Alonso Tellez, su salida y fracaso de Naranjeros

Merced a sus números y extraordinaria trayectoria, el chihuahense Alonso Téllez Jurado es un inmortal del Salón de la Fama mexicano, ya que escribió páginas gloriosas en los mejores equipos tanto de la Liga del Pacífico como de la Liga Mexicana y hasta se dio el gusto de pertenecer a los Dodgers de Los Angeles llegando a jugar en Triple A con los Dukes de Albuquerque. Téllez entró al recinto sagrado junto con Armando Reynoso, Polvorita Sánchez, Derek Bryant y el umpire Efraín Ibarra.



Parece que fue ayer cuando lo vimos jugar por primera vez, fue por los 80's con los Tuzos de Zacatecas, en un juego de exhibición entre Anabistas. A Téllez escuchamos que los peloteros le llamaban por el apodo de ''Rocky'', pues el angelito radicado en Moroleón se aventaba 150 lagartijas diarias y lucía fuerte como un roble el nativo de Casas Grandes.


Matías Carrillo y él cuando estuvieron activos hicieron una explosiva pareja de jardineros que los convirtieron en verdaderos ídolos de la afición. Cada uno tomó rumbos distintos, el Coyote llegó a las Mayores y Rocky se quedó esperando la llamada de los Azules. El tiempo los separó, pero posteriormente se encargó de reunirlos en Hermosillo, con los famosos Naranjeros. Ambos ya en otra faceta, siendo Matías el jefe y Alonso como coach de bateo. La historia ya se la saben en teoría, a los dos los botaron el pasado invierno cuando los Naranjeros tuvieron uno de esos años para el olvido, para ellos, no para Téllez que ha llegado a los Toros de Tijuana, luego de vivir una experiencia como manager interino de los Olmecas de Tabasco.


Lo abordamos en el majestuoso Estadio Gasmart, siempre un caballero y dispuesto a platicar con nosotros desde que llevó al título a los Algodoneros de San Luis en la Liga Norte de México, derrotando precisamente -quién lo dijera- a los Toros y en este mismo estadio.


Alonso, que gusto encontrarte otra vez, sabemos que eres el nuevo coach de bateo, ¿cuéntanos sobre tu llegada a los Toros de Tijuana?


''Para empezar, me sentí muy contento, hay mucha gente conocida y estoy aquí por una invitación de Alberto Uribe, gran amigo, vengo a sumarle a la organización de Toros, vengo con la pila puesta y con mucha energía para aportar cosas valiosas''.


¿Cómo te sientes en Tijuana?


''Todo nos favorece, hay una gran afición, en la ciudad tenemos todo, muy buenos restaurantes, de calidad, yo me siento como pez en el agua, porque tenemos todo para trabajar''.


¿Cuál será tú sistema o método para trabajar como coach de bateo?


''Primero que nada tengo que ganarme la confianza de los bateadores, hacerlos entender que Toros es una organización de primera línea, empresa que se basa en resultados y nosotros tenemos que estar buscando resultados en cada uno de los bateadores. Me gusta trabajar con parámetros, te da el valor agregado de cada cosa, bateador consistente, llegar a las bases más seguido. También me gusta mucho el video, la numeralogía, me gusta el trabajo físico y también estamos trabajando fildeo con los prospectos que tenemos en el campamento de los Toros''.


¿Qué pasó en tú primera experiencia de la Liga Mexicana como timonel de los Olmecas de Tabasco?


''Fue una experiencia muy grata, yo agradezco la oportunidad que me dieron los directivos, se dieron imponderables como lesiones, otros operados, no teníamos de donde echar mano, estábamos muy mermados''. Y añadió.


''Se aprende de todo, como buscar que el pelotero te juegue, te rinda, hacerlo jugar y cómo convencer al directivo que eres capaz de tener un equipo bajo tu mando''.


''En el terreno se aprende mucho, tienes que aprender a mejorar tú estrategia día tras día, se dan solas, pero tienes que andarlas buscando y también el material humano cuenta mucho''.


En cuanto a la inteligencia para mandar las jugadas ¿qué nos dices?


''Tienes que aprender a hacer tú estrategia y estar convencido de que va a funcionar, saber los puntos finos del beisbol y algo muy importante, conocer las reglas del juego''.


¿Ya para terminar, realmente que fue lo que sucedió en Hermosillo con los Naranjeros?


''Muy accesibles todos, cooperaban bastante, todos muy abiertos''.


Entonces ¿por qué fracasó el equipo?


''Yo siento que el mal resultado se debió al refuerzo que no era el adecuado en ese momento y nos afectó mucho''.


''El pitcheo abridor no era el adecuado tampoco y no se hizo nada para componerlo''.


¿Crees que fue injusta tú salida?


''Claro que sí, yo no tuve la culpa, nos fuimos en paquete Matías y yo, pero así es este trabajo, yo ya le di vuelta a la página, en el beisbol mexicano a eso estamos expuestos los que nos dedicamos a esto'', terminó diciendo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.