Séptima Entrada

Septima Entrada

SE ACABÓ.- La paciencia de Mets, con el mexicano Adrián González, llegó a su fin casi a la media noche del domingo pasado y el “Titán” ha quedado desligado de este que parece ser el último equipo en MLB. Algo le notaron a Adrián, Tal vez su swing ya no sea tan rápido como antes por la supuesta lesión que padece en la espalda baja y que no ha querido operarse. Y eso provoca, también, que su cadera no gire adecuadamente.



¿ADIÓS?.- Lo anterior puede provocar que Adrián decida, de una vez, retirarse de los diamantes que le dieron fama y fortuna en sus 18 años que duró siendo todo un profesional y dando lo mejor que tenía. Pensar que otro equipo lo pretenda, se antoja complicado. Defensivamente no aportaría lo que se espera. Con el bat, por esa lesión, está impedido. Los números con Mets no fueron pésimos, tampoco les costaba caro tenerlo, pero es mejor probar prospectos que vienen empujando fuerte, para ver lo que poseen.
DIFÍCIL.- Pensar que pudiera una organización de LMB conseguir que reporte con alguien, la verdad lo vemos complicado. Sabemos que el “Titán” pocas veces visita México. Vaya, ni Tijuana. Todo eso por la inseguridad que reina en nuestro país. Sabe lo peligroso que resultaría exponerse, por la delincuencia organizada, y por ello prefiera no arriesgar.
TAMPOCO.- Y a pesar de haber jugado con Venados, hace tiempo, también vemos difícil que vuelva a reportar a estas alturas donde ya por su edad, le cuesta mucho ponerse en forma y hacer lo que demostró en su juventud. No, ya no tiene necesidad de arriesgar su salud al seguir tomando parte en equipos que no son de MLB.
YA.- De buena fuente nos enteramos, en una ocasión, que fue amenazado de muerte. Fueron los tiempos donde su señor padre, David González, traía un pleito legal por cuestiones de su Academia que posee en Tijuana que pretendía la venta de jugadores a organizaciones de MLB. Fue un escándalo que poco trascendió, que hasta el FBI intervino.
A CASA.- Seguramente Adrián ya se encuentra tranquilo en casa que adquirió hace unos años en el área de Los Ángeles. Una mansión que remodeló a su entero gusto para estar cerca de Dodgers cuando fue requerido por esta organización. En esa ocasión vendió una casa que tenía en San Diego. Tal vez ahora las cosas sucedan al revés, es decir, que venda la que tiene y adquiera otra en San Diego donde residen sus padres y sus hermanos.
SOORENSES.- Algo que ya se sabe, pero podemos repetirlo. Sus padres son sonorenses. Su padre nació en Navojoa, pero de corta edad llegó a Ciudad Obregón donde cursó estudios. Su señora madre es de Guaymas. Por eso, no obstante Adrián haber nacido en San Diego, siempre radicó su niñez y juventud en Tijuana. Y nuestra Constitución lo avala como mexicano.
OPORTUNIDAD.- A principios de este siglo, cuando Adrián pertenecía a Rangers de Texas, hubo una excelente oportunidad que Adrián, junto a su hermano Edgar que también llegó a jugar en el Big Show, jugara con Yaquis. Se ofrecieron jugar con un sueldo igual que el devengado por un importado en aquellos años, o sea nada de oneroso. Pero no hubo voluntad en las oficinas de Yaquis, que como pretexto dijeron que no hubo permiso de Texas. No les quedó de otra que jugar para Venados en el puerto. Allí sí consiguieron la anuencia.
DOS.- Por cierto, que ya estando con Venados, en su primera visita al TOG con los porteños, Adrián depositó dos pelotas detrás de la cerca, como en respuesta a la negativa de traerlo. Y en esos momentos, muchos aficionados cuestionaban el por qué no lo habían conseguido si se supo que pretendían jugar en la tierra donde su padre jugó béisbol amateur. No les tuvieron fe y seguramente después se arrepintieron demasiado tarde.
LEJOS.- Adrián, en estos momentos, no tiene la fuerza para demostrar el poder que enseñaba en sus buenos momentos. Como en la ocasión que en la Serie del Caribe de Mexicali 2009, puso a viajar tres pelotas en lo que fue el Nido de la frontera la casa de los Águilas. Un momento que disfrutamos los que estuvimos allí. El “Titán” iba con el campeón Venados que pelearon en grande el Clásico, pero Venezuela se lo adjudicó.
NI HABLAR.- Si ya no regresa al béisbol, Adrián González, dejará gratos recuerdos de lo que hizo, principalmente, en Ligas Mayores. Un jugador de lo más sano, igual que sus hermanos, todo un profesional, que supo cuidarse y se entregó para hacer una gran carrera y dejar gratos recuerdos entre la gran afición de nuestro país.
¡¡BUENOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.