El Zurdo mas jonronero del Béisbol Mexicano

Nacido el 4 de septiembre de 1964 en Tijuana, B.C. Eduardo Jiménez Castillo de 51 años, conocido también como el Zurdo, Tin Tan y el Killer, luce como un toro y sigue igual de extrovertido y locuaz, pero guarda mucho la parte privada de su vida, más cuando ya entra en confianza su sonrisa aflora con facilidad, lo mismo que las anécdotas de los que fueron sus managers, directivos y compañeros en 24 años de carrera.


Después de mucho tiempo de buscarlo, por fin lo localizamos lejos del estadio, las candilejas, los flashes y los aplausos de los aficionados luego de conectar un cuadrangular, donde es considerado el mejor jonronero zurdo de todos los tiempos en el beisbol mexicano.

 

La entrevista con él resultó amena y muy agradable en su taller de transmisiones automáticas, ya que el ''Pato'', como también se le conoce en honor de su señor padre, es un próspero empresario, sin embargo no ha perdido la sencillez ni tampoco la humildad, pues en su oficina no encontramos ninguna foto de los grandes momentos que vivió en el diamante, incluso cuando disparó 45 vuelacercas con los Saraperos de Saltillo, es decir, uno menos que el gran Héctor Espino lo hiciera en 1964 con los Sultanes de Monterrey, estamos hablando de jonroneros mexicanos donde Nelson Barrera es el rey.

 

''Mi adolescencia y juventud no fue la típica de los jóvenes fronterizos, cuando mis amigos comenzaron con las fiestas y las novias yo me la pasaba jugando basquetbol y beisbol, y luego me fui a estudiar a los Estados Unidos''.

 

Platicamos también sobre su poder con el bat, la rebeldía e indisciplina cuando se inició con el equipo de la Funeraria Santa Elena y la forma en que David González, ''el papá del caballón'' lo invitó a formar parte de los Yankees en la Liga Municipal, en un proyecto del ingeniero Jaime Bonilla para armar un trabucazo con los mejores jugadores de la Baja California, la del norte y la del sur, Sonora, Sinaloa y pochos del otro lado.

 

''Me acuerdo más de las derrotas que de las victorias y una bronca que tuve de novato con Jorge Fitch'', dice quien destacó en el deporte de más reglas e inteligencia, ya que en el beisbol, lo más difícil es batear, por eso es complicado conocer a la persona que ya no está debajo del uniforme.

 

Aún no ha entrado al Salón de la Fama, pero hay cosas que no pueden estar a discusión en el beisbol mexicano, ''yo sé lo que hice y dónde lo hice y sé que en su momento las cosas llegarán, porque los números ahí están, no estoy inventando nada'', añade Jiménez con tranquilidad.

 

Un pelotero que remolcó más de 100 carreras que disparó 351 bambinazos en la Liga Mexicana y 199 en la del Pacífico para un total de 550, sin incluir los de play offs, los juegos de exhibición y los de la Serie del Caribe, uno por cierto fue un descomunal palo en el ''Héctor Espino'' sobre el venezolano Wilson Alvarez que venía precedido de mucha fama de los Rangers de Texas, si para contarlos son muchos, ahora para conectarlos.

 

QUE SI PUEDEN O NO PUEDEN HACER LOS DIRECTIVOS

 

''Jaime Bonilla fue el que me dio la oportunidad y aferrado siempre confió en mi de que yo podría hacer algo en el beisbol profesional, ''este pinche loco tiene talento y es un diamante en bruto'', decía el ingeniero de mi, a pesar de que mucha gente me comentaba que la vida del pelotero en México era muy sufrida por los bajos sueldos que se pagaban. ''Ni se te ocurra irte, porque te vas a morir de hambre'', me decían.

 

''Pilo Gaspar que en paz descanse me seguía por todos lados para llevarme a los Bravos de León''.

 

Y una estrella como tú cobraba bien?

 

''Sí, tuve la suerte de ser el mejor pagado, y en dólares mi sangre'', puntualizó.

