Béisbol de Elite

Terminó la pretemporada y a unas cuantas horas de cantarse el Playbol en la Liga Mexicana, tenemos que hablar claro, para que luego no haya malas interpretaciones, todos los equipos llegan ilusionados, pero serán los poderosos económicamente los que tengan más posibilidades de conseguir el campeonato, estamos hablando de los Tigres, Diablos, Sultanes, los Toros de Tijuana y quizá los Pericos de Pueblacon todo y sus lesionados y los Leones de Yucatán que esperan rugir fuerte ahora con dos plazas en su poder, porque en esto se ha convertido la LMB, en una lucha de poderes, aunque, obvio, muchos no estarán de acuerdo. Sin embargo, sólo hay que ver las chequeras, el presupuesto con el que trabajan, su visión y el proyecto grande en sus sucursales.


Estos equipos tienen el poder para contratar a los mejores. A ver cuánto tiempo les dura el juguete. Hay niveles, los llamados equipos chicos no pueden competir con franquicias establecidas, guardando las distancias, es como enfrentar a un Ferrari blindado contra un Bochito como el mío. Aunque a veces se dan sorpresas como sucedió con los Reales de Kansas City en MLB y los Venados de Mazatlán de la Liga Mex-Pac.

 

A partir de este viernes habrá que pelear cada juego, los errores costarán y los batazos grandes se aplaudirán, ya no habrá excusas para nadie, ni para el ''Señor de los Anillos'' Luis Sojo, el nuevo manager de los Toros que le da mucho crédito a su cuerpo técnico. Estos Toros tienen poco de embestir en la LMB y ya dieron muestras de que son de lidia, no obstante que cada año cambian de piloto, coaches, de gerente, de radiofusora, de botargas, ahora debutarán a Chevale y habrá muchas caras nuevas entre los jugadores que ya no sabe uno si esta liga es de pochos o para extranjeros y naturalizados. El miérccoles se hará la presentación de los jugadores en el estadio del Cerro Colorado y el jueves al mediodía, el club fronterizo ofrecerá una rueda de prensa con aroma y sabor tijuanense, ya que la directiva se dio a la tarea de traer como invitados a los peloteros de esta región que jugaron en Ligas Mayores, estamos hablando de Benji Gil, Andrés Berúmen, Esteban Loaiza, José Silva, Oscar Robles, Edgar González, Freddy Sandoval y Jorge Campillo que es el director deportivo de los Toros, quien reunirá a todos estos formidables jugadores para que tiren la primera bola en la inauguración de este viernes cuando los astados reciban en el Cerro Colorado a los Broncos, estos modestos jugadores, pero de mucho corazón que le ponen el pecho a la inseguridad en Reynosa. Barry Enright será el encargado de darles la bievenida.

 

Usted seguramente se preguntará ¿y el zurdo Rigoberto Beltrán apá?, pues quién sabe, no sabemos si fue una omisión involuntaria o desconocimiento del jefe de prensa, el caso es que Rigo no apareció en la lista y de buena fuente nos enteramos que los Hermanos González no estaban de inicio contemplados, pero con el éxito y los triunfos de Edgar González en el Pre-Clasico y su nombramiento como Manager del Año en la Liga del Pacífico, tal vez la pensaron mejor en la cuestión de rating, pues se iban a ver mal sin duda alguna si no lo invitan, del Titán, nos imaginamos que sus compromisos con los Dodgers se lo impiden, vaya a usted a saber.


Lo que sí sabemos es lo siguiente: Los Toros contratan al manager, pero no a sus familiares, y se han dado algunas situaciones en Toros que uno nunca acaba de entender, como por ejemplo Paquín Estrada trajo a su yerno para que fuera coach de primera base, Eddie Díaz a su hijo coach de no sé qué, porque ni para pasar la bola en la malla sabía y ahora Luis Sojo jala de la tierra de Bolívar a su hijo para que juegue infield con los Toritos de Tecate, desplazando a novatos que ya llevan un proceso desde la Academia y sucursales pasando por la Liga del Noroeste, Liga Norte de México y Liga Invernal Mexicana, ah, por cierto, Alonso Téllez también metió a su Junior de coach en Tecate dejando al empalmense Jaime López sin trabajo. Honestamente, no tenemos nada contra ellos, es legítimo que busquen una oportunidad de trabajar y calmar sus ánsias de novillero, pero de entrada, nadie los tenía considerados. A veces se pasan de... lanza los manejadores.

 

Los Toros sostuvieron par de juegos de exhibición contra los Toritos dividiendo honores, simplemente porque el equipo adolece de ofensiva, empero, gustaron los desempeños de Roberto López, Olmo Rosario y Omar Quintanilla, además de los buenos trabajos monticulares de Nate Reed, Horacio Ramírez y Alex Sanabia, mientras que Peque Valdez y Román Peña Zonta muy allegados al gerente Jorge Campillo estaban en 3 y 2 de hacer el equipo, ''porque esto es un negocio'', expresó un directivo, sin embargo, nadie se quedará sin trabajo, porque lo que sobra en Toros son dólares,pese a la devaluación del peso mexicano, y para muestra un botón, en el entrenamiento de primavera efectuado en Tucson, Arizona tuvieron cerca de 50 peloteros bien atendidos y en instalaciones de lujo, y los cronistas llegaron a Tijuana con un mes de anticipación. ¡No te acabes Gasmart!.

 

En cuanto a el ''Mosco'' Eduardo Arredondo y Luis Mauricio Suárez, están recuperados de sus cirugías y listos para ayudar al equipo. Oscar Robles y Chapis Valencia se cuecen aparte, son baluartes por su experiencia y por lo que aportan dentro y fuera del terreno de juego.

 

Se espera un lleno en su totalidad, así que váyase temprano al estadio para ver el show de Kinky y todo lo que rodea a una inauguración, que comience la fiesta, el beisbol está de regreso... CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.