El "Cy Young" Azteca

En el mundo del beisbol azteca hubo jugadores emblemáticos que trascendieron fronteras por su talento, carisma e inteligencia dentro del terreno de juego además de su personalidad y liderazgo que los distinguió siempre y que les ayudó a marcar la diferencia del resto para llegar a ser considerados ídolos en México, como Beto Avila, Héctor Espino, Fernando Valenzuela, Teodoro Higuera, Vinicio Castilla y en la actualidad Adrián ''Titán'' González, cuyas hazañas merecen ser conocidas por las nuevas generaciones.


Por eso, hoy nos vamos a referir al llamado Cy Young Mexicano, que no es otro sino Vicente Romo Navarro que vio la luz primera un 12 de abril de 1943 en Santa Rosalía, BCS, pero hecho pelotero, según cuenta la enciclopedia del beisbol, en el bello Puerto de Guaymas vistiendo el uniforme de los inolvidables Ostioneros, con los que dio inicio a una brillante carrera y luego les pagó irónicamente con un Juego Perfecto, ¡pero en su contra!. Un juego que sólo presenciaron 72 personas en el Estadio ''Abelardo L. Rodríguez'' en la que el ''Huevo'' lanzó con mucho genio, curvas, rectas y tuvo un control fuera de serie, según relató el ''Gallito'' Rodríguez en su nota como corresponsal de El Imparcial.

 

A esta leyenda viviente le tocó una época de mucho racismo y debutó en Grandes Ligas con los Dodgers un día antes de su cumpleaños en 1968 y la útima vez que lanzó en la Gran Carpa fue en su segunda etapa con los Dodgers de Los Angeles el 27 de julio de 1982 terminando con un palmarés de 32-33 en ganados y perdidos y un excelente 3.36 en carreras limpias admitidas y 56 salvamentos, toda vez que fue utilizado mayormente como relevista, aunque como inicialista de los Medias Rojas de Boston tuvo una temporada de 8 triunfos por 3 descalabros y se dio el lujo -porque fue un lujo- batear un palo de vuelta entera en el famoso ''Monstruo Verde'' del Fenway Park, y es que el Huevo Romo fue muy buen bateador desde que jugó con los Tigres del México, cuando él y Arturo Cacheux arreglaban a medio mundo en el Parque del Seguro Social. Aquellos fabulosos Tigres de Memo Garibay que tenían el ''cuadro del millón'' y un enorme staff de pitcheo que incluía a José ''El Grandote'' Peña, Cacheux, Pepe Leyva y el ''Huevo'' como número 1 de los abridores y un bombero de la talla de Enrique Castillo y el Mago Septién como voz oficial en el micrófono, ya se imaginarán el ambientazo.

 

Con los Cafeteros de Córdoba también hizo el 1-2 con el Peluche Peña y en ese equipón también estuvieron Ramón Arano, Diego Seguí, el zurdo Juan Pizarro y Rico Carty en aquel ''Beisborama'' que registraba llenos a reventar cuando se presentaban Benjamín ''Cananea'' Reyes y sus Diablos Rojos del México, que el famoso pelón mágico bautizó como Canibal Park. En este estadio también fueron considerados ídolos Silvano Quezada y ''El Tres Patines'' Ramón Arano., extraordinarios serpentineros que dejaron huella y varios récords en la Liga Mexicana.

 

Vicente Romo paseó su grandeza por todos los estadios y en la Mex-Pac tiene sus números retirados en el desaparecido ''Angel Flores'' (27) y el 24 en el ''Tomás Oroz Gaytán''. Fue inducido al Salón de la Fama de México en 1992.

 

Conisderado como el mejor pitcher mexicano de todos los tiempos, Vicente se enfrentó a lo más granado de Ligas Mayores, estamos hablando de Mickey Mantle y Pete Rose entre otros súper astros de MLB.


Como coach de pitcheo trabajó al lado en los mejores momentos de Tim Johnson con los Naranjeros de Hermosillo, Venados de Mazatlán y Yaquis de Obregón.


''El Huevo'' reportó una vez más con los Toritos de Tijuana, después de celebrar en Ciudad Obregón, el 45 aniversario de bodas con su compañera de toda la vida, la señora Sara Armenta Rivas, y voló a esta urbe fronteriza, sin embargo, los problemas con una densa neblina obligaron al pájaro de acero aterrizar en Hermosillo. Romo, ya tiene algunas temporadas trabajando con los Toritos desde que estuviera en aquel cuerpo técnico que encabezó Paquín Estrada y Sid Monje, o sea, puro grandeliga, como le gusta al propietario Alberto Uribe. Ejemplos. Carlos Hernández, Mario Mendoza, Matías Carrillo, Juan Gabriel Castro y ahora Luis Sojo. En esta lista deberíamos de incluir a Jesús Sommers, que no fue ligamayorista, pero como si lo fuera, nadie como el ''Guapetón'' para conectar imparables en la pelota mexicana.

 

Antes de esos Toritos, Vicente fue parte de aquellos Truenos de Tijuana junto a Paco Chávez y David Sinohui, posteriormente fue coach de pitcheo con los Toritos de Tecate, en la época que los dirigió el Piri Bellazetín, cuando los astados sostuvieron un conveniode trabajo con los Sultanes de Monterrey.

 

Se sabe que tiene una estrecha amistad con Alberto Uribe desde Guaymas, cuando Uribe era el mandamás de los Ostioneros.

 

A esta gloria del pitcheo mexicano lo encontramos con su amigo Fuji Rivera en el ''Angel Camarena Romo'' casa de la Liga Amateur de Tijuana luego que los Toritos se coronaron campeones venciendo por blanqueada al equipo Red Sox.

 

¿Cómo te sientes Huevo?, ''Gracias a Dios me siento bien de salud, mientras Dios me de fuerzas y el señor Uribe nos siga apoyando aquí estaremos para ayudar a los muchachos, ya cuando de plano yo vea que esté perdiendo fuerzas me regreso a la casa y nos dedicaremos a otra cosa, pero me siento bien, de condición ahí estamos, y estoy muy a gusto en esta organización, porque se ha trabajado bien; hay muchos prospectos, y algunos con etiqueta para Estados Unidos''.

 

¿Qué mensaje le mandaría una leyenda como tú a los jóvenes que sueñan con probar suerte en la pelota profesional?


''Primero que nada, que se preparen y trabajen duro, con disciplina, garra y jueguen en equipo, porque el que no se prepara y juega nada más para él, es una pena decirlo, pero sin duda es una realidad, no tiene nada qué hacer en el beisbol''. CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.