Séptima Entrada

Septima Entrada

A LA CARGA.- El NEY, (nuevo estado de Yaquis), lleva dos temporadas vividas siendo la casa de los Yaquis. Y nada agradable, para el aficionado por supuesto, ha dejado pues el equipo, por una causa u otra, no ha respondido a las expectativas. Ha fallado ante el desencanto y decepción de sus miles de seguidores, pero están esperado que sus directivos saquen la casta y armen un equipo que no solamente salga a jugar sino a competir en verdad.



LA TAREA.- Viendo lo anterior, René Arturo Rodríguez y compañía, están con la obligación de presentar un equipo como en los años pasados cuando dieron la nota grande que usted y todos sabemos. Pero a partir de ahí, han caído en tremendo bache que no encuentran el camino para salir de él. Una tarea que no es fácil, pero queriendo, pueden conseguirlo. Tienen la experiencia de otros años. Saben bien la fórmula del éxito.
SE SABE.- Llevar un buen número de aficionados a un estadio, es cosa, aparentemente, sencilla, pero a la vez no. La mejor promoción, siempre lo hemos dicho, es tener un equipo ganador. El buen aficionado es aquel sabe discernir que en este espectáculo se gana y se pierde. Sin embargo, a casi nadie, por no decir que a nadie, le gusta ir a ver a su equipo caer una y otra vez y sin posibilidades de estar en los juegos importantes que son los de postemporada.
TAL VEZ.- Los directivos actuales se convirtieron en dueños al dejar de pertenecer, la organización, a una empresa cervecera. Pero vivieron la experiencia del tricampeonato. Al estrenar estadio, tal vez, sí, tal vez pensaron que con ese hecho, el aficionado se iba a volcar y llenar el inmueble. No fue así, salvo las dos jornadas inaugurales, las entradas en los demás juegos de rol regular, obviamente, han sido un fracaso.
OBLIGADOS.- Por todo eso, ya saben perfectamente que no tienen otro camino que mejorar el espectáculo con jugadores importantes. El buen aficionado, y de esos abundan en la región, sabe que hay veces que el béisbol es caprichoso y no se ganan los títulos en el escritorio. Pero sí ayuda bastante. Y el mismo aficionado, que hay miles que siguen a esta tribu, sabe cuándo le ofrecen un suculento platillo. Igual cuando observan que no hay equipo para competir.
DEBEN.- Por lo tanto, la tarea principal en estos días, es trabajar para hacer que el buen aficionado regrese a ver los juegos de Yaquis. Hay quien dice que por lo grande del estadio NEY, se ven pocos aficionados. No, no es eso, la realidad es que la mala marcha del equipo y otros factores, han obligado a los seguidores, a ver los juegos en casa y frente al televisor.
LEJOS.- Muchos se quejan que el nuevo estadio lo construyeron muy lejos, fuera de la ciudad donde no hay rutas de camiones como los tenían en el TOG. No todos tienen automóvil para desplazarse hasta el parque. No todos pueden asistir a la mayoría de los encuentros celebrados en Ciudad Obregón. Y menos los seguidores que abundan en otras partes como comisarías y delegaciones.
CARO.- Otros se quejan de las vendimias que existen dentro del inmueble que son muy caras. Ya no existen, tampoco, vendimias por fuera del estadio. Los que ofrecen sus ventas dentro del estadio, se quejan que les cobran demasiado por instalarse y no pueden, por ende, dar barato sus artículos. Tienen que ofertarlos en forma más elevada y es un círculo que no termina.
SÍ.- Dirán algunos que el estadio Sonora queda más lejos del centro en Hermosillo y seguido registra grandes llenos. Sí, pero la economía en la capital sonorense, es distinta a la de Ciudad Obregón. El circulante es mayor allá que en la antigua Cajeme y eso origina que se pueda asistir con mayor frecuencia a ver a Naranjeros y equipos que visitan el Sonora.
POR ESO.- Sí, por eso insistimos que los directivos tienen la enorme tarea de hacer regresar a los juegos de los Yaquis, a sus miles de seguidores. Y, repetimos, será una tarea de titanes conseguirlo. El aficionado quiere ver claro. Quiere ver una cuota de extranjeros que denoten calidad y también quiere ver a unos Yaquis que estén de nuevo en los primeros planos. ¿Es mucho pedir?. Creemos que no. Es cuestión que sus directivos le inyecten recursos al equipo. Recursos que no se han visto desde que están en el NEY. De esa forma podrían ponerse a la par con equipos que se están armando. Venados, Naranjeros, Tomateros y otros que pudieran dar la sorpresa. Ya veremos.
¡¡BUENOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.