Séptima Entrada

Septima Entrada

FUTURO.- Mire usted que el futuro para el joven Luis Fernando Urías se torna interesante. El de Magdalena, en el estado de Sonora, es un jugador de esos que parece estar destinado a llegara alturas insospechadas. No tratamos de echar las campanas a vuelo, pero este jugador tiene algo que lo distingue de otros prospectos mexicanos de la actualidad.



VERTIGINOSA.- A sus apenas 19 años, su carrera va en completo ascenso. Su organización, Padres de San Diego, lo sabe y por eso lo quiere llevar despacio. Pero Urías, con su talento, les está demostrando que hay que llevarlo menos rápido que la organización piensa. Su bat es muy bueno, repartidor de líneas, tiene todo para escalar cuando menos, a su tempranera edad, hasta triple A en este 2017, si los Frailes quieren.
LISTO.- El guante del sonorense, es lo que ha hecho que se tarden en subirlo más. Pero va por el camino correcto y será cuestión de algunos meses, para que se pula y esté listo para grandes hazañas. No creemos que tarde mucho en legar a las mimas Grandes Ligas. Cuestión de un poco de paciencia de él y la organización californiana, para que demuestre sus grandes habilidades.
LA RELACIÓN.- Luis Fernando es un elemento que está en el roster del equipo Yaquis. Ha trascendido que ha habido ciertas inconformidades entre él y la directiva. Nada, tal vez, que no pueda superarse con el diálogo, pues como dicen, hablando se entiende la gente. Eso de entablar una relación obrero-patronal, siempre tendrá situaciones un tanto complicada que se resuelven hablando como debe de ser.
CUIDADO.- En la organización de Yaquis se habla que podrían darse algunos movimientos tendientes a mejorar lo mal que le fue la temporada recién terminada. Pero deberán tener sumo cuidado con enviar a otra parte a elementos de la talla de un Luis Fernando Urías, Daniel Castro y dos que tres más. No vaya ser que en un futuro, muy cercano, pudieran estar lamentándose.
PACIENCIA.- Si algo ha distinguido a la directiva de Yaquis, es la paciencia que han tenido con jugadores que vienen empujando fuerte. Por eso es recomendable que sigan por ese camino. Sobre todo con jóvenes como Urías y Castro que van en ascenso. Sí, Daniel Castro ha mostrado fallas con el bat. Pero, ¿Quién asegura que siempre será así?. ¿Se imaginan que desarrolle ese poder, el guaymense, que ha enseñado y de pronto se convierta un parador en corto de altos vuelos?.
GUANTE.- El guante de Daniel, es de Grandes Ligas. Eso casi todo mundo lo ha constatado. Estamos de acuerdo que en la actualidad se exige no solo que sea un paracorto que fildee. También que sea un bat consistente. Los que saben consideran que el ex Bravo de Atlanta, va a tener su despegue con el madero, tarde que temprano. Cuestión de tenerle paciencia.
ASÍ.- Aunque es para no creer que vayan a deshacerse de este par de jugadores. Ya vivieron la amarga experiencia de salir de un Esteban Quiroz, y a estas alturas deben estar muy arrepentidos. Querían un relevo zurdo por eso se atrevieron a ceder al “Pony”. Fue un error que casi toda la afición a la tribu, sigue recriminándoles, pues el obregonense ya estaba demostrando sus grandes alcances. Un elemento completo, buen guante, estupendo bat, veloz en las bases, etcétera.
LOS HAY.- Es verdad que un relevo zurdo es de suma importancia en un equipo que pretenda ser protagonista. Pero si querían a Miguel Aguilar, había otras opciones. Pero darle a Venados un jugadorazo como Quiroz, fue, en verdad, demasiado. Y no hubo mucho tiempo que esperar para que se diera la razón. Fue un mensaje enviado en forma inmediata.
POR ALGO.- Tanto a Luis Fernando Urías como a Daniel Castro, les giraron su respectiva invitación al CMB que anoche empezó en la Perla de Occidente. El de Magdalena sí acudió, mientras que el de Guaymas declino la invitación para concentrase en buscar una oportunidad ahora con Rockies donde ya e encuentra realizando el Sprng Trainer.
SE ESPERA.- Por supuesto que Daniel Castro va a sufrir bastante para lograr llenar el ojo de los que deciden quiénes se quedarán en MLB. Hay mucha oposición dentro del equipo de Colorado. Muchas estrellas que brillaron la temporada pasada. No, no será fácil para Daniel, aunque la lucha la hará, conseguir quedarse en el equipo grande. Tal vez lo que consiga, es ser enviado a la principal sucursal de los rocallosos, es decir, la triple A para seguir “picando piedra” y ante una necesidad, ser llamado durante la temporada que ya se avecina. Ojalá estemos equivocados.
¡¡HASTA MAÑANA!!
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.