Manager "Perrón" sin ir a la Academía

A veces olvidamos que los individuos exitosos como Benjamín Gil no son distintos a nosotros, también ellos cometen errores, tienen defectos, se fatigan, sufren depresiones y se enfadan cuando sorprenden entre bases a Rico Noel, enfrentan retos, dudas y en algunas ocasiones cometen injusticias como tener a dos extranjeros en la banca, pero también saben darle confianza al pelotero para que rinda como es el caso de Joey Meneses.



No es fácil esa labor y menos cuando el Benji no había manejado antes un club de beisbol profesional y en este momento está en la antesala de graduarse sin haber ido siquiera a la Academia. A la serie entre Charros y Tomateros le faltaba mucho, sin embargo el conjunto guinda había empezado ganando en el Estadio Panamericano de Zapopan y el equipo continuó jugando pelota de gran calidad y con un espíritu de guerreros que los hizo venir de atrás para detener el vuelo del águila cuando estaban a punto de darles el tiro de gracia.
Y si tiene su gracia y un alto mérito dirigir a un club de tanta prosapia, lleno de estrellas, con un patrón famoso y exigente que no le gusta perder, que presiona cuando las cosas no se están haciendo bien y que sueña coronarse después de una década de no hacerlo, y la cereza al pastel podría ser en la despedida del vetusto ''Angel Flores''.


Gil parece ser tocado por una varita mágica tal y como sucedió con Paquín Estrada cuando suplió en el timón a Ossie Alvarez en la temporada de la mexicanización, como no voy a recordarlo si ese año Tomateros echó fuera a unos aguerridos Mayos de Navojoa comandados por Javier ''Vitaminas'' Espinoza que peleó en play offs con un puñado de novatos que venían de la Liga Norte de Sonora incluído Florentino Duarte, Leonel ''Halcón'' Urrea, Francisco ''Pato'' Guizar y el Cochito Cruz que llegó procedente de los Vaqueros de Agua Prieta. Fue la temporada de debut de Tony Ortega en los micrófonos y de un servidor como coach de bullpen en un staff que incluía a Mercedes Esquer, Arturo González, Ramón Villegas, Esteban Juárez, Pecas Morales, Francisco Sombra, Duarte, Urrea y el Caballo Heredia y en el cuadro estaba a Joel Pérez, Marcos Leal, Fernando Villaescusa, Fernando Camargo y Juan Treviño.


Eran los años en que el legendario Agustín de Valdez narraba los juegos a nivel terreno en una silla que tenía que mover cuando los elevados de foul le pasaban cerca. Eran las noches que después de los juegos nos íbamos a cenar a las carnes en su jugo.


Ahora Benjamín Gil está en los cuernos de la luna, mientras que Paquín Estrada dirige a un equipo de jóvenes en la Liga Suprema de Navoja. Así es la rueda de la fortuna. Por cierto, ya que recordamos a Florentino Duarte, en días pasados en la 5 de Mayo, populoso barrio de Hermosillo, hubo un reencuentro de ex peloteros de esa colonia y asistieron algunos de los hermanos Ornelas, Duarte, Eduardo Alvarez, Kanny Gutiérrez y Víctor Ortega entre otros que recordaron viejos tiempos de la Liga Central.

TOROS SE SIGUE ARMANDO


La embestida ahora fue más fuerte al hacerse de los servicios del jardinero tijuanense Román Peña Zonta que llegó procedente de los Piratas de Campeche en un cambio por Gerónimo Gil, Blake Gailen y que involucró al novato Omar Rentería, una compra a todas luces por abajo de cuerdas, pues quién cambia a un veterano por un pelotero joven y entero como Peña Zonta, como dicen, ''ni loco que estuviera''. Toros dará a Campeche otro pelotero y un novato por designar, ya saben, alguien que tenga los cuernos despuntados, y suena Efrén Espinoza para irse a la ciudad amurallada. Trascendió que también los astados andaban interesados en los pitcheres Ismailín Caridad y José Ascanio, este último que ya hizo labores de cerrador en la etapa del Coruco Mario Mendoza. Por lo pronto Jorge Campillo estuvo en Culiacán con la firme intención de checar a un abridor zurdo extranjero de los Charros de Jalisco, asimismo, andan tras un parador en corto perrón que sacuda la mata y detenga todo lo que vaya por las paradas cortas. Con Peña Zonta, los jardines de los Toros están cubiertos con Golson y el Mosco Arredondo, entonces ¿dónde van a poner a Luis Mauricio Suárez que es el de menos habilidad fildeadora que los otros tres?, bueno, tal vez el manager Eddie Díaz le de roles de bateador designado y lo meta de guardabosque cuando le toque descanso o se lesione alguno de los ya mencionados.


Por otro lado, nos enteramos que el experimentado exgrandeliga y coach de los Charros Sid Monge está pensando seriamente en colgar los spikes, porque el paso del tiempo y el sobre peso hacen ya mella de sus cansadas rodillas, pero no es una decisión fácil cuando a Monge también le gusta el comercio de suovenis, es decir, vende desde un par de guanteletas hasta los guantes de catcher más finos de Grandes Ligas, incluso en la Aduana de Tijuana ya le metieron un susto por cosas de los impuestos que hasta tuvo que intervenir Roberto Mansur para que no le incautaran una camioneta de color verde.

 

CAUSA POLEMICA EL NOMBRE DEL ESTADIO EN OBREGON


Nuestras raíces están en la tierra de Cajeme y de por allá nos informan que, -como es lógico suponer- el nombre del nuevo estadio de los Yaquis está dando mucho de qué hablar y la raza viene mencionando con mucha insistencia que lleve el nombre del Comandante Eddie Díaz, que eso sería un sacrilegio señalan los que se oponen, otros piden que le pongan al estadio el nombre de Vicente Romo, con méritos de sobra para el gran ''Huevo'' por las hazañas que escribió en dicha ciudad, hay quienes opinan que Chemalito Parada sería una buena opción y hasta suena el nombre -y no nos parece descabellado- del maestro de las estadísticas e inmortal del beisbol Alfonso Araujo Bojórquez, pero la mejor opinión la tiene usted apreciable lector, nosotros nada más se las pasamos al costo.


En una próxima entrega les haremos llegar una entrevista a Alonso Téllez, nuevo coach de bateo de los Toros, donde nos habla de su salida y sus impresiones sobre la debacle de los Naranjeros de Hermosillo. No se la pierda, porque será una perra línea entre dos, como las que bateaba Alonso con los desaparecidos Ostioneros de Guaymas. CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.