Séptima Entrada

Septima Entrada

POLÉMICA.- Desde que Fernando Valenzuela triunfó en MLB desde el mismo arribo, se ha escuchado una polémica acerca de quién será el mejor pitcher mexicano de todos los tiempos entre el “Toro” y Vicente Romo. No hay comparación, cada quién en su época. Los dos fueron grandes en la loma de los disparos. Ambos llegaron al mejor béisbol del mundo, aunque el de Etchohuaquila con mejores números, por supuesto.



DISTINTO.- Pero es en cuanto a facultades, que es en realidad lo que los aficionados que en verdad conocen, discuten a menudo, es ahí donde surge la polémica. Vicente llegó, en el lejano año de 1968 a Dodgers, pasando después a Indios de Cleveland. Siguió a Medias Rojas de Boston, Medias Blancas de Chicago y Padres de San Diego, terminando en 1982 su estancia en MLB, con un regreso a Dodgers.


RECORD.- Romo Navarro dejó un record no muy rico en su carrera en el Big Show, 32 triunfos a cambio de 34 descalabros. Una efectividad de 3.36, que de ninguna manera es malo. Pero cuentan algunos allegados con los que hemos platicado en varias ocasiones, que de haber tenido los adelantos actuales, el nacido en Santa Rosalía, BC, radicado primero en Guaymas y actualmente en Ciudad Obregón, hubiera escrito mejores páginas por sus grandes facultades que tenía.
GRANDE.- No hay discusión, Fernando Valenzuela fue un grande. Llegó, vio y triunfó en MLB. Novato del Año, anillo de Serie Mundial en el año de su debut, ganador de un juego, ante Yankees, en ese Clásico de Otoño. Revolucionó el béisbol en Grandes Ligas. El aficionado de Estados Unidos estaba sentido con el béisbol y las entradas no eran grandes. La aparición del zurdo sonorense influyó mucho para que se reconciliaran aficionados y el deporte.
PREPARACIÓN.- Se sabe que la preparación forma parte fundamental en el desarrollo de un serpentinero. Tiempos traen tiempos. Fernando apareció cuando se preparaba mejor al pelotero. Tal vez si a Vicente Romo Navarro le hubiera tocado ser preparado adecuadamente, otra hubiera sido su historia. Insistimos, por facultades no paró, pero además se ocupan otros factores.
IMPORTANTE.- Cuando Valenzuela llegó a MLB, el bateador normalmente estaba acostumbrado a las poderosas rectas. Con su pitcheo rompiente, añadiendo el tirabuzón que aprendió muy rápido, el “Toro” causó estragos y esos pitcheos le ayudaron a ganar muchos juegos y por blanqueadas. Claro, él puso su empeño y eso no debe pasar desapercibido.
EN TODO.- Vicente Romo no pudo explotar sus tremendos dotes que la naturaleza le brindó. De haberlo hecho, tal vez, sí, tal vez, otra sería su historia. Pero no pocos, hablando de los aficionados de hace años, estarán de acuerdo que en verdad Romo no supo aprovechar las grandes facultades con las que nació, por lo que usted guste o mande.
HOY.- Y si nos inclinamos para hablar de Vicente Romo en esta ocasión, es que el adoptado obregonense llega hoy a la edad de 75 años, lo celebrará trabajando en LNM actuando como coach del equipo de Puerto Peñasco. Felicidades al gran “Huevo” que dejó muchos records en LMP y LMB. Records que tardarán muchos años en ser alcanzados o superados. Un ganador nato en verdad. Novato del Año en LMP, parte del primer no hit no run en este béisbol, uno de los tres pitchers con Juego Perfecto en invierno, el más ganador tanto en verano como en invierno. Larga vida Vicente.
NADA.- Ayer Medias Blancas de Chicago se impuso en cerrado duelo a Tampa Bay, 2-1. Se suponía que el mexicano Joakim Soria iba a salir a tratar de preservar la victoria en la novena entrada. Pero el que apareció fue Nate Jones que consiguió su primer rescate. ¿Qué sucedería con el Látigo de Monclova?. Será interesante investigar porqué de su ausencia en la loma.
SENTADO.- En el encuentro de ayer de Padres de an Diego contra Rockie de Colorado, el manejador de los Frailes dejó en la banca a Christian Villanueva. Un día atrás el mexicano sí alineó y como sexto en el orden y se fue de 4-1 dejando su promedio en un .241. ¿Será un descanso obligado para que ponga en orden sus ideas?. No sería una decisión mala.
RAZÓN.- Aunque no llevan mal paso en eso de conectar cuadrangulares Giancarlo Stanton y Aaron Judge, la exígete afición de Nueva York ya empieza a desesperarse. Y más por los constantes ponches que está recibiendo el ex Marlins de Miami. Hay tiempo, y mucho, para que ambos empiecen a mejorar sus trabajos en el home, pero mientras, es algo normal el desespero. El pitcheo de enfrente, se esmera por no recibir daño.
¡¡BUENOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.