Séptima Entrada

Septima Entrada

SLUMP.- Aunque hubo quien anticipó un eventual slump de Christian Villanueva, en verdad no debe extrañar que el que tuviera un espectacular inicio con nueve para la calle, ahora esté batallando para conectar bien. En sus recientes 35 turnos, el mexicano apenas llevaba un imparable. Eso ha originado que su promedio de bateo haya bajado, sin contar lo de ayer, a un .232.



PASA.- Eso de caer en slump, no debe extrañar. Le sucede hasta el mejor jugador de MLB. No hace mucho comentábamos el tremendo paso de Didí Gregorius que lo tenía peleando la triple corona ofensiva. El torpedero de Yankees ha caído en un bache que lo tenía hasta ayer seriamente preocupado. Su promedio de bateo bajó hasta .268, cuando estaba muy por encima de los trecientos.
OBVIO.- Es evidente que lo primero que le deben estar aconsejando al toletero de Jalisco, es que no pierda la calma a la hora de pararse en el pentágono. No es fácil cuando no se encuentra la fórmula para que los batazos caigan en terreno de nadie. Pero llegará el momento en que todo quede atrás y volvamos a ver al Villanueva que vimos cuando arrancaron las hostilidades en el Big Show.
MENOS.- Oiga usted, cada vez son menos los buenos brazos que existe en MLB. Era frecuente observar grandes brazos como los que tenían un Raúl Mondesí, de Dodgers, o Paul O’Neill, de Yankees, entre muchos otros, que algunos aficionados recordarán. Pero en la actualidad, se ven brazos de “corneta”. Brazos que no asustan a nadie, y que están identificados por los coach que son los que deciden enviar o no a los corredores en busca de una base extra.
AYER.- En el juego de ayer entre Yankees y Atléticos de Oakland, primero vimos un fly corto al izquierdo cuando Atléticos tenían las bases llenas contra Aroldis Chapman y un out. Sí, el veterano Brett Gardner tomó y lanzó al plato, retirando en ajustada jugada al corredor que trataba de anotar en pisa y corre. Un tiro que no fue de aire, al contrario, se vio sin fuerza aunque con dirección.
OTRO.- Y para ganar Yankees en la entrada once, un imparable al central con un corredor en segunda, pesado y todo, pero el patrullero de en medio, Mark Canha, aunque normalmente juega el derecho pero entró a ese sitio por Dustin Fowler, hizo un tiro pésimo, la verdad mal, de dos botes y muy abierto al home, cuando el imparable había sido corto. No, de plano, en MLB, no abundan los brazos potentes y precisos como antaño.
SIGUE.- Manny Machado sigue en su gran temporada jugando para Orioles de Baltimore. Y también sigue con posibilidades de pelear la triple corona de bateo pues es el mejor en producidas, en cuadrangulares y tercero en bateo, solamente nueve milésimas debajo de Mookie Betts que parece no aflojar su ritmo, tampoco. Veremos quien afloja primero.
CEDEN.- Sigue los Dodgers sin tomar un mejor ritmo ganador. Viendo la tabla, nos percatamos que están más cerca del sótano que ocupan los Padres de San Diego, que de los primeros sitios que tienen Rockies de Colorado y Gigantes de San Francisco. Falta mucho a la temporada regular, estamos de acuerdo, pero ya es hora que empiecen a apretar, 'pues de seguir rezagándose, más complicado les será ascender peldaños.
CORREOS.- A raíz del comentario que hicimos de un probable regreso del “maestro” Pablo Ortega a las filas de los Yaquis en LMP, fueron varios correos los que recibimos y un par de llamadas para preguntar, todos, si el derecho tamaulipeco no era de la bolsa de la liga, ya que estaban enterados que Naranjeros de allí lo habían obtenido y Yaquis les ganó el “jalón” hace casi un año
NO.- Cuando un elemento se encuentra en la bolsa de la liga por haber sido dejado fuera de roster por su antiguo equipo y nadie lo obtuvo en un draft, (es un ejemplo), queda supeditado a que un equipo, de los ocho, lo pida a la bolsa. Si eso ocurre, al término de la temporada, regresa a la citada bolsa. Pero si alguien lo selecciona en un draft, como fue el caso de Ortega, ya es de ese equipo si es que lo protege en el siguiente draft que normalmente son en julio. En caso de ser sacado del roster, regresa, una vez más, a la bolsa.
PRIMERO.- Cuando Yaquis seleccionó a Pablo Ortega hace diez meses en el draft de Hermosillo, lo hizo en su primera selección. Se manejó la versión que se lo había ganado a Naranjeros que lo tenía en sus planes por su buen trabajo de una temporada anterior. Pero se confiaron y no lo obtuvieron, a pesar que tuvieron mejores oportunidad que la tribu de Cajeme.
¡¡BUENOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.