Lanzando Para Home

El nacimiento de la ANABE en 1980, benefició años más tarde, a un sin fin de peloteros jóvenes que estuvieron en Pastejé. Uno de ellos fue, Cornelio García Cháidez, que tras una gran carrera profesional y por méritos propios, ya es un nuevo miembro del Salón de la Fama de Béisbol de Monterrey. Formó parte de la Tercera Generación, que se conformó con los siguientes jóvenes: Lorenzo Retes, Javier Cruz, Luis Salinas, Oscar Durán, Isaac Jiménez, Isidro Morales, Aurelio Castañeda, Adulfo Camacho, Gerardo Garza, Martín Buitimea, Ricardo Almodóvar, Gelasio Guzmán, Gregorio Tejeda, Manuel Samaniego, Alberto Barandica, Martín Raygoza, Roberto Osuna y Ricardo Osuna. Revisando esta lista, nos damos cuenta, que Cornelio, fue el mejor.


Los Leones de Yucatán, fueron los primeros en escoger y se fueron sobre Cornelio, que había recibido mucha publicidad, por sus grandes batazos que conectó durante su estancia en Pastejé. En la temporada de 1984, jugó 24 partidos con los Leones y lo vendieron a los Medias Blancas de Chicago, donde le cambiaron su manera de batear, evitando los grandes swings y tratando de hacer más contacto con la bola. Estuvo en Ligas Menores, empezando en la Liga de Novatos en 1984, donde solo bateó un jonrón. Estuvo seis temporadas en las sucursales de los Medias Blancas y nunca llegó a triple A. Cuando tenía 25 años, regresó a Liga Mexicana con Yucatán, donde empezó una racha de 16 temporadas consecutivas, bateando por arriba de los .300. Tuvo la satisfacción de ganar un campeonato de bateo con Monterrey en 1997, con un alto promedio de .382. Es el pelotero mexicano con el más alto porcentaje de bateo de por vida, superando al mismo Héctor Espino, pues finalizó con .348, por .335 del chihuahuense. Solamente lo superan en la pelota de verano, Alfred Pinkston con .372, Alonso Perry con .355 y Jimmie Collins con .354, pero la diferencia es que el nativo de Mandadero, Baja California, consumió 6,072 veces al bat, por 3,233 de Pinkston, 3,122 de Perry y 4,506 de Collins.

 

En invierno, toda su carrera la hizo con los Naranjeros de Hermosillo, donde llegó en la campaña de 1985-86, donde sustituyó en la primera base, nada menos que a Héctor Espino, que se retiró en la temporada anterior. Defensivamente jugó muy bien, pues solo cometió 2 errores, al igual que el líder, Lorenzo Bundy de Culiacán, ya que ambos terminaron con .997 de porcentaje, pero Lorenzo hizo 667 lances por 577 de Cornelio. Cornelio, bateó 6 cuadrangulares en su primer año, siendo el primero a Guillermo Valenzuela de los Cañeros, el viernes 18 de Octubre, en el parque de Hermosillo y bateó sus primeros tres, en esa serie contra Mochis. Fueron también 19 temporadas en invierno, con seis de ellas, finalizando por arriba de la cifra mágica. Su mejor promedio, lo consiguió en la temporada de 1999-2000, con un .327, que lo colocó en el tercer lugar, solo superado, por el campeón bateador, su compañero de equipo, Juan Carlos Canizales con .336 y el americano Charles McBride de Navojoa con .331.

 

En la Serie del Caribe, celebrada en Miami, Florida, en 1990, Cornelio, fue el mejor bateador del certamen, con un alto promedio de .520, producto de 13 hits en 25 turnos. Parecía que los Naranjeros tendrían una serie muy exitosa, pues abrieron con una paliza de 20-8 sobre los Metros de San Juan, pero perdieron los restantes cinco, para terminar en la cola en esa serie, que se celebró en el Orange Bowl, que lo "adaptaron", para jugar béisbol, pues la barda del izquierdo, estaba muy cercana. Los Leones del Escogido, fueron los campeones con 5-1. Al terminar su carrera en la temporada del 2004-05, Cornelio, vio acción en 1,010 juegos, bateó 1,011 hits, anotó 568 carreras, produjo 335 y entre sus imparables, hubo 139 dobles, 14 triples y 15 jonrones y un porcentaje de .288, quedando empatado con Matías Carrillo y solo superados por Ramón "Diablo" Montoya con .289 y Héctor Espino con .329...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.