El "Popeye"

En las Ligas Pequeñas de Tijuana se empiezan a gestar los sueños de los niños, como es de suponer sueñan con llegar a las Grandes Ligas; son pocos los que lo logran, algunos llegan a ser buenos jugadores en la Liga Mexicana, otros se pierden en las Menores, pero la inmensa mayoría se quedan en el camino, por lo tanto el que llega a las Mayores es un atleta de élite privilegiado.



La Liga Infantil y Juvenil de la Municipal es un semillero de prospectos, de ahí surgieron chicos que después jugaron en la Gran Carpa como Benji Gil que tiene un anillo de Serie Mundial y es el actal manager de los Tomateros de Culiacán, Andrés Berúmen, José Silva, los Hermanos Edgar y Adrián González, el famoso Titán que es candidato a Premio Nacional del Deporte y lo debe ganar por unanimidad debido al temporadón de carreras impulsadas con los Dodgers, el nuevo toro Oscar Robles y nuestro personaje de hoy:


Jorge Campillo Hidalgo que tiene algo en común con el que esto escribe. Nació también el 10 de Agosto y nos tocó ser su manejador con los Cachorros del Grupo Becaar en la categoría mayor de la Liga Municipal cuando el popular ''Popeye'' -al fin novato- pasaba los inviernos en casa porque no hacía el equipo con los Tomateros de Culiacán. Curiosamente en ese equipo de Cachorros también estuvo cubriendo las paradas cortas el ''Astroboy'' Oscar Robles.


El finado Jorge Calvo fue el que lo firmó para los Tigres del México y siempre tuvo fe de que algún día se convirtiera en un gran lanzador, sus reportes no estaban equivocados, sólo que Campillo se tardó algo en dar el estirón, pero trabajó duro para recibir una oportunidad en la Liga Mexicana.


Una de sus armas fue que aprendió a lanzar un mortífero cambio de velocidad y una curva de arco iris que quebraba las cinturas de los bateadores enemigos que hasta el legendario Bobby Cox se quedó admirado cuando llegó a los Bravos de Atlanta después de breve estancia en los Marineros de Seattle, organización que lo llevó a las Mayores firmado por el ex tomatero Matt Stark.


Campillo empezó a jugar beisbol de niño con los Atléticos y siempre tuvo de catcher a Emmanuel ''Peque'' Valdez, ambos fueron descubiertos por Calvo en un Nacional celebrado en la ciudad de México en 1994.


Sobre cómo aprendió a lanzar el cambio de velocidad explica que nadie se lo enseñó, ''yo lo usé por necesidad, porque en un juego de colegio con los Aztecas de la Montgomery me estaban dando duro los zurdos, lo empecé a tirar y me dio resultado, después poco a poco lo fui afinando''.


En 1996 los Bravos de Atlanta lo llevaron a la Liga Rookie de la Florida donde compartió momentos con jugadores que después llegaron al big show como Odalis Pérez, Bruce Chen, Horacio Ramírez y Andrew Jones que fue un rato a rehabilitarse.


De hecho, Campillo Hidalgo hizo una carrera exitosa, pues fue campeón en los Tigres, igual con los Tomateros de Culiacán, mejor lanzador de la Liga Mexicana del Pacífico en una temporada con los Tomateros, triunfador en Serie del Caribe como refuerzo de los Venados de Mazatlán, asimismo representó a México en un Clásico Mundial y ahora en su nueva faceta como Director Deportivo de los Toros de Tijuana espera culminar sus sueños conquistando campeonatos para los astados y desarrollando peloteros que algún día lleguen a las Grandes Ligas.


