Lanzando Para Home

Entre las muchas jugadas que realizó Minnie Miñoso en su peregrinar en Ligas Mayores, nos encontramos un partido celebrado en el Briggs Stadium de Detroit, el viernes 9 de Mayo de 1952, que se alargó hasta 16 entradas, teniendo una duración de 4 horas con 27 minutos y que apenas asistieron 2,857 aficionados. En ese encuentro, a Minnie le ordenaron tres veces que tocara la bola de sacrificio, siendo la única vez en todos los años que duró en las grandes ligas, que lo hizo. En la entrada 16, Minnie, bateó triple que empujó dos y anotó con imparable de Eddie Robinson, para ganar por 8-5 a los Tigres. Con el equipo de Medias Blancas, jugaron ese día, el venezolano, Alfonso Carrasquel en las paradas cortas y el cubano Héctor Rodríguez en la tercera base.


Pensando que esos tres sacrificios en un partido, podría ser una marca en grandes ligas, nos encontramos que el récord es de 4 y entre los siete jugadores que han realizado esa cantidad de toques de sacrificio, está el dominicano Félix Fermín, que cubriendo las paradas cortas para los Indios de Cleveland y como segundo en el orden al bat, solo tuvo un turno legal en cinco apariciones en la caja de bateo. Fueron sacrificios en los innings, primero, quinto, séptimo y noveno. En su único turno legal, bateó para doble play. El encuentro terminó 3-2 a favor de Indios, sobre los Marineros de Seattle en el Cleveland Stadium, en partido de 10 entradas, que los decidió un jonrón de Brad Komminsk y la victoria para Doug Jones, tercer lanzador de los Indios. Eso pasó el martes 22 de Agosto de 1989.

 

Su momento grande fue el Dia de las Madres en Chicago, el domingo 8 de Mayo de 1983, cuando le fue retirado su número 9, en el Comiskey Park de Chicago. Estuvieron presentes, Monte Irving, en representación del Alto Comisionado, Bowie K. Kuhn, Bob Fisher, a nombre de la Liga Americana, el exlanzador Billy Pierce, en representación de los jugadores con quien jugó, Jack Brickhouse, legendario periodista de Chicago, Harold Washington, representando al Alcalde de Chicago. Al finalizar el acto, Miñoso, dijo que era el día más grande en su carrera como pelotero.

 

Los viejos aficionados de la costa, se han de acordar de Hubb Kittle, que llegó como pitcher primero en la segunda temporada y más tarde fue su manager. Pues Kittle, es de los pocos que han jugado seis décadas en el béisbol de Estados Unidos. Empezó como pitcher de los Angels de Ponca City en 1937 y su sexta década fue en 1980 con los Redbirds de Springfield, cuando tenía 63 años. Miñoso lo quiso hacer en las Ligas Mayores, pero se quedó en cinco décadas, porque lo prohibió el Alto Comisionado, Fay Vincent, cuando buscada la sexta, en 1992 Pero completó la sexta con el St. Paul, entrando de emergente y recibió la base por bolas en el 2003. En el béisbol mexicano, el pitcher Ramón Arano, debutó con Poza Rica en 1959. En los sesenta, estuvo con el Aguila y Diablos Rojos, luego en los setenta, con el mismo México y en su mayor parte con Córdoba. En los ochenta, lanzó para Reynosa, México, Coatzacoalcos y Aguila. Llegó al Salón de Fama del Béisbol Mexicano en 1993. Algo único sucedió con el veracruzano, pues lanzó para Aguila en 1995, para Córdoba en 1998 y en el 2001, completó las seis décadas con un partido con el Aguila de Veracruz, lanzando 3.1 entradas, 4 hits y una carrera. Es el único pelotero mexicano en jugar en seis décadas. Murió, el 5 de Mayo del 2012...Después más lanzamientos.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.