Se esta perdiendo la esencia del juego

Si el beisbol se jugara como quieren los aficionados perdería su magia, su encanto y su belleza. No habría emociones, sabor y dramatismo, tampoco errores y sí muchas jugadas de revisión. Si se fijan, ya las alegatas, aventar tierra con los spikes y pechazos a los umpires desaparecieron, por eso ya pocos o nadie recuerda a Tomás Herrera, Cananea Reyes y Sungo Carrera. Además duran una eternidad para resolverla y eso hace que se enfríe el juego.



Los jugadores dan la impresión de que en cierto momento se convertirán en robots con la era de los audífonos, como sucede en el futbol americano. Se acabaron las señas, ahora que le pongan audífonos a las caretas de los receptores todo será ''pide un pitchout, punto y fuera'' o al coach de tercera para ordenarle un squeeze play al bateador en turno. o al jardinero central, ''juega más atrás, este tiene power''. Y así sucesivamente.


Hoy como mañana y siempre, vendrán jugadores como Sergio Romo y Jake Sánchez que le ponen sabor al beisbol y se matan en la loma, un Leo Heras que juega con una agresividad admirable y no como el jugador promedio, el conformista o el pelotero cebolla que firmas y luego te pones a llorar porque no dio el ancho. Y qué me dicen del Pepón'' Juárez, el Gordo de Oro que me hizo recordar a Obed Plascencia, aunque Juárez ya lo superó también en kilos y en batazos.


En Culiacán se devaluó el tomate y aunque la Serie del Caribe sea un éxito rotundo, siempre les quedará a sus fanáticos un saborcito agrio de ''por qué, siempre que somos sede nos pasa lo mismo''.


En su defecto, en Los Mochis volvió la fiebre del beisbol y su lema de ''Leña Cañeros'' está a la alza, bueno, hasta que se les apareció Héctor Velázquez los volvió a la realidad, y es que el refuerzo de los Mayos ya los agarró de clientes.


En Hermosillo, los puristas elogian a su equipo porque llegaron a un séptimo juego, los exigentes desean que ya no regrese Lorenzo Bundy. De no ser por Dickson, Efrén Navarro, Barry Enright, Chispa Gastélum y el Chapo Amador, pareciera que los Naranjeros jugaron con un equipo de Liga Norte, al menos esa impresión nos dio, sí con brillantes novatos, pero esta no es una liga de desarrollo. Un voluntarioso Burruel en la receptoría, qué es eso?, cuando ni en verano es titular, pero en fin, los directivos a como pueden y tienen, intentan hacer el trabajo, pero también los aficionados no se tragan cuando les quieren dar gato por liebre.


En Mexicali, el presidente de la LMP Omar Canizales le dijo al propietario de los Águilas, ''a ver Dío, ahora que andas de suerte, escoge a tú refuerzo?'' y les ha salido acertada la elección con Jason Burgeois, así como también la del Chapo Vizcarra de enviar al relevo a Javier Solano que vino a menos en sus aperturas, aunque el piloto sanluisino no le ha perdido la confianza e insiste en darle la bola en El Nido. De eso se trata el juego, encontrar los puntos débiles, de hacer daño y que no te lo hagan. Otra de esas y nos habla Trump para su gabinete o mínimo me secuestran los rusos.


Como dicen en mi pueblo, vamos a medirle el agua a los camotes, o el nivel de los equipos del Caribe está más amolado ahora por la ausencia de grandeligas, ya que llaman refuerzos de la LMP que acá no pasan el examen de verificación y allá resultan -no todos- pero si un buen número, una agradable sorpresa., será que la Mex-Pac ha mejorado su beisbol.


A mi me agrada ver a muchos umpires jóvenes de muy buen nivel y estampa, uno que otro gordito, pero no como antaño, clase de timbas caballeros, sin embargo, prefería ver a un Fernando Guerrero que a un umpire joven sabelotodo y tirashiet. Cuestión de gustos y de épocas.


Esto se está poniendo bueno, la serie regresa a Mexicali y cuidado con ''La Pulpa'' Ríos que anda encendido y el ''Conejo'' Retherford que ya no quiere zanahorias, ahora le da por hacerle swing grande a las cañas, de hecho varios aguiluchos ya despertaron con el tolete y están volando juntos rumbo al campeonato.


Qué curioso, el Chapo Vizcarra funciona al 100 y mejor como manager interino que iniciando la temporada en el timón. Ahora sí Cañeros, van a tener que ir a buscar leña al monte, porque la van a necesitar, si no quieren no... CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.