"El Gran Ichiro" Colaboración Especial de Patty War

(CDMX, 07/08/2018) Hay peloteros que tienen números extraordinarios, que en lo individual tienen grandes logros a la defensiva y a la ofensiva, pero que por estar en un equipo que no es ganador, tienen pocas posibilidades de portar un anillo de Serie Mundial. Tal es el caso de un jugador que llegó a las ligas mayores a los 27 años de edad y que desde hace 17 años ha sido una muestra de lo que debe ser un pelotero clutch, el primer jugador de posición nipón de la historia, Ichiro Suzuki.



Novato del año de la Liga Americana, jugador más valioso, dos veces campeón de bateo, diez guantes de oro, tres bates de plata, diez apariciones en el Juego de Estrellas, jugador más valioso del juego de estrellas, siete años en primer lugar de hits conectados, campeón de bases robadas, diez años consecutivos conectando más de doscientos hits... pero ninguna participación en Serie Mundial.

 

Cuando en el 2011 le preguntaron a Suzuki sobre su cambio de equipo, unos Marineros de Seattle que eran el último lugar de la división oeste de la Liga Americana, que nunca han contendido una Serie Mundial y que no han estado en postemporada desde hace quince años, a los Yankees de Nueva York, que han participado en 40 Series Mundiales, ganado 27 y que en el momento del cambio de Ichiro, solamente había faltado a una postemporada en 21 años, simplemente repitió la frase del legendario Lou Gehrig: “Me siento el hombre más afortunado de la faz de la Tierra.”

 

Lamentablemente Ichiro llegó al Bronx en una época particularmente mala del equipo y no pudo hacer realidad su sueño de llegar a una Serie Mundial con los Yankees. En 2015 fue enviado a los Marlins de Miami con un sueldo que no es ni la mitad de lo que ganaba en su año de novato con los Mariners, $3.2 millones de USD, que no están mal para usted o para mí, pero estamos hablando de un Salón de la Fama seguro.

 

Ciertamente, Ichiro (a sus 44 años) no tiene las mismas facultades que cuando llegó a los Estados Unidos, pero el 8 de agosto de 2016, en la parte alta de la octava entrada en un juego contra los Rockies de Colorado conectó un triple que lo catapultó a la grandeza beisbolera. El nipón está entre los únicos treinta peloteros de toda la historia que cuentan con 3,000 hits o más. Lo logró en solamente 16 años de carrera en MLB.

 

Se une así a Pete Rose, Willie Mays, Roberto Clemente, Ty Cobb, Honus Wagner, Wade Boggs, Craig Biggio, Derek Jeter, Paul Molitor, Hank Aaron y a otros diecinueve grandes.

 

Hoy se anunció que regresará a Seattle a jugar su décimo octava temporada con un contrato por un año de $1 millón de USD y de ahí, no lo dude usted, a Cooperstown en su primera aparición en boleta.

 

¿Usted qué opina? @afi_escarlata



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.