"De Pisa y Corre" de Juan Carlos Torres

Bastantes cambios que se dieron en tan poco tiempo en LMB, vámonos por partes, el caso Tigres fue algo muy bueno el hecho de que el Carlos Peralta se decidiera a vender al equipo con todo y el nombre, ya que es una de las novenas de más tradición de la pelota azteca, aunque era una lástima el ver que al dueño poco le importaba el equipo.



Se comenta que Fernando Valenzuela compró a los Tigres, la verdad yo lo dudo, que sea una figura que esté dando su apoyo, si lo creo, pero no creo que esté tan interesado en invertir, es cronista de Dodgers así que tampoco crea que vaya a estar todos los días en el parque de pelota, algo que si es más creíble es que sea un “prestanombres” para ocultar que el equipo sea de Gobierno del Estado (otra vez) aunque eso ya es harina de otro costal.


Aquí lo importante es que la tradición del equipo que nació campeón sigue vigente, quizás con mucho menos presupuesto, pero casi puedo estar seguro que muchos de los aficionados preferirían el tener un equipo con pocas figuras a ya no tener equipo, uno de los simpatizantes de los felinos días atrás comentaba sobre la desaparición de la novena: “ya murió mi madre, mi padre y ahora una parte importante de mí también ha muerto”, ahora vaya que es diferente hasta su semblante.


Otro de los que tuvo que buscar otra parte que invirtiera en la pelota fue el Ing. Pepe Maiz que desde hace varios años pocas personas lo escuchaban, el domingo por la noche, cosa que es extraña dada la relevancia del anuncio, la oficina de prensa del club regio anunciaba que Multimedios compraba el 50% de sus acciones, aunque algunos dicen que la venta de un porcentaje del equipo ya estaba más cantado que las canciones de José Alfredo Jiménez en una noche tequilera.
Si usted no conoce Multimedios, es una cadena regiomontana que tiene contenidos altos y bajos (la gran mayoría), algunos contenidos llegan a ser serios, sobre todo en la plataforma de Milenio, pero son más identificados con programas que poco tienen que ver con el interés de una persona medianamente culta ofreciendo programas que son inclusive peores que los de Televisa y TV Azteca juntos (y vaya que eso es decir mucho), sin embargo, lo curioso del caso es que tienen buenos niveles de ratings en estos programas además de vender bastante publicidad.
Tras un día y medio de esta noticia, todos los programas televisivos del canal principal anunciaban que “Todos Somos Sultanes” saliendo con jerseys, haciendo concursos de beis y aunque algunos no saben ni qué es un cátcher o el nombre de la mascota del equipo, todos coincidían en que era una gran noticia, aunque algunos dejaban ver ciertos comentarios que decían “ahora sí les vamos a llenar el estadio” palabras más, palabras menos.


Ojalá que sean capaces de cumplir estas palabras, y lo digo de verdad, el béisbol es uno de los espectáculos más caros, básicamente porque se juegan aproximadamente 55 partidos en casa, a eso súmele que ya no estamos en los 40’s y se compite con una gran oferta de espectáculos y actividades que se pueden disfrutar, mucho se ha quejado la afición a la pelota (no importa de dónde sea) el poco espacio que se tiene para este deporte, esta puede ser una buena opción para que se tenga una mayor difusión.


En redes sociales, la opinión de la gran mayoría de las personas que son seguidoras de los Sultanes expresaban un gran descontento y decepción por la compra, sobre todo por ver si no empiezan a “hacer sus payasadas” tales como lo hace este grupo en varios de sus programas o que se “acorriente” el ambiente en el parque sobre todo con aficionados de moda.


La realidad es que el béisbol necesita también de esos aficionados de moda, el venderles la idea de ir es bueno, si logras llenar varias butacas con estos aficionados, sino este jueguito no es ni siquiera con pérdidas no tan altas.


El tener un público “culto en pelota” es poco viable, incluso en Grandes Ligas, en los juegos que pude ir al Dodger Stadium me tocó estar con bastantes personas que ni enteradas de lo que acontecía en el diamante hasta que otros gritaban ellos lo imitaban, pero con boleto, alimentos, bebidas y souvernirs pagados dudo mucho que el que no fueran unos eruditos en la materia le molestara a la directiva.


Pocos llegan sabiendo cómo se juega, pero se va aprendiendo poco a poco, tanto con la ayuda de otros aficionados, como escuchando, viendo y leyendo crónicas del juego, ya aprenderán, un vecino me comentó en una ocasión “oye fui a Monterrey el fin de semana, me llevaron a un juego de Sultanes, no entendí ni madres pero me gustó, me la pasé bien y quiero volver a ir”, ojalá esto se pueda repetir.


Para concluir ahora que hablamos de Sultanes, una lástima que hayan tenido que prestar a Heber Gómez a los Saraperos de Saltillo, uno de los ídolos de la novena, se entiende la parte del relevo generacional pero creo le puede dar mucho mayor profundidad al infield, sobre todo esperando a analizar cómo regrese Walter Ibarra y que aún puede dar más que un Carlos Orrantia, si es que éste se queda con el equipo.


Esperamos sus comentarios, estamos a la orden en el twitter @JKrlos_Torres y el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. de antemano gracias por el tiempo dedicado para leernos, aunque sea... De pisa y corre.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.