Dice estar contento y emocionado en su nuevo puesto, la familia Uribe tiene plena confianza en él y en el gerente Carlos Orozco, dos jóvenes tijuanenses que reciben la oportunidad de que los Toros tengan sangre nueva y embistan duro desde el primer día de la temporada, pero la responsabilidad es grande y complicada para los dos y ambos tienen que demostrar que pueden con el puesto. Campillo tiene más experiencia por los años que vivió en el profesionalismo, ya sabe por dónde salta la liebre. Ya sabe cómo piensan, actúan reaccionan, blofean y se tiran a la lona los peloteros, no es tarea fácil, él lo entiende; ya Marco Antonio Vázquez y Jaime Blancarte forman parte de las estadísticas, no pudieron con el paquete pese a su vasta experiencia, por algo ya no están en la organización. La racha de despidos se generan cuando los propietarios pierden la confianza en sus gerentes por falta de credibilidad, mientras que la racha de éxitos se deben en su mayoría al trabajo de personas que confían en sus propias habilidades, en las habilidades de sus jefes y en el sistema para el que trabajan, por esa razón ahora que es el turno de Campillo, anda buscando un timonel con esas características a fines del club Toros, es decir, con buena química con los peloteros y la oficina, que tenga cartel y ofrezca resultados y por último que sea bueno para el marketing y trabaje en pro de la comunidad, si saben de alguno comuníquense conmigo, aunque esas credenciales encajan perfectamente con Eddie Díaz cuyos títulos y labor altruista con los Yaquis avalan su calidad de timonel ganador, un Plan B podría ser con Juan Navarrete, sólo que el piloto de los Charros de Jalisco ya tienen muchos años de laborar con los Atléticos de Oakland, aunque ya saben, un cañonazo no cualquiera lo aguanta, la otra opción podría ser el Houston Jiménez que está desempleado, pues no se arregló en lo económico con el Aguila de Veracruz y aquí en Tijuana se fue rápido y fuerioso cuando se negó a que Belisario Cabrera y David González le hicieran el line up de los Potros. Popeye no va a necesitar espinacas para armar un equipo competitivo, tiene de su parte algunos factores que debe aprovechar, hay recursos y respaldo de parte del patrón, ahora sólo necesita armar el rompecabezas y la confianza es un valor fundamental que pocas veces nos detenemos a analizar, la acción de confíar es el factor clave que les permite a las personas alcanzar altos niveles en su desempeño y tanto Campillo como Orozco han sido arropados por el magnate Alberto Uribe Maytorena, ahora tendrá que poner en práctica su liderazgo motivacional, la concentración y paciencia para conseguir buenos resultados, no sé porqué, pero estos tips se los debí pasar a Jorge Vergara ahora que vino a Tijuana Innovadora.


Ahora bien. ¿Por qué Campillo habla de que a mediados de noviembre dará a conocer el manager de los Toros? creemos que por dos cosas, una, porque ya tiene al manager y obviamente ya debió haber hablado con él, la otra, que Jesús Sommers fue utilizado solo como gancho publicitario, eso de que lo tenemos como opción, pero aún no está decidido nadie se lo ha tragado. Bueno, vamos a ver qué pasa, si ''El Comandante'' es el bueno, a menos que la directiva tenga algún toro de regalo. Lo que sí sabemos es que en el ''Gasmart'' tienen la sucursal del Hospital General con la rehabilitación del cubano Amaury Cazaña, al que los Toros, pese a sus crónicas lesiones siguen teniéndolo en sus planes y se alista para irse a la Liga Meridiana, lanzadores como el ''Chore'' Esteban Hernández, Miguel Ramírez y Miguel Ruiz ya están mejores de sus codos, rodillas y brazo, felices del clima de Tijuana y de que el patrón no los haya abandonado a su suerte, ya están saliendo del taller de reparaciones y listos para otra oportunidad.

