Lanzando Para Home

La palabra inglesa play-off, literalmente significa juego de desempate, pero nosotros sabemos que los play-offs, son juegos después de terminada la temporada regular. Cuando se jugó la primera serie de campeonato en la Liga Mexicana en 1925, seguramente no trajeron a colación la palabra play-off, pero al quedar empatados los equipos México y 74 Regimiento, programaron una serie extra a un máximo de 3 juegos. El decisivo se jugó en el Parque Franco-Inglés de la ciudad de México y lo ganaron los soldados por paliza de 19-3.



Cuatro años más tarde, pasó lo mismo entre los equipos "Chiclets Adams" y Delta "A", resolviéndose en el tercer partido, celebrado en el Parque Delta y los chicleros ganaron ganaron 1-0 con pitcheo de Augusto Ascorve, que anotó la única carrera en la quinta entrada, de la siguiente manera: el pitcher Ascorve se embazó por error del tercera base y llegó hasta la segunda base, viene el tiro malo del jardinero izquierdo y anota la única carrera.


En 1933 la misma canción entre Comintra y Pachuca, al terminar empatados con 15-5 y ahora una final a un máximo de cinco juegos. El equipo patrocinado por la Comisión Ministerial de Trabajo (Comintra) bajo el mando de Manolo Oliveros, gana el quinto juego, haciendo dos carreras en la última bateada con marcador de 5-3.


La temporada de 1937, fue algo sin igual, pues la Liga Mexicana se dividió en Zona Sur, donde estuvieron Águila de Veracruz, Cafeteros de Córdoba, Cerveceros de Nogales, Veracruz, Agricultura, Tránsito y Petroleros, estos últimos 3 equipos de la Cd. de México. En el Norte, participaron Agrario y Comintra de la Cd. de México, Gallos de Santa Rosa, Alijadores de Tampico, Necaxa, también capitalino y Cidosa de Río Blanco. Los ganadores fueron Aguila y Agrario.


El Domingo 10 de Octubre de 1937 en el puerto jarocho, se enfrentaron dos grandes pitcheres cubanos, Basilio "Brujo" Rosell por Agrario y Martín Dihígo por los veracruzanos. La victoria para el Aguila por 3-2. Con dos días de descanso, Dihigo sube a la loma y además de lanzar bien, también lo hizo con el bat, para ganarle 7-2 a Alberto Romo Chávez. Los veracruzanos realizaron un triple play en la quinta entrada, cuando abrieron con hits, "El Brujo" Rosell y Domingo Santana, los corredores salieron con el batazo de Chucho Torrijos, que parecía imparable, pero el short Alberto Cornejo, hizo un buen engarce, pisó la segunda base, tiró a primera donde estaba "Felino" Cárdenas, para completar la gran jugada.


El domingo 17 de Octubre el Parque Delta registró un lleno sensacional y por tercer partido consecutivo el cubano Dihigo lanzó las 9 entradas y venció 6-4 a Romo Chavez, que le había pedido la pelota al manager Adolfo Álvarez. En Veracruz dijeron: el primero lo ganó Martín, el segundo para Dihigo y el tercero lo ganó El Maestro.


Había pasado la Era de Jorge Pasquel, así que en 1949 dividieron la campaña en dos mitades, la primera para los Industriales de Monterrey y la segunda para el Unión Laguna de Torreón. El primero de la final lo ganó Monterrey por 8-5, con crédito para el manager Lázaro Salazar con relevo de Daniel Ríos, perdiendo Tomás Arroyo. El segundo triunfo de Monterrey, se lo adjudicó el nativo de Nicaragua, Pancho Dávila por 6-2, perdiendo el cubano Wilfredo Salas. La serie se va a la Sultana del Norte y con apuros, Daniel Ríos gana el tercero por 9-4, con derrota para Ramón "Manito" Román. Para el cuarto juego, el manager Salazar, envía a la loma al novato Rodolfo "Mulo" Alvarado que responde con triunfo de 7-4 y la segunda derrota para Tomas Arroyo. Fue el tercer campeonato consecutivo que ganó Monterrey, algo que no ha vuelto a suceder en la Liga Mexicana...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.