Séptima Entrada

Septima Entrada

AL POZO.- En efecto, el gozo se fue al pozo. El equipo mexicano, que festejó en grande el haber logrado avanzar para jugar contra Italia un juego de desempate, pues MLB había informado antes del juego ante Venezuela que ganando por dos carreras, la noche del lunes disputarían el citado encuentro. Y al rato, con la moda de las reversas en algunos espectáculos, también allí la hubo y en la madrugada del mismo lunes, salieren con que siempre no y serían los venezolanos los que enfrentarían a los italianos.



FALTA.- Culpa o no de MLB, lo que hace falta, en torneos como este, es que manejadores, directivos y hasta los medios, estemos inmersos en el reglamento o en los acuerdos que se tomen, obviamente, antes de cada torneo. Todo mundo preguntando por no interpretar en forma correcta el reglamento. Sacando conclusiones erróneas que cofunden a todo el mundo. ¿Que son ambiguas?, pudiera ser, pero para eso hay que estudiar las cosas antes dé.
SITUACIONES.- La eliminación del equipo mexicano tuvo muchas situaciones y la culpa fue eso mismo. Defendimos a Edgar González, pero una terrible omisión del piloto, pudo haber cambiado el rumbo de esta historia. En la novena entrada del juego del domingo, ganando por dos carreras y con dos en las bases sin tercio fuera, se imponía un toque de pelota. No lo ordenó y el “Cochito” Cruz falló lamentablemente y nadie pudo avanzar. Enseguida vino un fly de Xorge Carrillo profundo al central. Pero no se logró anotar Esa carrera era vital, en fin....
NO.- Claro que nada se puede asegurar. Si el “Cochito” hubiera tocado bien adelantando a dos corredores, los pitcheos sobre Xorge Carrillo seguramente hubieran sido más difíciles. En el béisbol nada se puede asegurar. Tal vez las cosas hubieran sido distintas con dos en posición de anotar. Los pitcheos seguramente hubieran sido complicados. Tal vez. Pero la duda del toque, siempre quedará. Existen pilotos que se aferran a la teoría de no regalar un out. Y siempre, al menos en nuestro país, serán muy criticados. Lo sabemos.
CHIVO.- De todas formas, el traje de “chico” expiatorio, se los llevó Carrillo con aquel fly que no logó capturar y que significaba en fin de la entrada. Ésta se alargó y vino un rallie de cuatro carreras. Es decir, el béisbol, que siempre les negó, se notó por enésima ocasión. Pequeños detalles que después originan los comentarios de los aficionados.
MAL.- Grandes jugadoreses, hablando de mexicanos en MLB, que no lograron responder a la hora de la verdad. Los nombres usted lo sabe. Lo que son las cosas, se hablaba muy bien del pitcheo de los nuestros. Que era de lo mejor, se dijo. La duda era la ofensiva. Pero todo resultó al revés. Hubo suficientes carreras que de contar con pitcheo efectivo, eran suficientes para conseguir triunfos. La derrota ante Italia, escribió la historia. Así de fácil, así de sencillo.
LÁSTIMA.- Qué buenas jornadas las del obregonense Esteban Quiroz. Hace ver como unos genios a los directivos de Mazatlán que lo consiguieron hace casi par de años. Desconocemos el por qué Edgar González lo retiró de juego del domingo, pero más tarde hizo falta su encendido bat. El titular de la segunda base de Venados, ya no estará con los Tigres el verano, y es algo que van a lamentar en los meses por venir.
COMENTARIOS.- En lo sucesivo, casi lo aseguramos, el mundo se le vendrá encima al “Titán” Adrián González. Primero porque fue determinante para que se nombrara de manejador a su hermano Edgar. ¿Desde que vivía el Teniente Coronel?. Podrá ser. Se asegura que el cuarto bat de Dodgers, presionó, al Teniente, para que lo nombrara, bajo la amenaza de no reportar al seleccionado. Tal vez esto nunca se sepa.
NADA.- Y a Adrián todos lo critican, no pudo aportar lo que de él se esperaba con el madero. Que su lesión pudo haberlo sacado de ritmo eso es innegable. Pero afectó su presencia en la primera base. Ahora, ¿hubiera sido bien visto que lo tuviera en la banca su hermano?. Claro que no, su bat es de respeto, pero las cosas no salieron y ahora se hablará a toro pasado.
UNIDAD.- Lo que sigue es esperar largos cuatro años para ver si se sigue invitando a grandes nombres. A jugadores que no están en ritmo, a elementos que por su fama de Grandes Ligas, pesan enormidades. Lo que les faltó, también, es un acoplamiento al estilo de los países asiáticos que entrenan juntos con meses de anticipación. Aquí la cosa es distinta. Se junta días antes del torneo.
¡¡HASTA MAÑANA!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.