Séptima Entrada

Septima Entrada

DISCULPAS.- El Club Tomateros de Culiacán de inmediato tomó cartas en asunto de Benjamín Gil y sus señas obscenas, para ofrecer, como debe ser, disculpas al aficionado que se sintió ofendido por el exabrupto del estratega de los actuales


campeones y representantes de nuestro país en la justa que mañana inicia en Guadalajara ante grandes expectativas de éxito,
MOLESTOS.- Nos imaginamos que los directivos guindas, no obstante la alegría que les produce haber conseguido el banderín apenas el domingo pasado, no están a favor de su manejador por lo que están pensando hacerle una amonestación por sus extraños comportamientos que no van de acorde al sentir de la organización. Como lo señalaron, debe ser un ejemplo para la juventud y niñez, sobre todo. Hacen muy bien.
TAMBIÉN.- Otro que se siente molesto, entre algunos más, es el serpentinero Sergio Romo, que se quedó esperando la invitación para acudir al Clásico del Caribe, ya que, según sus palabras, le habían dicho que no se marchara de la Perla Tapatía porque sería un refuerzo del equipo campeón. Se sabe que el relevista de MLB, siente los colores patrios por eso quería ir al evento que mañana arranca en el Panamericano de Zapopan.
EXTRAÑO.- Insistimos, algo ha de haber sucedido, pero parece que había la consigna de no seleccionar a elementos de Charros. Quizás se fueron solamente por Gabriel Gutiérrez, porque no les quedaba de otra ya que Román Ali Solís no pudo acudir y tal vez Xorge Carrillo, receptor de Águilas, tiene compromiso también. De no ser por eso, ni a Gutiérrez invitan.
MOLESTIA.- ¿Será por alguna molestia que les causó que Charros les ganara cuatro juegos en la etapa de repesca y los dejara como el mejor perdedor?. No vemos otra, pues había elementos para seleccionar como Japhet Amador, Manny Rodríguez y dicen que hasta con Agustín Murillo la Liga ya había platicado. Siempre surgen inconformidades, no hay duda.
OTRO.- Uno más que se pensaba sería llamado, es Paúl León. Más si tomamos en cuenta que va un solo parador en corto en la persona de Issmael Salas. El de Magdalena, León, es un elemento que suele crecerse en juegos de presión. Eso ya lo ha demostrado y se vio mal que no lo invitaran. Ya tendrá oportunidad el parador en corto de Mayos, de acudir a un evento de esta envergadura.
LISTO.- Si alguien pensaba que Alfredo Amezaga sería dejado fuera, qué va. El “Fello” fue incluido en el grupo para estar, una vez más, defendiendo los colores patrios, aunque no sea titular. No podían dejarlo fuera, pues lo mismo cubre la segunda base que las paradas cortas y si hay necesidad de ir a un jardín, está puesto. Lo bueno de ser jugador versátil.
PREGUNTA.- Va a ser interesante peguntarle a Amezaga acerca de sus planes inmediatos. Es decir, si va a seguir jugando o de plano opta por el retiro como lo tenía contemplado hace unos meses. Aparte de ya contar con 40 años, el ex MLB ha batallado bastante con sus rodillas pues no ha logrado superar esas molestias. Ha llegado, incluso, a jugar infiltrado.
UNO MÁS.- Esteban Haro es otro que se había ilusionado con una eventual invitación. El derecho es un serpentinero de esos que sin muchos aspavientos, sabe responder al llamado de su manejador en situaciones comprometidas. Este relevista también podría haber recibido el llamado, pues no está por demás un relevo efectivo como el de él que con su sinker sabe salir de apuros obligando a los contrarios a rodar al cuadro.
EL TURNO.- En nuestro país no se anda con rodeos ni evitado a determinados equipos. Lo decimos porque en otras partes acostumbran que el anfitrión enfrente al seleccionado considerado menos peligroso para abrir la Serie del Caribe. Puerto Rico se alzó con el título en febrero de hace un año, pero los nuestros van de inmediato por ellos. Veremos pronto el resultado.
CON TODO.- Los nuestros, evidentemente, saldrán con todo en busca de demostrar que siguen siendo una potencia. Cosa que en el pasado no sucedía y lo consideraban el “patito feo” de la competencia. Y con sobrada razón, pues los últimos lugares eran normalmente para ellos, salvo excepciones que se veían cada diez años. Todo quedó atrás pues su primer banderín lo consiguieron en 1976, el segundo en 1986 y el tercero hasta 1996. Después, ya vinieron más seguidos.
DETELLOS.- Eran años en que pocos elementos aztecas sobresalían. Cómo olvidar esos años de Héctor Espino, Celerino Sánchez, Sergio “Kalimán” Robles. Todos de Naranjeros, pues eran tiempos en que este equipo se llevaba lo mejor de los prospectos sobresalientes.
¡¡BUENOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.