Séptima Entrada

Septima Entrada

EMPATAN.- Vaya juego el que se agenció, de última hora, el equipo Sultanes cuando parecía que se llevaban en segundo descalabro a manos de los sorprendentes Guerreros de Oaxaca. Con dos fuera en la novena entrada, Agustín Murillo puso en órbita una pelota con uno en base para empatar en forma sensacional y dejar el escenario listo para que el cubano Félix Pérez con otro bambinazo, dejara en el terreno a las huestes de Sergio Omar Gastélum.



PODRÍA. El juego ganado por los regios, podría ser el que marque el rumbo de esta serie final, pues no es igual un 0-2 adverso para los Sultanes, que ir de visita estando 1-1 la entrevista. Habrá que ver cómo reaccionan los bélicos ante esta inesperada derrota que ya sentían tener en la bolsa. Pero el béisbol, usted lo sabe, tiene sorpresas al por mayor.


VALIOSO.- Oiga usted, qué jugador tan valioso sigue siendo Agustín Murillo en cualquier circuito, es decir, tanto en verano como en invierno. El guante del Guty es reconocido por propios y extraños. No hay encuentro donde no sobresalga con una excelente atajada. Y su bat es peligroso. Iba sin imparable en la final, pero su estacazo contó demasiado. Sin ese batazo, Sultanes estaría casi al borde del precipicio en estos momentos.


LLEGAN.- Reportan de la oficina de los Yaquis, que ya hicieron acto de presencia los elementos como el receptor José Heberto Félix y el serpentinero Gerardo Reyes. Con ellos, y la inminente llegada de otros importados, el equipo se ve cada vez más compacto. Será cuestión de días, creemos, para que se vean casi completos y se declaren listos para encarar la temporada que dentro de una semana, arranca.


TARDE.- Uno de los que llegará un poco tarde, hablando de los foráneos, será el japonés Tomo Otosaka, por el motivo de que su equipo, allá en su país, está en postemporada y tal vez se tarde un poco en desocuparse. Y probablemente se tome un descanso merecido antes de emprender el vuelo a estas tierras. La afición espera otra buena temporada, y ahora sí completa, de este oriental elemento que cayó parado hace un año.


CERRADOR.- Nos reportan que el probable cerrador de Yaquis, será el importado Dustin Antolin por lo que la venida del panameño Manny Acosta que fue el mejor a nivel liga en ese departamento hace un año, no entra en los planes. Acosta, creemos, podría ser llamado por otro equipo de LMP, pues es un pitcher que ya no tiene aspiraciones de regresar a MLB.


PREPARADOR.- Y también, probablemente, el preparador de los Yaquis sea el que anunciaron hace par de días, Kyle Bird. El zurdo Ronald Kyle trae bastante experiencia trabajando en el bullpen y aquí podría ser aprovechado por el alto mando Óscar Robles que ya está muy atento observando a los jugadores en su estancia por Arizona donde hoy jugarán ante Cañeros de Los Mochis.


BIEN.- La llegada de Gerardo Reyes, es, sin lugar a dudas, una buena noticia para los seguidores del equipo de Ciudad Obregón. El nativo de Ciudad Victoria, Tamaulipas, y de 25 años, es un prospecto de Padres de San Diego y terminó su trabajo recientemente en la principal sucursal de los Frailes y lanzando rectas hasta de 97 millas. Ya veremos si Reyes viene o no condicionado por Padres.


MEJOR.- De no venir condicionado, cosa que dudamos, el tamaulipeco podría ser preparador o hasta cerrador del equipo. Y de quedar bien, posiblemente hasta le abra más la puerta para una eventual llegada a MLB con el equipo de San Diego. Reyes es controlado y con su excelente velocidad, podrían convertirlo en un buen apaga fuegos. El tiempo lo diría.


TITULAR.- A pesar de contar con un receptor tal vez con un poco más de experiencia en la persona de Armando Araiza, José Heberto Félix podría comerle el mandado y adueñarse de la titularidad de esa posición. El receptor nacido en Guasave, ha mejorado bastante en su juego, tanto a la defensiva como a la ofensiva y como viene con la moral muy en alto por las temporadas que vivió este año con Monclova, podría seguir de paso aquí.


MEJORÓ.- Félix Fong bateó, en las dos temporadas del béisbol de verano, muy por encima de la cifra mágica. En la primera, su ofensiva fue de .395, mientras que en la segunda, un aceptable .329. Y lo más importante para él, es que su defensiva también estuvo creciendo y eso es algo que deberá enseñar el invierno que viene por el bien del propio jugador y del equipo, evidentemente. Por lo pronto, él deberá ser el titular en las primeras series.


¡¡BUDNOS DÍAS!!


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.