salón de la Fama, pero no sabemos a quien se le ocurrió el Hall of Shame o sea el Salón de la Verguenza. Me llamó mucho la atención el abogado Emil Edwin Fuchs, nacido en Hamburgo, Alemania el 17 de Abril de 1878. Estudió en Estados Unidos y se recibió de abogado, Trabajaba para los Gigantes de Nueva York, precisamente como abogado y compró los Bravos de Boston. Veía como hombres de negocios, compraban equipos de béisbol y sin ponerse el uniforme, manejaban desde el dugout, vestidos de traje.


Cuando tomó las riendas de los Bravos de Boston, dijo que para ser manager, no se necesitaba masticar tabaco y hablar por un lado de la boca, así que tomó las riendas del equipo en 1929, donde los Bravos un año antes había terminado en penúltimo lugar. Esa temporada de 1928, manejaron al equipo Jack Stanley que tuvo 11-20 y más tarde le dieron las riendas a un conocido pelotero estrella de nombre Rogers Hornsby, que estuvo peor con 39-83 y solo superaron a los Filis, que fueron los ocupantes del sótano.

 

Emil, había jugado de catcher en su juventud y dijo que con esa experiencia, le servía para manejar un equipo de Ligas Mayores. Los jugadores pronto se dieron cuenta de las deficiencias que presentaba el abogado y por lo general, aceptaron las indicaciones del coach de tercera base que fue Johnny Evers. No pasó mucho tiempo de que todo Boston se riera de las "señales cómicas de Fuchs". Cuando el parador en corto Walter "Rabbit" Maranville, le sugiere a Fuchs que ordenara un squeeze play, durante un juego cerrado. Fuchs, respondió "no haré nada por el estilo. Ganaremos este juego honorablemente o no lo haremos en absoluto". En otra ocasión el coach de tercera, Johnny Evers, detuvo el juego y se fue al dugout, donde Fuchs estaba contando una historia a sus jugadores. "el conteo era de 3-1 del bateador y Evers le preguntó a Fuchs: que quiere que haga. El Juez interrumpió su historia el tiempo suficiente para decir: "dile que pegue jonrón". En una rara ocasión que los Bravos tenían una ventaja sólida, el jefe y manager, estaba desenredando un hilo largo a sus calentadores de bancos. Cinco minutos más tarde el lanzador Art Delaney, que estaba sentado en el dugout, interrumpió a Fuchs. "Oye Juez, han empatado el marcador, las bases están llenas y nadie calienta, Así que es mejor preparar a otro lanzador. "Oh sí", dijo Fuchs, un poco irritado por la interrupción. "Corre hasta el bullpen, Art, y calienta el brazo, te contare el resto de la historia, cuando regresemos.

 

Fuchs, no tuvo mucho éxito como manager, ni en la oficina. Durante 13 años como dueño de los Bravos, terminaron en la segunda división en 11 ocasiones. Fuchs estuvo a punto de enviar a sus socios a un ataque de apoplejía , cuando propuso convertir el estadio de los Bravos, en carreras de perros. La protesta fue lo suficientemente fuerte como para que reconsiderara. Así que Fuchs, entró de millonario al béisbol y por poco termina en bancarrota. Fuchs dijo que perdió más de un millón de dólares en su aventura en el béisbol de grandes ligas, pero que no se arrepentía, pero en cambio los aficionados de Boston, estaban contentos por su salida del béisbol. Vendió el equipo a Charles Adams el 31 de Julio de 1935 y después regresó a su carrera de abogado. Murió el 5 de Diciembre de 1961...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.