En La Caja De Bateo

Alan Foster

Alan Foster llegó a los Naranjeros de Hermosillo en la temporada 1970-71 procedente del equipo grande de los Dodgers de los Angeles. Foster vino recomendado por Maury Wills, su compañero en el equipo angelino. Wills debutaba como manager en este béisbol. Foster había debutado con los Dodgers en 1967, y ahora venía a perfeccionar sus lanzamientos el la pelota invernal. Esa era la primera temporada ya con el actual nombre: Liga Mexicana del Pacífico, ya afiliada al béisbol organizado, hasta la temporada anterior era la Liga Invernal Sonora- Sinaloa. El lanzador de los Dodgers se hizo famoso en este béisbol por un altercado que tuvo con el manager Wills, cuando este le reclamó que no estaba poniendo su máximo esfuerzo en la loma de los disparos a la hora de estar lanzando.



La cueva naranja se convirtió en un ring de box, y manager y jugador se liaron a golpes. Wills tenía fama de imponer la disciplina en el equipo a como diera lugar, así fuera un jugador ligamayorista. De ahí en adelante todo marchó bien, al menos no se supo de otro problema entre Wills y Foster, el norteamericano culminó la campaña con buenos números 10-5 y 3.81 en efectividad. Los Naranjeros tenían ese año un trabuco, con peloteros de la talla de Héctor Espino, Celerino Sánchez, Sergio Robles, Angel Macías; entre los extranjeros sobresalían Bob Darwin y Paul Johnson; en el pitcheo estaban : Alfredo Ortiz, Maximino León (novato del año con 7-1), Don Ross, entre los abridores, el cerrador era Manuel “Loco” Lugo que lucía tremenda piedra.


El equipo naranja se coronó campeón y asistió a la primera Serie del Caribe para un equipo mexicano. Para ser la primera incursión en esos cotejos, se puede decir que tuvieron una buena actuación, su record fue 2-4, pero perdieron juegos muy cerrados; el juego de inauguración lo perdieron en once entradas contra el trabuco boricua, que incluía a peloteros de la talla de Tony Perez, Reggie Jackson, Don Baylor y así por el estilo, en ese juego Celerino Sanchez y zoilo Versalles la botaron por México.


EN GRANDE LIGAS
En la Gran Carpa, Foster debutó con los Dodgers en 1967, con los Esquivadores siempre tuvo números negativos, en su estancia de 4 años con ellos, aunque en la última en 1970 ganó 10 juegos pero perdió 13. En 1971 pasó a los Indios de Cleveland, en 1972 con los Angelinos de Anaheim, con ninguno de los dos equipos hizo nada digno de escribir a casa.


En 1973 pasó a los Cardenales de San Luis, con ellos tendría la que sería su mejor temporada en ganados y perdidos: 13-9, pero al año siguiente tuvo 7-10. Foster culminó su carrera con los Padres de San Diego en 1976 con 3-6 en G y P. Como se puede ver no fue un lanzador ganador en Grandes Ligas; terminó su carrera con 48 juegos ganados y 63 perdidos en sus 10 años en el mejor béisbol del mundo. Aquí en Hermosillo siempre se le recordará por el pleito que sostuvo con el manager Maury Wills, pero también porque ayudó a los Naranjeros a obtener el cetro en esa campaña 1970-71. Aunque allá no fue un lanzador de primera línea, aquí demostró por qué estaba en la Gran Carpa, y por que se mantuvo 10 años, además los equipos con los que militó no eran contendientes en esos años, pudo haber sido falta de apoyo ofensivo.

Hasta el próximo turna de bateo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.