Séptima Entrada

Septima Entrada

EL SENTIR.- Sí que lo declarado por el serpentinero Dellin Betances está llamando la atención. De origen dominicano, pues sus padres nacieron allá, el lanzador se decidió a acudir a la invitación del seleccionado de la República Dominicana para asistir al CMB, y no para el seleccionado de los Estados Unidos, pues él es nacido en el área de Nueva York.



LAS PALABRAS.- Betances dijo: “los dominicanos nacemos donde nos da la gana”, para dejar en claro su sentir, pues por él corre sangra quisqueyana y no lo olvida a pesar de haber nacido en el país que lo pretendía llevar al Clásico donde República Dominicana busca avanzar a la final, lo mismo que Estados Unidos .Se siente dominicano.
DISTINTO.- Lo anterior hace que se venga el recuerdo de Alex Rodríguez, que años atrás fue invitado por los dominicanos, pues no obstante haber nacido en el área de Nueva York, el ahora retirado jugador que fue el mejor pagado en MLB, es hijo de dominicanos. Pero A-Rod desechó, en esa ocasión, la invitación aunque años después sí fue con ellos y participó en un juego antes de una lesión.
CRITICADO.- Por supuesto que Alex, fue muy criticado en aquel entonces por haberse decidido a ir con el seleccionado estaunidense y no con los de RD. Dejando en claro, también, que sentía más los colores de EU que los de RD. Fue su modo de pensar y aun así se le criticó fuerte pero a él poco le importó. Insistimos, después aceptó jugar con sus paisanos tal vez para remediar en algo el desaire que les hizo.
EN CAMBIO.- Otro caso de comentarse también sucedió recientemente. Nolan Arenado, estelar de los Rockies de Colorado, es de ascendencia cubana y boricua, aunque nacido en el área de California. Pero el jugador prefirió participar en el CMB para Estados Unidos aun sin recibir críticas. Es cuestión, sin duda, de criterios y de sentimientos. No hay de otra.
MERECE.- Lo anterior hace que ponderemos la actitud mostrada, por siempre, en el caso de Adrián González. El “Titán” nacido en el estado de California, Estados Unidos, es hijo de padres mexicanos, de Sonora, para más señas. Siempre ha admitido que se siente mexicano, pues toda su vida la vivió en Tijuana. Allí aprendió a jugar béisbol, allí se formó, en una palabra.
SIEMPRE.- Y siempre ha mostrado su orgullo en portar la casaca nacional en torneos internacionales. Nunca ha tenido dudas acerca de que podría jugar para otro país que no sea el nuestro. Ha asistido a Series del Caribe para México. A los CMB, ni se diga. Inclusive le dolió bastante no ayudar a la causa mexicana en Guadalajara y la eliminación, por su puesto. Y sigue culpando al Comité Organizados el Clásico, de que nuestro país haya quedado eliminado de la forma en que se dio cuando ya festejaban el avance.
ALGUNOS.- Aunque no son muchos, hay en nuestro país quiénes lo consideran, a Adrián, un estaunidense. Sí, estamos de acuerdo que tiene las dos nacionalidades, que en MLB lo consideran de allá. Pero no por eso le debemos considerar un extranjero cuando su condición de mexicano lo avala nuestra Carta Magna. Aquí lo debemos considerar, todos, como un mexicano por el hecho de haber sido procreado por padres mexicanos sin importar donde haya nacido, como lo afirmó Bellin Betances.
A LA POSTERIDAD- Y lo dicho por Betances, va a quedar a la posteridad. “Los dominicanos nacemos donde nos da la gana”. Y eso, Adrián y varios que están en su caso, lo podrían imitar, por ser mexicanos, muy mexicanos. O ¿usted opina de forma distinta?. Claro, cada quien su criterio, cada quién su forma de pensar. Se vale.
ÚLTIMA.- Por cierto que Adrián González admitió que fue su última participación en estos Clásicos. Una, seguramente, por estar molestos por la forma que quedaron fuera aun ganando el juego a Venezuela. Otra por su edad, pues dentro de cuatro años ya sumará 38 calendarios y tal vez siente que menos podrá aportar en su momento.
SE LE AGRADECE.- Aun así, la afición de México, debería estar, y creemos que así sucede, agradecida con este personaje que a pesar de su status de jugador de MLB, arriesgó el físico en aras de defender los colores patrios, los colores que siempre ha llevado en su corazón y siempre estuvo dispuesto a dar lo mejor de él, aunque en esta ocasión, debido a su lesión, llegó fuera de ritmo y poco pudo hacer para colaborar con el seleccionado que siempre le ha preocupado, por el que siempre estuvo puesto a formar un buen equipo.
¡¡HASTA MAÑANA!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.