"Hoy en día asistir a un juego de béisbol sale muy caro"

El beisbol como espectáculo ya dejo de serlo y más si quieres estar en un estadio para presenciar de ese deporte ahí a escasos metros del campo.



Esto que comentó no es ningún secreto ni mucho menos trato de descubrir el hilo negro de este negocio que es el beisbol en México, porque a pesar de todo lo que se diga que el aficionado no llena los estadios dentro de esos inmuebles pareciera que todos los que acuden hoy en día tienen que llenar bastante dinero en sus bolsillos.


El fin de semana estuvimos presenciando en familia un juego en el Estadio Sonora entre Naranjeros vs Venados y la verdad es que si no fuese sido porque entramos con boletos que me regalaron fácilmente se me va lo que tenía destinado para comprar el mandado en esas 3 horas y media que estuvimos en ese parque.


Y lo peor del caso es que todo lo que te venden dentro del estadio es lo más chico que haya en el mercado pero eso sí, en los precios son como si fueran combo o tamaño jumbo. Todo es carísimo, todo.


Usted podrá decir: es mi dinero, yo voy porque tengo y puedo y está bien, cada quien hace con su dinero lo que le da la gana y se lo gasta en lo que quiera, pero si hacemos un recuento te das cuenta como el negocio ya sobrepaso el espectáculo en sí. En pocas palabras si usted es pobretón o gana muy poco entonces se perderá de poder ir a ese estadio a ver su equipo favorito en este caso los Naranjeros de Hermosillo.


Cervezas que no llenan ni la mitad del vaso 30 pesos, sodas de esas microscópicas en 15 pesos, unas palomitas en 30, carne seca 50, comida ya más elaborada no bajaba de 80 pesos, en síntesis todo está al doble o triple de lo que uno puede gastar por fuera de ese lugar. Y lo peor del caso es que nadie pude hacer nada ante esa escalada de precios. Si la Profeco no sirve para nada, menos lo puede hacer dentro de ese inmueble.


Tengo entendido que el equipo de Naranjeros es el que tiene los precios más elevados en cuanto al costo de las entradas. Lo bueno para la organización es que además que el año pasado estrenaron parque fueron campeones y toda la temporada tuvieron excelentes entradas por lo que el negocio fue redondo a la cuarta potencia. Y es lógico porque el equipo respondió y obviamente el aficionado sin importar lo que tuviera que gastar.


El ver un Estadio Sonora siempre con muy buenas entradas, es donde nos damos cuenta que en Hermosillo hay lana y eso es bueno en materia económica y de percepción salarial porque todos queremos ganar bien y gastarlo obviamente en cosas que necesitamos o en gustos como la afición a ese espectáculo, pero honestamente de eso se valen las directivas para amasar grandes cantidades de millones de pesos a costillas de nosotros.


Simplemente si una familia quiere ir a ver un juego a ese estadio en lo que son entradas, alimentos, cerveza, chucherías, souvenirs fácilmente se le pueden ir arriba de mil pesos. A lo mejor mucho eso es lo que ganan en una semana de trabajo pero con tal de llevar a los niños, esposa y demás al estadio pues se avienta el trompo aunque se quede sin comer al otro día.


Para nadie es un secreto lo miserables que son los salarios en este país, por eso el pensar que una persona o una familia que no gana más de mil pesos a la semana, ya mejor prefiere ver el juego en su casa para no tener que gastar todo su salario en un rato y quedándose sin comer o pagar los servicios de su casa.


Por ejemplo a mí me gustaría ver que la directiva naranjera que pusiera camiones para llevar niños de alguna invasión o de colonias populares que no pueden ir hasta allá ni pagar un boleto o ya de jodido comprarse alguna comida mientras ve el juego de su equipo; simplemente revivir lo que hacían cuando estaban en el Héctor Espino, pareciera que el moverse a una zona nice ya dan por hecho que pueden cobrar todo como si estuvieran en Phoenix.


El beisbol es consumismo y a la vez un gran negocio y para muestra basta con ir al Estadio Sonora que dejando de lado lo económico es sin duda el mejor parque de pelota que hay en este país. A lo mejor por eso los señores Mazón creen que todo el que va a él ha de ser de su misma posición social en donde el dinero no es ningún problema.


Finalmente me quedo con el hecho que a pesar de que mi billetera se enflaco nomas de ir el sábado a un juego de beisbol, el aficionado de siempre seguirá acudiendo a ver a su equipo cueste lo que le cueste y están en todo su derecho pero lo que no se vale es que empresas que manejan ese deporte hagan su agosto a costa de nosotros y sobre todo que hayan perdido ese toque popular con el cual nació el rey de los deportes................................................................................



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.