"Estrellas Del Béisbol" de Héctor Barrios Fernández

                                              PRIMERA SERIE DE POSTEMPORADA PARTE 2

                                                           Por Héctor Barrios Fernández

NOTA: Antes de continuar esta lectura, le recomiendo leer primero la parte uno.


Los tres juegos fueron jugados en el Polo Grounds de New York y la Serie fue jugada bajo las reglas de la American Association. En esos días, los equipos típicamente usaban sólo un lanzador durante toda la temporada y en 1884 la “Serie Mundial” vio el enfrentamiento entre el futuro miembro del Salón de la Fama Charles “Old Hoss” Radbourn de los Grises de Providence contra Tim Keefe de los Mets de New York. Radbourn ganador de 59 juegos esa temporada, llevó a los Grises a la victoria en los primeros dos enfrentamientos. Los dos triunfos aseguraban la Serie para Providence, pero los equipos de cualquier manera jugaron un tercer juego, esperando generar ganancias adicionales en la taquilla. Con una asistencia calculada en 300 personas, Providence estaba ganando 12-2 antes de que el juego fuera suspendido después de seis innings debido al clima congelante en ese momento. Como dato curioso y destacado, Keefe sirvió como umpire en el tercer juego de esa serie.

 

El “Sporting Life” reportó al siguiente día, “La larga duda sobre la superioridad entre los equipos de la Liga Nacional y la American Association ha sido finalmente despejada por la Serie efectuada entre los equipos campeones de las respectivas organizaciones. Los Grises de Providence y los Metropolitanos, compitieron en New York la semana pasada por el campeonato mundial... y el resultado claramente señala al equipo de Providence ‘Campeones del Mundo’.”

 

Aunque la Serie mantuvo un estatus no oficial y la asistencia había sido escasa, las Series de postemporada entre las dos ligas continuaron por seis temporadas más. Los Cafés de San Luis representaron a la American Association en cada una de las siguientes cuatro temporadas, las cuales fueron contra los Medias Blancas de Chicago en 1885 y 1886, los Wolverines de Detroit en 1887 y los Gigantes de New York en 1888. San Luis se alzó con el triunfo solamente en una de ellas que fue la de 1886, aunque la Serie de 1885 fue altamente disputada.

 

Después de empatar 5-5 en el juego inicial en Chicago, los Cafés se marcharon del campo sumamente enojados durante el segundo juego en protesta contra una decisión del umpire. Los Medias Blancas ganaron ese juego por “forfeit.”

 

San Luis ganó los siguientes dos juegos en casa y Chicago los juegos 5 y 6, jugados en Pittsburgh y Cincinnati respectivamente.

 

Cuando los Cafés ganaron el séptimo y último juego, decidieron ignorar el forfeit del juego 2 y reclamaron triunfo de la Serie, pero nunca recibieron la corona de ganadores. La Serie pasó a la historia como un empate 3-3-1.

 

Después de la única Serie ganada por la Association en siete años de competencia en 1886, San Luis se enfrentó a Detroit en una Serie a 15 juegos en 1887. Los juegos fueron jugados en 10 diferentes ciudades durante el curso de 16 días.

 

Los Wolverines aseguraron la Serie en el juego 11, sin embargo los equipos jugaron el resto de los juegos. Detroit ganó 10 por 5 de San Luis. A Detroit le fue otorgada la “Copa Dauvray,” un trofeo donado por la actriz Helen Dauvray, esposa de la estrella de los Gigantes John Montgomery Ward.

 

Cada uno de los miembros de los Wolverines también recibió la medalla Dauvray.

 

La Copa Dauvray fue entregada al ganador de la Serie por los siguientes tres años, tanto a equipos de la American Association como de la Liga Nacional.

 

Los Gigantes de New York ganaron en forma consecutiva los torneos de 1888 y 1889. Primeramente fundados como los Gothams en 1883, los Gigantes fueron liderados por Jim Mutrie, el ex manejador de los Metropolitanos en la American Association. Mutrie había sido cambiado a la escuadra de New York en 1885 por John Day quien era dueño de los equipos en ambas ligas. Viendo el gran potencial de su equipo de la Liga Nacional, Day cambió a Mutrie y a algunos otros jugadores estrellas de los Metropolitanos a los Gigantes, antes que el equipo desapareciera de la American Association en 1887.

 

Entre los lanzadores cambiados de los Mets a los Gigantes estaba Tim Keefe, ganador de 35 juegos en 1888. Él tuvo 4 ganados por 0 perdidos contra los Medias Cafés en la Serie Mundial.

 

Los Gigantes de New York regresaron a la Serie Mundial en 1889 y se inició una rivalidad que aún perdura en nuestros días. Los Gigantes se enfrentaron a los campeones de la American Association, los Bridegrooms (Novios) de Brooklyn, actuales Dodgers y ganaron la Serie pactada a 11 juegos, el primero que ganara 6 y los Gigantes ganaron 6-3, repitiendo como campeones.

 

Al terminar esa temporada los Novios abandonaron la American Association y a partir de 1890 participaron como miembros de la Liga Nacional. Ganaron el campeonato en su primera temporada en la Liga Nacional y se enfrentaron a los campeones de la American Association, los Coroneles de Louisville, en la que sería la última serie interligas entre equipos de la Liga Nacional y la American Association, los Novios (Dodgers) y los Coroneles empataron dicha Serie con tres ganados para cada uno con un empate.

 

Al comenzar la temporada de 1891, la Liga Nacional ya le había quitado cuatro equipos a la American Association, Pittsburgh, Cleveland, Cincinnati y Brooklyn. Después de 10 años como los grandes competidores de la Liga Nacional, la American Association había perdido el gas. Los campeones de la Liga Nacional, los Medias Rojas de Boston, rechazaron jugar con los campeones de la American Association, sus vecinos los Rojos de Boston en 1891, no queriendo dar mayor legitimidad a su liga rival. Después de esa temporada, la American Association dejó de existir como una entidad independiente. Cuatro equipos saltaron a la Liga Nacional y crearon una liga de 12 equipos, una que adoptó la modalidad de la American Association al permitir a los equipos la venta de alcohol en los parques y jugar los domingos.

 

La Liga Nacional instituyó una Serie de postemporada con los dos finalistas de su torneo en 1892, un concepto revivido con la Copa Temple entre 1894 a 1897 y la Copa Chronicle-Telegraph en 1900.

 

Pero la Serie Mundial de 1890 entre la Liga Nacional y la American Association marcaron las última serie interligas hasta que la Liga Nacional aceptó a la nueva Liga Americana para que realizaran en 1903 el llamado Clásico de Otoño.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.