Terry Collins en Navojoa

Nos viene a la mente cuando los Mayos sostenían un juego de exhibición en la comunidad de El Bacame contra una selección de la Liga Ejidal y después del juego cayó un tormentón que hasta los jugadores como Ken Howell tuvieron que empujar el camión que tradicionalmente no prendía...


Era algo hasta cierto punto divertido para estos jugadores de los Dodgers de Los Angeles con quienes los Mayos de Navojoa sostenían un convenio de trabajo en la época del Capitán Rafael Limón García y Ovidio Pereyra.

 

Ya había reportado también Sto Pederson, el papá del jardinero central que maravilló con sus jonrones en el Pasado Derby de Jonrones en el Juego de Estrellas de MLB. Después llegarían los jardineros Cecil Espy y A. R. Reynolds, éste con más turnos el último mes de septiembre en que los subieron los Dodgers.

 

Howell estableció un récord esa temporada al ponchar a 14 en un juego de siete entradas, Este Howell hizo una buena carrera en Grandes Ligas lanzando también para los Filis de Filadelfia.


Reynolds se quedó en promesa y en Navojoa no dio el ancho, Espy al menos fue un formidable jugador enfundado en el uniforme de Navojoa y los Naranjeros de Hermosillo.

 

El día que debutó Terry Collins como manager de los Mayos en la inauguración celebrada en el ''Tomás Oroz Gaytán lo botó del juego el Lobito Humberto Sáiz, recuerdo que Florentino Duarte, Arturo González, Lauro Villalobos y Chico Bojórquez lo tuvieron que controlar, porque Terry, bajito de estatura, algo así como 5.9 pies de estatura se quería comer al Lobo que ese día aulló en serio, porque el juego contra los Yaquis estuvo muy emocionante.

 

Nosotros tuvimos la suerte y el privilegio de conocer, tratar y ser coach de esta gran persona, psicólogo de profesión que ahora está en los cuernos de la luna merced a su gran trabajo con los Mets de Nueva York.

 

Terry llegó a Navojoa de los Dukes de Albuquerque, de donde provenían todos los prospectos de los Dodgers que venían a foguearse a la Liga Mexicana del Pacífico.

 

No hablaba español, pero platicaba mucho con Pereyra, en ese entonces Tesorero del Estado, en la administración de Samuel Ocaña. ''Good Idea'', decía Ovidio cada vez que Collins le hablaba de algo y como a Terry no le gustó la indisciplina del catcher Raúl Martínez, Navojoa lo cambió por el jardinero Eduardo Torres, resultado, pésimo movimiento, pues al siguiente año, Collins no repitió como manager ni los Mayos tenían a Martínez que era excelente a la defensiva.

 

En una gira que realizamos por Mexicali, Terry solicitó permiso para irse al otro lado a contraer matrimonio con su ahora esposa Deborah, así que Lauro Villalobos y un servidor tomamos las riendas del equipo con resultados satisfactorios, pues le ganamos la serie a los Aguilas en El Nido.

 

Pasados los años, nos encontramos en Pittsburgh, después de dirigir a los Tigres del Licey, a los Búfalos de Orix en Oriente, a los Astros de Houston y Anaheim, Angels, Terry Collins ha llegado a la cima de las Ligas Mayores y disputará una Serie Mundial contra los Reales de Kansas City.

 

El camino fue difícil, de ser un insignificante jugador de cuadro de Ligas Menores, drafteado por los Piratas de Pittsburgh, finalmente la recompensa ha llegado. En Navojoa por supuesto, desean que ganen los Mets.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.