Séptima Entrada

Septima Entrada

AGUAS.- La situación de Águilas de Mexicali, independientemente de estar abajo en la serie semifinal ante Tomateros, es de cuidado. Eso de perder un jugador por enfermedad, y tener a otros con peligro de perder actividad en estos momentos, es de llamar la atención. Se dice que Yunieski Betancourt está fuera por una enfermedad que pudiera tener en contagio a algunos de sus compañeros. De ser así, hay que poner mucha atención. ¿Qué procedería?.



NUNCA.- Es que nunca se ha visto el caso de que un equipo tenga a varios de sus estrellas, impedidos de jugar y esto pudiera acontecerle a los Caballeros Águilas que buscan, para empezar, el bicampeonato. Habrá que esperar, por supuesto, el reporte del equipo que ayer se esperaba con ansias. Los fronterizos están con la situación complicada, pero sin estar fuera de posibilidad de no poder levantarse. Tienen con qué tener un regreso.
NO.- A estas alturas de la semifinal, ya muchos debieron percatarse que el instalar a un equipo como favorito en los pronósticos, es errar en ocasiones. Ni Águilas han pasado por encima de Tomateros, ni Mayos se ha visto muy superior a Charros al grado de que se hubiera agenciado los dos juegos en el Manuel “Ciclón” Echeverría.
FALTA.- Por supuesto que a esto le falta demasiado. Pero Mayos deberá sacar, de nuevo, esa casta que lo tiene en semifinales, y obtener buenos resultados en el Panamericano. Y Águilas deberá tener un regreso que en estos momentos muchos ponen en tela de duda y al menos conseguir par de triunfos del nuevo estadio de Tomateros. Habrá que verlos, obvio.
LO MEJOR.- Charros envió a un novato en el primer juego de la semifinal y perdieron. Mayos hizo lo propio en el segundo y también vino la derrota. Lo que esta tarde sigue es, en Guadalajara, un sensacional duelo de serpentina, o al menos eso se espera. Dos abridores Naranjeros van con la encomienda de poner arriba a su respectivo equipo. Sí, Barry Enright y Luis Alonso Mendoza, buscarán lo mismo: quedar bien y salir con al brazo en alto.
EN LA LONA.- En Culiacán la cosa es algo distinta. Águilas está obligado a sacar un triunfo si no quiere verse en la lona con un adverso 0-3. Un advero 0-3 que muy pocos pueden presumir en LMP. Primero Tomateros ante los mismos Águilas y Venados ante Mayos. Los primeros en una semifinal, los segundos en una final muy recordada.
CUENTA.- Desde que Yaquis obtuvo el bicampeonato, hemos insistido en que el béisbol se portó generoso con ellos. Aparte de que tenían estrellas en todas sus posiciones, que el béisbol les dio a raudales y que sus integrantes le echaron muchas ganas por la situación que usted guste, las lesiones y las enfermedades no les afectaron pues no las hubo de gravedad y eso es algo que pocos, tal vez, notaron en su momento.
POR ESO.- Es por ello que muchos saben que, conseguir un tricampeonato, no es cualquier cosa. Se necesitan conjugar varios factores y uno de ellos es estar saludables sobre todo en sus piezas principales. Nada está decidido aún, pero si los dirigidos por Pedro Meré quieren seguir sumando banderines, tienen que vencer algunas adversidades. La primera, las enfermedades y después a los equipos que tengan enfrente.
LA CULPA.- De una buena fuente, nos enteran que en la pasada reunión de prensa citada por los directivos de Ciudad Obregón, a la que asistieron elementos seleccionados exclusivamente por sus directivos, es decir, no a todos, se culpó a algunos integrantes de ser los causantes de ejercer presión y que se haya dado el canje de Daniel Castro y Rolando Valdez, a Mexicali por Emmanuel Ávila y Marco Duarte, donde perdieron de calle.
¿SERÁ?.- Ahora resulta que por opiniones de alguien que se dedica a escribir o comentar del equipo que de nuevo fracasó y dejó a sus seguidores sin béisbol en enero buscando ser protagonista, se dan canjes, por sus directivos, equivocados. Que lejos de parecer buscar equilibrio en su movimiento, pareció una venta disfrazada. No se puede culpar a la prensa de ejercer presión. No son unos improvisados ni llegaron a sus puestos hace poco tiempo.
YA.- Si la prensa ejerce presión, ya se hubiera ido más de uno de sus puestos, ¿no cree usted?. Por supuesto que sí. Hay que reconocer que los errores han estado a la orden del día de unos años a la fecha y extrañamente esto va en picada al grado que las deudas siguen apareciendo por todos lados. ¿O también es culpa de algunos de los encargados de escribir o de comentar?.
¡¡BUEOS DÍAS!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.