Lanzando Para Home

Jugadores de ligas mayores y menores que han fallecido en forma trágica. El 14 de Octubre de 1862, en un partido contra la Unión de Morrisania, Jim Craigthon había bateado 4 dobles en cuatro turnos durante los primeros cinco innings. Relevó al abridor Red Brainard y en su siguiente turno, bateó jonrón, sin embargo durante el swing, sufrió una lesión abdominal. Después del encuentro, comenzó a experimentar un fuerte dolor en el abdomen, vino una hemorragia por la ruptura de la vejiga, que lo llevó a la muerte, cuando tenía solo 21 años.


Se llamaba Adrew Swan, tenía 39 años, cuando solo participó en 8 juegos en la Asociación Americana en 1884, cubriendo la primera base. Un año después, tuvo una discusión en un bar de Washington y fue muerto de un balazo. Fraley Rogers de 31 años, se suicido con un balazo en la cabeza, siendo el primero de ligas mayores en morir en estas circunstancias. Terry Larkin, había lanzado durante cinco temporadas en las primeras temporadas de la Liga Nacional entre 1876 y 1780. Se lastimó de su brazo y en un momento de desesperación se cortó la garganta en 1894, cuando tenía 38 años.

 

Ed Delahanty, fue uno de los mejores bateadores diestros de todos los tiempos. Dominó la década de los 90 en el siglo XIX, bateando tres veces por arriba de .400, tres ocasiones fue líder en carreras producidas y terminó con un excelente promedio de .346. A principios del siglo XX, las apuestas en los caballos y sus continuas borracheras, lo llevó a tener problemas financieros, que firmó un contrato de tres años con los Gigantes, después de jugar con Washington y ganar 4,500 dólares por temporada. Sacó una póliza de seguro, dejando como beneficiaria a su hija. Se subió el tren para viajar de Nueva York a Detroit y tenían que pasar por las Cataratas del Niagara. Hizo tanto desorden, que lo bajaron, antes de cruzar el puente de las cataratas y muchos creen que se tiró desde la parte de arriba y su cuerpo fue encontrado 20 millas abajo en un lugar llamado Horseshoe Falls, el 2 de Julio de 1903. Por cierto fueron cinco hermanos del mismo apellido que jugaron en las grandes ligas, siendo Eduard el más grandes y después, Frank George, James Christopher, Joseph Nicholas y Thomas James.

 

Henry Peter Reitz, conocido como Heinie, militó con los Orioles de Baltimore, cubriendo la segunda base. En la temporada de 1895 en el Unión Park de Baltimore, no había umpire para el juego contra los Colts de Chicago y se propuso para llevar el partido, que ganó Baltimore por 9-8. En esa época solo había un umpire, que se ponía detrás del pitcher. Cuando se retiró del béisbol, se fue a vivir a Sacramento, California, donde fue atropellado por un automóvil el 9 de Noviembre de 1914, causando su muerte.

 

Raymond Johnson Chapman, que cubrió las paradas cortas para los Indios de Cleveland en el juego celebrado en el Polo Grounds, en contra de los Yankees de Nueva York, el lunes 16 de Agosto de 1920, se presentó a batear por tercera vez en el juego, ante los lanzamientos submarinos de Carl Mays. En aquella época, era muy común que la pelota a esas alturas del juego, no era blanca, sino totalmente obscura por la saliva y la tierra que se le untaba. Cuando vino el disparo, ni siquiera se movió Ray y la pelota le pegó en la cabeza, rodó frente al pitcher y Mays, creyó que le había pegado al bat y tiró para primera base, para completar el out. Chapman salió en brazos y llevado a un hospital, donde murió 12 horas más tarde. Miles de personas asistieron al funeral en la ciudad de Cleveland y sus compañeros en homenaje a su memoria, usaron brazaletes negros en las mangas del uniforme. Ese año, los Indios ganaron su primer campeonato desde que llegaron en 1901 y enseguida, vencieron a los Dodgers de Brooklyn, en la Serie Mundial...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.