 

El famoso Tin Tan que próximamente será sometido a una cirugía de cadera en USA alabó el liderazgo de Benjamín Gi en los Tomateros, la garra que le imprimía Houston Jiménez con Mexicali y de los peloteros tijuanenses que llegaron a Ligas Mayores como Esteban Loaiza, Rigo Beltrán, José Silva, Adrián González y su hermano Edgar que estarán fajados en el Pre Mundial de Mexicali, Oscar Robles y gente como Freddy Sandoval y Popeye Campillo que están triunfando en otras facestas y en puestos de oficina.

 

Cuéntanos por qué no llegaste a Grandes Ligas y cuál fue la razón de que al principio de tú carrera no pegabas jonrones?

 

''Varios compañeros de aquellos inolvidables Potros como Luis González, Tolentino, el mismo Vinicio Castilla, Chucho Sommers y Al Martin me decían que yo tenía cualidades para jugar allá, incluso varios jugadores de otros países que participaban en Series del Caribe también, estuve en Florida y no se me dio la oportunidad, y de lo otro, cuando me llegó la madurez tuve que hacer ajustes y agarré la disciplina en la caja de bateo empecé a irme pa' las tablas con más frecuencia''.

 

Me imagino que tuviste muchas anécdotas, recuerdas alguna en particular?

 

''En una ocasión los Sultanes de Monterrey hicieron pretemporada en Cuba y yo todavía no estaba en condición física para jugar, pero Roberto Magdaleno insistió en que reportara a la Isla y en un juego en el Estadio del Cerro contra esos pitchers que tiraban arriba de 95 millas Zacatillo Guerrero me puso de sexto bat, ''para que no tengas tanta presión'', Pero Don José, yo todavía no estoy listo para jugar. ''Son órdenes de allá ariba, los jefes quieren que te ponga a jugar'', el caso es que me lesioné la mano en un swing y estuve media temporada parado y sin cobrar porque no me pagaban, pese a que el presidente de la Liga les decía, ''ya páguenle su dinero a este muchacho''.

Qué nos puedes decir de Juan Manuel Ley?

 

''Para mi Juan Manuel Ley significa algo especial en mi vida, un agradecimiento eterno por su calidad humana y el trato que le daba al pelotero, jamás olvidaré el detalle que tuvo conmigo cuando me acompañó en el funeral de mi padre, así era Juan Manuel, un hombre ganador, de carácter duro, exigente, pero respetado y a la vez querido por su gran calidad humana, lástima que ya no esté con nosotros''.

 

Cómo ves la afición y el fenómeno de los Toros de Tijuana?

 

''Sensacional, fuera de serie y de otro nivel, el beisbol actual necesita de directivos como Jaime Bonilla, Chino Ley, Alberto Uribe, los Arellano de los Leones de Yucatán y el dueño de los Pericos de Puebla, es decir empresarios con visión diferente, que saben tratar al pelotero, y me ha tocado comprobarlo cundo de vez en cuando me doy una vuelta al estadio, con esos grandes llenos y un ambiente de verdad formidable''.

 

Eduardo Jiménez ya tiene 8 años retirado, pero extraña mucho el ambiente del beisbol, tan así lo extraña y lo ama que en ocasiones sueña que Paquín Estrada lo mandó a la banca o que lo dejó el camión. ''Pero si Dios quiere, si salgo bien de la operación de la cadera, me gustaría volver a ponerme el uniforme para darle tips de bateo y enseñar a los chamacos algo de lo que yo aprendí en el beisbol''.

 

El Zurdo Jiménez y Humberto Castañeda, directivo de los campeones Potros de Tijuana en la Temporada 90-91 serán propuestos para ingresar próximamente al Salón de la Fama del Deporte de Tijuana y no se duda que serán aceptados, pues se trata de dos glorias del beisbol tijuanuense.

 

Esta entrevista será pasada por ''Tribuna Deportiva'', en un programa especial de PSN... CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.