LA AMATEUR CUMPLIO CON LOS PRONOSTICOS


De calle y de manera invicta se llevó el Campeonato Estatal de Veteranos celebrado ante una escasa concurrencia y algunos buitres y cuervos reunidos en el Estadio Manuel Ceseña. Resulta que quedaron los 4 mejores equipos y los dos ganadores se enfrentarían en la final y a la Amateur de Tijuana le tocó eliminarse con Ensenada Municipal y Tijuana Municipal contra La Mesa de Tijuana, supuestamente todo estaba fríamente calculado para que la final fuera entre las dos Tijuanas, y la Amateur cumplió con su cometido derrotando 7-1 a los porteños con otro recital de pitcheo del profe Víctor Durán y bateo encendido de Juan Murillo, Ramón Contreras, Morrín Ramírez y Joel Ríos, el descalabro fue para Alejandro Vidal y lo más curioso de este juego fue que el manejador de Ensenada agarró del pescuezo al ampayer empalmense Raúl López y lo estaba ahorcando al muy puro estilo del Perro Aguayo, solo que se lo quitaron para no cometer una tragedia similar a las de la policía de Iguala, Guerrero. López se quitó los arreos y como si fuera el Gallito Estrada o su paisano el Temible José Luis Castillo se puso a hacer sombra, donde abundaron los jabs, el opercut, los ganchos al hígado, los cruzados de derecha y las palabras impúblicables, pero la sangre no llegó al Cochorit.Y como dicen que lo que mal empieza mal acaba, La Mesa echó fuera a la Municipal con 11 valientes guerreros y vino de atrás para sacarle el juego a los blanquiazules que ganaban 4 por una, pero un doblete del ex diablo rojo Felipe Durán coronó un rally de 4 en la séptima que resultó fatídica para los azules y los mandó de regreso a casa y lo único que se trajeron de Tecate fue pan y pura verguenza a grado tal que el manager Gabriel Orrantia, a decir de varios jugadores, incluso de los mismos Dodgers, se quedó ponchado en la carretera, como excusa para no estar presente en la caguamanta del ''Sierra Vera'', que más bien parecía la Funeraria El Tecolote por los puros lamentos y llantos y en la que nos señalaron que ''El Odioso'' manejó muy mal el pitcheo con la amplia ventaja que llevaba en el score y finalmente el gozo se fue al pozo ganando La Mesa 9 a 5 y con ello se sacaban la rifa del tigre para enfrentar a una Amateur súper reforzada en todos sus departamentos y sin pitcheo, pues los quemó todos contra la Municipal con tal de ganarles.


Lo rescatable de la Municipal es que Miguel Estrada, el Pollo Isaac Méndez, Hugo Santibáñez, Juan Morales y el bacobampense Manuel Mancinas tuvieron un buen torneo y ahora solo les queda llevar flores al panteón donde los muertos reposan ya y este 2 de enero hay que ir a darles su visitada y no sabemos si se jugará la serie pendiente por el título de la Municipal entre los susodichos Dodgers y los Red Sox y que Dios nos agarre confesados.


En la final, la Amateur pintó de blanco a La Mesa 6 a 0 con serpentina combinada de Fernando Lozano y varios relevistas que utilizaron Ramón Pacheco, Clemente Rincón y Caras Acosta para que el staff de pitcheo llegue como navaja de barbero al Nacional de Hermosillo para este fin de semana. En la coronación mucho tuvieron que ver las 4 producidas de Norberto Aguilar y tres imparables de Agustín Chávez, perdió Panduro, al fin y al cabo estaban en Tecate. Se entregó trofeo de Campeón Bateador a Juan Murillo que también resultó el MVP del torneo y felicitaciones a la directiva que encabeza Javier Reyna y el Meño García que en su segundo intento como dirigentes conquistaron el campeonato en la categoría de veteranos. Todos estos datos nos fueron proporcionados por el periodista independiente Jorge Valencia, enviado especial de este servidor con todo y gastos pagados.


Al cierre, al margen de la gran exhibición de Madison Bumgarner, destellos de Hunter Pence, Salvador Pérez y la criminal piedra de Kelvin Herrera, la Serie Mundial ha pasado desapercibida por falta de estrellas y con un Gigantes de San Francisco que sabe jugar buen beisbol y no gana por casualidad hoy, si no mañana pudieran tener otro Trofeo Grande en sus vitrinas, ojalá por Bruce Bochy, se lo merece Mesié. Por último, los Tiburones anunciaron el retorno del Pelón Robles y van por la fima de Eugenio ''Pato'' Soler para la próxima campaña, en tanto que todo estaba listo para que este sábado arranque el Campeonato Estatal de Superveteranos, luego viene el de Masters, donde los Venados con Ernesto Salas e Ignacio Alvarez en la loma y bateo destructor de Sergio y Caín Verdugo derrotaban en juego de exhibición a la Selección Masters del Cabezón Márquez que tuvo en Carlos ''Monkee'' González su mejor bat disparando 4 batazos a tierra de nadie.... Nos vemos en Tribuna Deportiva... CATCH THE FEVER.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.