Lanzando Para Home

Lorenzo Bundy, regresa al frente de los Mayos, sumando nada menos que 19 temporadas como manager, dejando atrás a Benjamín "Cananea" Reyes, que estuvo al frente en 18 campañas, pero imposible alcanzar el número de temporadas de Francisco "Paquín" Estrada, con un total de 27.


Es el número uno entre los manejadores extranjeros, superando a Tim Johnson con 14 y 6 diferentes equipos, faltándole solo Mayos y Cañeros, con 12 está Derek Bryant, dirigiendo a Guaymas en dos ocasiones y el resto con Naranjeros. Finalmente el cubano Carlos Paz con 7, siendo los equipos de Culiacán, Mazatlán y Guasave, a los que dirigió. Volviendo con Bundy, solo le falta Guasave para completar los ocho equipos. A los Mayos los ha dirigido en 7 ocasiones, donde quedó como subcampeón en 1991-92, al perder ante Hermosillo, como olvidar la manera como perdieron el título de 1997-98, cuando tenían contra la pared a los Venados, que ganaron los últimos cuatro juegos. Le llega su primer banderín en 1999-2000, cuando le aplicaron la limpia a los Naranjeros. Maneja a Hermosillo en 2006-07 y los lleva al campeonato al barrer a los Venados y el último campeonato que obtuvo fue con Mazatlán en el 2008-09 y también por limpia, vencieron a los Cañeros. Para ganar los tres títulos que tiene en sus alforjas, ganó los 12, sin derrota.

 

Lorenzo, nació en Filadelfia, Pennsylvania, el viernes 6 de Noviembre de 1959. Estudió en Essex High School, de Tappahannock, Virginia. Tenía 17 años, cuando fue drafteado por la organización de los Orioles de Baltimore en la vuelta 22 en 1977, pero fue hasta 1981, que se hizo profesional con los Rangers de Texas, que lo enviaron al equipo los Tourists de Ashville, cuando tenía 21 años, en la Liga South Atlantic, donde vio acción en 24 juegos, bateando para .290 y 3 cuadrangulares. En 1982 no jugó y reapareció con los Piratas de Pittsburgh, en la sucursal, Alexandria Dukes, de la Liga Carolina, jugando de primera base y jardinero. En 1984 ya estaba en doble A, con los Piratas de Nashua, terminando en triple A, con los Islanders de Hawaii, donde solo vio acción en 9 juegos. Los Diablos Rojos tenían muy buenas relaciones con los Piratas, que lo enviaron en 1985 a la Liga Mexicana, teniendo una estupenda actuación en temporada regular con .366, 20 jonrones y 77 empujadas. En playoffs, eliminan en seis a Córdoba y en cinco a los Tigres. Se enfrentan en la final a los Tecolotes de los Dos Laredos y se convierte en el ariete de los Diablos, al batear para .438, 8 jonrones y 8 producidas.

 

La pelota voló en la campaña de 1986, pues Jack Pierce, impuso marca de 54 jonrones, Willie Aikens, acabó con el cuadro y Lorenzo, para no quedarse atrás, parqueó 40 pelotas y empujó 134 carreras. Los Diablos no entraron a los playoffs. En 1987, volvieron a ceñirse la corona los Diablos Rojos y ahí estuvo Lorenzo, colaborando con su guante y bat. Ligaron título bajo el mando del "Cananea" Reyes y Bundy, era el cuarto bat de los Diablos. Los Piratas lo cambiaron a Montreal, organización que lo envió a Jacksonville en doble A y terminó su carrera de jugador con Indianápolis, cuando tenía solo 29 años.

 

Lorenzo llegó al béisbol de invierno con los Tomateros de Culiacán en 1984-85, conectando 10 cuadrangulares, siendo el primero el viernes 19 de Octubre de 1984, cuando los Tomateros, perdieron en Tijuana por 6-3 y se lo pegó al zurdo Javier Carranza. En el primer playoff contra Mochis, bateó en la entrada once, un cuadrangular sobre Ildefonso Velásquez con uno en base para la victoria de 4-3. Llegaron a la final contra Mexicali y los Tomateros tuvieron el siguiente line-up: Chris Jones 8, Joel Serna 4, Derek Bryant 7, Nelson Barrera 5, Alvin Moore 9, Lorenzo Bundy 3, José Luis Pérez bd, Guadalupe Valle 6 y Paquín Estrada 2. Viniendo de atrás, los Tomateros se coronaron campeones. Repiten los dos equipos en la final de 1986, pero ahora, Mexicali con el "Cananea" Reyes de manager, se llevan el banderín y se van a Maracaibo, Venezuela.

 

Reforzó Bundy, a los Aguilas de Mexicali y como olvidar el jonrón que le bateó a Balvino Gálvez en la séptima entrada con uno a bordo para empatar a 7 y en el cierre de la novena entrada, la jugada famosa de Nelson Barrera, cuando tocó perfecto para impulsar la carrera del triunfo por 8-7. Un día después, Paquín Estrada, bateó el hit que les dio el triunfo a los Aguilas de Mexicali y el segundo campeonato para el béisbol mexicano en Series del Caribe...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.