Los Toros de Tijuana y LMB

Fueron muchos años de espera para que la plaza de Tijuana pudiera tener de nuevo con un equipo de beisbol profesional, dígase Liga Mexicana del Pacifico y ahora la Liga Mexicana de Beisbol.



Los tijuanenses le tienen que agradecer a la directiva de los Petroleros de Minatitlán, los cuales vendieron la franquicia y está en automático se mudó hasta esa ciudad fronteriza en donde muchos le dicen: el sitio donde empieza la patria mexicana.


Y tal fue la algarabía para que Tijuana tuvieran otra vez un equipo de primer nivel, que la directiva que encabeza uno de los hermanos Uribe Maytorena fue echarse a cuestas todos los vuelos en avión de los equipos rivales al menos por esta temporada que está a punto de iniciar. Es mucha lana la que tendrán que erogar por puros boletos de avión para 18 a 20 personas por cada serie de cada equipo rival que vaya a jugar al estadio Gasmart, pero todo vale la pena con tal de estar de nuevo en una de las dos mejores ligas de beisbol de este país.


Si mi memoria no me falla, la ciudad de Tijuana se quedó sin plaza de la LMP allá por la campaña de 1990-91. En aquella época jugaban con ellos peloteros que a lo mejor les suenan: Vinicio Castilla, Luis González, Eduardo Jiménez, entre otros. Fueron muchos años de lucha por regresar a ese circuito, pero al no abrirse una puerta de la misma LMP, los directivos de los ahora llamado Toros estuvieron a la espera de una oportunidad que en este caso les fue dada por la LMB, quien está en busca de mejorar plazas para hacer más fuerte este circuito de verano.


Tijuana, es una ciudad deportiva: desde hace pocos años cuentan con un equipo de la primera división del futbol mexicano e incluso ya fueron campeones. Pero no obstante con eso, siempre ha sido un sitio en donde el beisbol sigue siendo el deporte favorito. Durante todos esos años sin beisbol de primer nivel, los aficionados se tuvieron que conformar con los Padres de San Diego en la MLB o los Águilas de Mexicali por la cercanía con la LMP y porque, no, hasta con los Xolos de Tijuana en el futbol mexicano.


Desde ahorita se puede asegurar el éxito económico en la taquilla de esta nueva franquicia en la LMB ya que en torneos anteriores en esa ciudad como la Liga Norte de Beisbol, el parque Gasmart siempre presentó llenos importantes.


Aunado al hecho de la llegada de esta nueva organización a la Liga Mexicana de Beisbol para esta naciente temporada, precisamente su directiva que encabeza el señor Plinio Escalante han anunciado que la meta que tienen para este año es poder llegar a los 5 millones de aficionados.


La meta no luce bastante descabellada tomando en cuenta que el año pasado rebasaron los 4 millones de aficionados con boleto pagado sumando todos los equipos y más si ahora se unirá la ciudad de Tijuana, la cual únicamente en su participación en la Liga Norte de Beisbol metieron por juego a más de 10 mil personas.


El tema de los aficionados es un aspecto que toda liga debe tomar en cuenta ya que gran parte de los ingresos de los clubes provienen de ese concepto. Hay otros temas en los cuales también esa liga de verano quiere poner mucha atención y sobre todo mejorarlos: reducir el tiempo promedio de los juegos a menos de 2 horas con 50 minutos, lo cual luce bastante bien y un tema relacionado con la salud será el control férreo de las pruebas antidopaje.


Al concluir la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol de este 2014 podremos hacer un análisis de si se pudieron cumplir las metas planteadas. El trabajar en base a metas habla bien de una empresa que en este caso se llama Liga Mexicana de Beisbol. Aquí en el Pacifico sus autoridades tampoco se han quedado dormidas y poco a poco han estado mejorando algunas situaciones anómalas. Quizás lo que queda pendiente en el invierno es el tema de una probable expansión de equipos y si ante el hecho que Tijuana ya tiene una plaza en la LMB, podrían también tenerla al mismo tiempo en la LMP? Se imaginan que esa ciudad tenga beisbol profesional prácticamente todo el año?



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.