Lo que otros no se atreven a decir

Una de las satisfacciones o ventajas que te dá ser cronista de beisbol, es que puedes estar en el lugar de los hechos y entrevistar a las figuras involucradas, por ese motivo recuerdo cuando hicimos ese trabajo para la cadena radial hispana K10-40 de San Diego y nos dirigimos a Peoria, Arizona, en aquel hermoso complejo que compartían los Padres y los Marineros de Seattle en la Liga del Cactus, previo a la Temporada 2000 de MLB...


Ahí nos tocó la suerte de ver a Alex Rodríguez, Ichiro Suzuki que llegaba del Japón y por supuesto a Ken Griffey Jr ahora que fue electo al Salón de la Fama. Con los Padres tuvimos más tiempo de convivir con otros Hall of Fame como Dave Winfield y Jerry Coleman, el famoso Coronel que acaba de cumplir el segundo aniversario de su fallecimiento y con Trevor Hoffman, un súper estrella del bullpen que a mi juicio no fue valorado realmente por los que emiten su voto para el recinto de los inmortales. Y si más de 600 salvamentos no fueron suficientes con un equipo gris, pues no sé qué es lo que se ocupa para entrar... Si es cierto que Mike Piazza fue un tremendo bateador, arriba de Johnny Bench, pero como catcher ya saben ustedes que ese era su talón de aquiles, pues con regularidad le robaban hasta las licras, sobre todo cuando vino ya en decadencia a los Padres... Piazza sí tuvo reflectores y jugó en mercados famosos como Los Angeles y Nueva York, eso para mí influyó mucho para que dejaran fuera al ''Trevor de la Suerte'' y aceptaran a Piazza a quien conocimos cuando llegó de novatito con los Aguilas de Mexicali y el gran Paquín Estrada le dio sus primeras lecciones de cómo bloquear, recibir pitcheos y prepararse para tirar a las bases... En varias ocasiones estuvimos en El Nido para ver cómo Paquín lo iluminaba con su magia y sabiduría, pues han de saber que Estrada es de los pocos managers que todavía practican infield antes de los juegos. Aquí lo realizó todos los días cuando dirigió a Toritos e hizo que el coach Miguel Angel Ruiz desquitara el sueldo... Griffey entrará a Cooperstown con la gorra de Marineros y Piazza con la de los Mets, algo lógico, pues fue en dónde más macanazos dieron... En Cincinnati, Juan Gabriel Castro y Elmer Dessens que era el caballo de los Rojos estaban cerca del casillero que ocupaba Griffey, allí tuvimos oportunidad de saludarlo con el clásico ''good to see you again''.

 

LOS TOROS SON EL UNICO EQUIPO QUE NO TIENE MANAGER.

Bueno, yo creo que ya lo tienen, pero no han querido darlo a conocer y la verdad no lo entiendo, pues si lo destapan, empezaría a estructurar el equipo y a planear la temporada que se avecina de una buena vez, aunque ya los peloteros deben saber de quién se trata, los jugadores siempre se enteran de todo antes que los periodistas, los lectores y los aficionados, ellos saben quién viene, a quién van a serruchar, quién josea, quién trabaja extra, quien se tira a la lona, quién es flojo, quién trasnocha, quién quema abierto, quién se dopa, quién es cachuchero, quién es chivato, barbero, quién es fajador y quién se arruga a la hora cero... Y quién cumple, arriesga, se da a respetar, blofea, miente y tiene dos caras de los directivos... A propósito, no obstante las torreciales lluvias, los Toritos regresaron al campamento del ''Gasmart'' convertido en un potrero por los cuatro días consecutivos que llovió y que trajera contingencias en algunos sectores de Tijuana, y para este lunes y martes, si no hay cambios, tendrán la visita del ex grandeliga tijuanense Freddy Sandoval ahora convertido en psicólogo de los prospectos de los Reales de Kansas City, para sostener pláticas motivacionales con la nueva camada de bureles sobre dicha materia.

 

SE ACABA EL MISTERIO

Quién lo dijera, parece que los Toros nos leyeron el pensamiento, toda vez que este lunes presentarán a su nuevo timonel en el ''Toro Bar'' del Estadio Gasmar y naturalmente que ahí estaremos para llevarles toda la información acerca del personaje que tomará el toro por los cuernos... Honestamente tendrá una misión difícil, porque de inicio tiene que superar lo hecho por Juan Gabriel Castro, segundo, los managers, quién sabe porqué, no duran en este club y tercero, deberá haber jugado en Ligas Mayores, que es como le gustan al propietario Alberto Uribe y a Jorge Campillo, porque los gerentes deportivos escogen a los pilotos que les gustan y que pueden irónicamente manejar, o más bien convencer de cuál es el sistema, proyecto, la filosofía de la organización y lo que esperan de ellos, en otras palabras les leen la cartilla... Pero siguen existiendo equipos que contratan, por ejemplo, los Delfines del Carmen, al dominicano Jose Offerman que fue un petardo en el Aguila de Veracruz habiendo gente como Benji Gil, J.J. Pacho, Miguel Flores, Ricardo Sáenz, Pedro Meré, Jesús Sommers, que tienen capacidad, conocen la liga, a los peloteros y éstos los conocen a ellos... La inversión que están haciendo los Toros de traer un manager de categoría y regresar a hacer la pretemporada en Tucson, es un ejemplo claro de que quieren estar a la altura de los grandes equipos de LMB... En cambio, otros como Reynosa, que para fortuna, están en la misma división de los Toros, está atado, desmantelado y antes de que empiece la temporada ya se tiró a la hamaca... Y hay otros que se desgarran las vestiduras... CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.