¿Balk Del Fildeador? - ¡Nunca! - ¿Solo En LMP?

  • Imprimir

Suele ser fácil confundir cosas. El miércoles, Marco A. Nava, de los mejores ampayers mexicanos, marcó un engaño interpretado que era por culpa del 1ra. base, Jesús Castillo.


Antes que nada, la decisión de Nava fue perfecta. Quizá nunca se había marcado en la LMP o el béisbol mexicano; pero estuvo apegada a una de 13 maneras –mas derivados- que el PITCHER comete un “balk”. En la 2da. alta, con un out sin carreras, Cedrick Hunter se embasó por sencillo. Bateando Humberto Sosa, salió al robo quizá porque Castillo estaba delante de la base dando impresión de no cuidarlo, tal vez esperando un toque, que a veces suele ser un señuelo. El zurdo, Zach Dodson reviró lo cual habría sido correcto de tirar directamente a la base; pero lo hizo al fildeador. Jesse envió su tiro con tiempo y Hunter aparentemente fue puesto fuera; pero Nava ya había marcado el engaño. Dice la regla “8.05: Si hay un corredor(es) en base será un balk cuando (C) el lanzador, estando en contacto con la plancha de lanzar, deje de dar un paso directamente hacia la base antes de efectuar un tiro HACIA ESTA”. Es rarísimo que se marque; pero correcto y de hecho, en los 80´s, Keith Hernández con los Mets, fue causa de gran controversia.

 

En especial él, pero también otros excelentes 1ras. bases solían ponerse igual, enfrente de la base con corredor en 1ra., sobretodo sin out, dando impresión que anticipaban un sacrificio. El corredor tomaba una ventaja mas grande, venía el revire directo o casi al fildeador quien sorprendía al corredor poniéndolo fuera. En la Nacional solía darse por aceptado; no en la Americana y Doug Harvey, formidable ampáyer miembro del Salón de la Fama, dejó en claro la situación. Desde entonces se aplica la regla correctamente. También es “balk” cuando el fildeador pone un pie en terreno de foul, que Hernández lo hizo unas veces hasta que lo pararon; pero se le carga al pitcher; nunca al fildeador. ¿Y al cátcher?

 

Por buen tiempo, Greg Maddux con Atlanta solía tener receptor especial fuese Eddie Pérez, Henry Blanco, Fernando Lunar, etc. Los Bravos practican, sobre todo con Maddux, que el cátcher se colocara en el extremo exterior de la caja de catcheo, o inclusive fuera. Era muy sutil, y sea que los ampayers no se daban cuenta o lo dejaban pasar por alto, el 23 de Junio de 2000, Milwaukee que lo dirigía Dave Lopes, visitaba Atlanta. Después del juego se quejó con la cuartera advirtiendo que protestaría de suceder nuevamente. Al día siguiente, 1er. IP, Ronnie Belliard abrió con sencillo. De no errar, al 1er. pitcheo con Lunar colocado tal cual, el veterano juez, John Shulock sorprendió a Bobby Cox y Maddux marcando el balk. Cox que fue expulsado de mas juegos que cualquiera, reclamó; pero sin hacer gran espaviento. Belliard anotó y los Cerveceros ganaron 2-1, derrotando a Maddux. Que sepamos, es la única ocasión que se ha marcado un engaño al pitcher, por culpa del cátcher.

 

¿Habrase visto alguna vez que el líder de carreras limpias, termine con record negativo? Solo en nuestro béisbol, tal vez; pero nunca sin al menos un triunfo. Era probable que el novato, Raul Carrillo (Mayos) desde hoy encabezara el departamento de efectividad con 2.23, sin todavía conocer la miel de la victoria en la LMP. No obstante, vale a aclarar porqué. Con tal porcentaje de carreras limpias, obviamente ha lanzado muy bien cediendo 8 limpias en 32.1 IPs. Además permitiendo 28 hits, apenas un HR, a 116 bateadores legales para un excelente .241 en contra, acompañado con 23 Ks vs 10 BBs. Pero en sus 6 aperturas, los Mayos mientras el derecho ha estado sobre la loma han timbrado 7 veces o promedio de 1.17 por salida. No crea que mucho mas en esos juegos que han perdido 4 (1-4, 1-4, 0-1 y 1-2), ganando 6-4 y 4-2. El 2 de Noviembre vs Obregón, el jalisciense salió después de 6 IPs con ventaja (única ocasión) de 3-2; pero empatado en la 8va. a 4, Navojoa ganó con HR golondrino de Alan Sánchez; 6-4. Al margen, desde Freddy Arroyo que cerró con 1.24 y 5-8 en 1975-76, no se ve; pero también sucedió en 1971-72 (Mark Ballinger: 2.13, 5-9) y en 1967 (Vicente Romo: 1.09 y 7-9). Note los porcentajes donde el mayor es de 2.13. ¡Increíble!... MUCHAS GRACIAS

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@toquesdebola