El Gran Récord de DiMaggio

Joe DiMaggio nació en Martínez, California, un pueblo pesquero, con el nombre de Giuseppe Paolo DiMaggio, el 28 de noviembre de 1914. Sus papás italianos se mudaron de Sicilia a California en 1898.


Cuando Joe estaba en la escuela, lo agarraban a carrilla por su nombre italiano y pensó en ese entonces, que cuando creciera se iba, no cambiarlo y sino traducirlo al inglés.

 

Desde niño le gustó el béisbol y lo practicaba con su hermano más grande. Ya de joven, lucía tanto, que fue contratado por los Seals, equipo profesional, donde en la primera temporada, tuvo una racha de 61 juegos pegando de hit y en ese momento, la prensa de San Francisco, lo entrevistó y le pusieron el nombre en inglés.

 

En esa temporada conectó 28 jonrones y su gran racha de hits en ese 1931.

 

Llamó poderosamente la atención, porque sus hazañas se dieron a conocer en la prensa de Nueva York y que los Yankees, junto con otros equipos estaban interesados en firmarlo.

 

Finalmente los Yankees le dieron a los Seals 25 mil dólares y cinco jugadores de las Ligas Menores.

 

En su primera temporada con los Yankees en 1936, utilizó el número 9 en su uniforme y además de batear para .323, fue líder en triples con 15. También dio 29 jonrones y produjo 125 carreras.

 

De esa forma, su sueldo de 8,500 dólares dio un salto a 15 mil año siguiente, luego 25 mil.

 

A pesar de la depresión en Estados Unidos, Joe, ganó 32,500 en 1940, dando un salto hasta 43,750, cuando fue llamado por las fuerzas armadas de USA que estaba en la II Guerra Mundial. (Regresaría hasta 1946).

 

La racha y record de oro

 

Inolvidable fue la temporada de 1941 ya que estuvo sensacional, pues en 56 juegos, conectó cuando menos un imparable, superando una añeja marca que prevalecía desde el siglo anterior, en poder de Willie Keeler de los Orioles de Baltimore con 44 juegos pegando de hit.

 

Se recuerda como el Yankee Stadium, tuvo una asistencia de 52,832 aficionados, que asistieron para ver a DiMaggio, romper la marca de Willie Keeler y al día siguiente otro lleno, para echar abajo el record, hasta llegar a 56 juegos, que se cree muy difícil de superar.

 

También se recuerda como pararon a Joe y fue en Cleveland el 17 de junio, gracias a una atrapada del tercera base de los Indios de Cleveland, Ken Keltner.

 

Tras de ser detenida su enorme racha de hits por juego, inició otra de 16 así que de 73 partido, pegó de imparable en 72.

 

En la época moderna, Pete Rose de los Rojos de Cincinnati, es el que más cerca ha estado con 44 juegos en 1978.

 

Murió a los 57 años, por el vicio del cigarro...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.