En La Caja De Bateo

Los Primeros Relevistas

Hace unas cinco décadas, los pitchers relevistas no estaban clasificados como en la actualidad, mucho menos los cerradores. Tampoco había preparadores ni relevos intermedios, simplemente el manager llamaba al relevo cuando fallaba el abridor, podía venir al relevo otro abridor que había lanzado el día anterior.


 


En los años cuarenta, un hombre sin muchas facultades, pero con una gran decisión, llamó la atención de los aficionados de los Azules del Veracruz, se le conocía como "El Chivero" García.


Los aficionados que asistían al Parque Delta podrían asegurar que ese hombre fue el primer relevista, esos hombres que llegan a la loma de los disparos cuando "el rancho está ardiendo". Se puede decir que fue el precursor de los relevistas en México.


El precursor en el béisbol de Grandes Ligas, pudo haber sido Joe Page, quien fue una institución con los Yankees de Nueva York. Page fue para los lanzadores de los Yankees el "ángel guardián", llevándose muchas veces más crédito que los abridores, por parte de la prensa.


Page se convirtió en un ídolo con los Yankees y gracias a él, revistas y periódicos de esa época le empezaron a dar mucha importancia al trabajo de relevo.


Después de Page surgieron grandes relevistas como Ron Perranoski, quien fue para los Dodgers de los años sesenta el hombre de las confianzas.


Cuando Koufax, Podres o Drysdale fallaban, ahí estaba Perranoski para hacer un gran trabajo de relevo y conservar el triunfo de su compañero.


En la Serie Mundial de 1963, cuando los Yankees fueron barridos por los Dodgers en cuatro juegos, el primero lo ganó Sandy Koufax 5-2, superando a Ford y de paso ponchando a 15 bateadores, para imponer un nuevo record en Serie Mundial.


Al día siguiente, Alston mandó a Podres contra Downing y en la última entrada cuando los Yankees se sacudieron el cierre de 4-0, trajo al relevo a Perranoski para sacar el último out. El zurdo aceptó antes un hit de Howard, pero después dominó a Pepitone, para que la serie se fuera 2-0 a favor de los Dodgers.


A Perranoski lo vimos como Coach de pitcheo de los Dodgers en los ochenta, la gran época de Fernando Valenzuela.


Elroy Face con Piratas fue otro gran relevista, lo mismo se puede decir de Hoyt Willem, Tug McGraw, Wayne Granger, Rollie Fingers entre muchos otros en los setenta.


Tampoco se puede olvidar años antes a Luis Arroyo que fue el angel guardián para Eddie Ford, Arroyo tenía un efectivo tirabuzón, como Parranoski dominaba con el sinker.


En Liga Mexicana, después del Chivero" García, estuvo Rodolfo Alvarado a quien se le quedó el mote de "Bombero", lo mismo iniciaba juegos que relevaba, lanzaba por un lado del brazo. Lanzó varios años con Monterrey.


Más tarde, Enrique Castillo se consagró como relevo de los Tigres del México. Castillo utilizaba mucho la bol llamada "submarina", cada vez que Enrique subía al montículo levantaba a los aficionados de sus asientos.


Mario "Toche" Peláez, el rey de los nudillos, fue un gran taponero de los Diablos Rojos del México, el conservaba las victorias a pitchers como Ramón Arano, Alfredo Ortiz, Aaron Flores, Mario siempre estaba listo en el bullpen para venir al rescate.


Juan Suby, antes de ser abridor fue un gran relevista, tenía fama de pegarle un bolazo al más pintado...Y de lanzar bola ensalivada. Pero Suby siempre fue un lanzador valiente.


Hay una larga lista de relevistas; Nicolás García, César Gutiérrez, Fidel Álvarez. Pero las cosas cambiaron después, anteriormente, los abridores venían con la mentalidad de terminar el juego y muchas veces no necesitaban relevos.


En los setenta empezaron a hacerse famosos los relevistas. Ya los abridores empezaron a fajarse desde la primera entrada, sabiendo que ya existían los relevos, desde el intermedio, el preparador y el cerrador.


Ya en los setenta llegaron al béisbol mexicano cerradores de gran calidad como Aurelio López, Manuel Lugo, Antonio Pulido entre otros grandes relevistas.


En la actualidad es imprescindible en todos los equipos tener los relevistas en cada especialidad. Ya los lanzadores abridores que terminan los juegos son una "especie casi en extinción".


Y los pitchers cerradores son bien remunerados en cualquier béisbol. Hay muchos relevistas millonarios en Grandes Ligas.


Hasta el próximo turno de bateo.


don nacho



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.