Pasando La Bola

¿Empinada Cuesta? - Contra La Pared - Formato Más Dificil

Al reanudar la Serie Divisional Americana, pone de manifiesto lo impredecible del deporte rey aún que mientras no cae el último out haya esperanza. Las eternas tradicionales franquicias de Yanquis y Medias Rojas, a pesar de estar en casa enfrentan empinadísima cuesta.


Los psicólogos dicen que el deportista goza de 2 premisas para ser optimistas. La 1ra. es a base de entrenamiento, mucho trabajo, aún cuando pueda ser innata a la vez. La 2da. está sujeta al individuo quien la cuidad con la actividad física y mantiene en forma para afrontar cualquier reto. Parece fácil; pero va ligada a muchísima preparación y tal vez ninguna disciplina exige mas que el béisbol, teniendo que pasar por tantos niveles no solo de amateur sino profesional, apoyado en cientos de miles de repeticiones. Ahora bien, ¿es posible prepararse para el fracaso? Si. No obstante cuando se trata de las máximas categorías se considera como falla ante el éxito. Por eso el beisbolista, principalmente ligamayorista trata de contener sus emociones sujeto a un desarrollo constante y anual. Hace menos difícil reponerse.

 

Desde 2002, los Yanquis no perdían un juego donde fueran ganando por 5 carreras en playoffs como anteayer contra los Indios. Aquella vez fue contra los Angelinos, en Anaheim. La serie estaba 1-1, la tropa de Joe Torre timbró 3 en la 1ra. y cuando el local se acercó con una en la 2da., hizo otras 3 en la 3ra. Ganando 6-1, los pupilos de Mike Scioscia anotaron en 5 de las 6 entradas restantes coronándolo con HR de 3 carreras por Tim Salmon en la 8va. que dejó la pizarra final, 9-6. Ganó el novato sensación, Francisco Rodríguez con rescate de Troy Percival. Ni los Gigantes con Barry Bonds dando majestuosos bambinazos pudieron parar a los Angelinos. Sin embargo mas impresionante fue averiguar que de acuerdo a Elias Sports Bureau, de 515 encuentros en postemporada en que un equipo ha tenido ventaja de 5 o mas anotaciones, 499 se alzaron con la victoria; 97%. N.Y. llegó al viernes con record de 76-3 (96.1%) bajo esas condiciones. Hoy ya son 4 reveses en 77 (6%). Y para ver que no es cuestión de suerte, Cleveland tenía marca de 0-20 cuando había estado 5 carreras abajo. Discutiblemente el mejor club en la historia de la franquicia, le puso número a la casa.

 

Cuando el mejor equipo ofensivo del circuito (Astros) va contra el peor entre calificados (Boston), la probabilidad de marcadores a tono es enorme, sobre todo si en el resto de categorías hay gran similitud. Quizá los Medias Rojas cuenten con mejor bulpen; pero no ha tenido ventaja que proteger. Aparte, no han podido imponer su estilo de juego pues la rotación ha fallado estrepitosamente, al entregar pizarras de 7-2 y 4-1 para cuando entró el 1er. relevo. Con mantener el marcador parejo, todo podría cambiar. Es que John Farrel y cía. gozan de una ofensiva de gotero, capaz de fabricar anotaciones en cualquier momento; pero todo cambia al ir perdiendo. Boston tuvo record de 15-3 en juegos de extrainnings, no solo el mejor de la liga sino de la Gran Carpa. Houston 4-4. Los Medias Rojas cuando el juego se extiende y es necesaria una carrera, hacen hasta lo mas insignificante por fabricarla y con gran frecuencia lo logran; pero venir de atrás de esa forma es querer subsistir en continuo sufrimiento al cual en series cortas raro es quien se repone. Note como una gigantesca mayoría de protagonistas cuando están en entradas extras, todos quieren dar el cuadrangular del triunfo. Se olvidan, desconcentran o sepa porqué otro motivo, de embasarse y mover al corredor. Por otro lado, desde que Boston firmó a Pablo Sandoval y Hanley Ramírez, en especial este, pensando en el retiro de David Ortiz, la directiva se equivocó rotundamente y en su momento fue puntualizado.

 

Ninguna serie ha concluído; pero recuperarse quien esté abajo 0-2, en el formato de 5 juegos máximo es mucho mas complicado de lo aparente. Desde 1969 iban 75 series en que un club había perdido los 2 primeros y apenas 9 avanzaron (12%). No es lo único, ya que de 1969 a 1984 se usó el formato 2-3. Como los resultados favorecían al mas débil o inclusive comodín a partir de 1994, se cambió a 2-2-1, abriendo y cerrando el mejor equipo. Así Boston y N.Y. están en aprietos. ¿Washington y Arizona también? De no haber ganado ayer... MUCHAS GRACIAS

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

@toquesdebola

seguros borquez


.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.