Lanzando Para Home

La temporada de 1952 de la Liga Mexicana, fue caótica en verdad. En principio, el señor Jorge Pasquel, estaba en verdad desilusionado, sobre todo, porque en la final entre los Azules del Veracruz, que era su equipo y los Tuneros de San Luis, fue golpeado en la cabeza por una piedra, que lanzó un aficionado y aún cuando ganó el campeonato, no quería saber nada de éste circuito, que había funcionado, gracias a tanto dinero que gastó. Vendió el Parque Delta al Departamento Centro de la ciudad de México y la capital se quedó sin béisbol, pues el Veracruz y el México, no competirían.

En su cuarto año como presidente de la liga, el Dr. Eduardo Quijano Pitman, por más lucha que hizo, no pudo conseguir en su momento que le rentaran el parque capitalino, así que arrancó esa temporada con seis equipos, que fueron los Charros de Jalisco con Ramón Bragaña de manager, Sultanes de Monterrey con el cubano Lázaro Salazar en el timón, los Tuneros de San Luis, teniendo al frente a Angel Castro, los Tecolotes de Nuevo Laredo, siendo dirigidos por Kelo Cruz, el Águila con Santos Amaro de manejador y Torreón con Memo Garibay. Tras de jugarse las primeras cinco series, se logró arreglarse con las autoridades del D.F., así que el equipo que se vendría a la capital, serían los Tuneros, que se convertirían en Rojos. Para que siempre hubiera béisbol en la capital, mientras el México, jugara fuera, una serie debidamente programada, haría uso del Parque Delta. El sistema de juego se cambió, de dos vueltas, a rol corrido, así que el equipo que tuviera mejor porcentaje de ganados y perdidos, sería el campeón.

 

El domingo 15 de Junio, sucedió la primera gran tragedia, pues con el parque de madera, totalmente lleno, la tribuna superior de preferente, se derrumbó y muchos aficionados salieron lesionados y dos jóvenes murieron. Uno se llamaba Mario Pérez de solo 8 años y el otro, Héctor García, que tenía 15 años. Muchos aficionados fueron llevados a los hospitales capitalinos. Así que el Departamento Central, prohibió que se siguiera jugando, se pusieron a reparar los daños y el nuevo equipo capitalino, tuvo que jugar por fuera. Casi un mes mas tarde el 16 de Julio, vino la segunda tragedia, que costó la vida de dos peloteros, el pitcher Vicente "Corazón! Torres de 29 años, siendo nativo de Aguascalientes y el parador en corto, Adolfo "Chamaco" García de 25 años, que había nacido en León, Guanajuato.

 

En aquél entonces, los equipos no tenían autobuses propios, como es en la actualidad y los Sultanes viajaban con Transportes Frontera, para enfrentarse en la capital a los Tecolotes de Nuevo Laredo. Estuvieron esperando a Daniel Ríos, pero nunca llegó y el manager Lázaro Salazar, viajaría en avión. Se desplazaba velozmente por la carretera México-Laredo, era la 11.30 de la noche, los peloteros en su gran mayoría dormían, cuando a la altura del kilómetro 840, más allá de Linares, el autobús fue embestido en forma brutal por una pesada unidad cargada de maíz. El encontronazo fue brutal y causó la muerte de estos dos grandes peloteros mexicanos. De los mas golpeados fueron el cubano Heberto Blanco, su paisano Carlos Colás y el también nacido en Cuba, Adolfo "Tribilín" Cabrera. Con heridas de menor grado, Pablo García, también cubano, Raúl Alfonso Cancino, Pedro Comas, Guillermo Prieto, Rogelio González, José "Bimbo" Villegas, Rodolfo "Mulo" Alvarado y Francisco Ovando.

 

Después del trágico accidente, los demás equipos se solidarizaron y les enviaron a varios jugadores, para que siguieran compitiendo. El roster por el resto de la temporada, quedó de la siguiente manera: Pedro Comas como catcher, Jesús Ramos en la inicial, Ricardo "Chamaco" Garza, en segunda base, cedido por el Águila, Ezequiel "Kelo" Cruz, que empezó como manejador de Nuevo Laredo, se encargaría de las paradas cortas, Pepe Gutiérrez en tercera base, que lo mandó Jalisco. Los jardineros fueron, Humberto Barbón, que llegó del México en el jardín izquierdo, Guillermo "Diablo" Nuñez en el central y Alfredo "Moscón" Jiménez que lo mandó Torreón en el jardín derecho. El Águila fue el campeón y Monterrey, quedó en la cola, a 21 juegos del primer lugar...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.