El Subestimado Ray Torres

  • Imprimir

Cuando hablamos de los mejores jardineros centrales mexicanos de todos los tiempos, siempre mencionamos a Marcelo Juárez, Ramón "El Diablo" Montoya o Manuel Ponce.

Creo que nos hemos olvidado de un excelente pelotero en la estepa central: Ray Torres. Torres poseía todos los atributos de un buen jardinero: Fildeo, velocidad, gran brazo, bateo de contacto y de poder.


Sin embargo, me atrevo a decir que es uno de los peloteros más sub estimados del béisbol mexicano. Mejor en algunos departamentos que algunos de los antes mencionados, creo que no se le ha dado su lugar. Pero ahí están los números que hablan por si solos.

Torres tuvo una larga carrera en LMB, sus números excelentes, sobre todo en cuadrangulares y en carreras impulsadas, las estadísticas que hacen valer a un pelotero.


Ray debutó en 1977 con los Alacranes de Durango en 1977, con ellos estuvo hasta 1979, después desaparece dos temporadas de LMB, tiempo que estuvo probando suerte en sucursales de los Medias Blancas de Chicago, principalmente en triple "A" con Iowa.


El nativo de San José de Moradillas regreso a LMB en 1982 para jugar 3 años con los Diablos Rojos del México. Pero después pasó al equipo donde brilló intensamente: los Leones de Yucatán.


De 1985 a 1995 sacudió el pitcheo de la LMB con 10 temporadas consecutivas conectando arriba de 20 cuadrangulares en cada una de ellas. Sus máximas cifras de vuelacercas: 31 jonrones en 1986 y 30 en 1991.


Al final de su carrera en LMB, dejó números muy dignos de tomarse en cuenta: En 20 campañas tuvo 1,930 juegos, 311 cuadrangulares, 1, 148 CP, 42 triples y bateó .268 de por vida.


Son números que ya quisieran presumir peloteros a los que se les ha dado mucha más publicidad.


Ray Torres en LMP

En la Mex-PAC, Ray Torres también mostró su poder y su excelente defensiva en la estepa central. Inició jugando para los Naranjeros de Hermosillo en la temporada 1978-79 (una parte de esta campaña la jugó con Guaymas en calidad de préstamo), después vendrían grandes campañas con la escuadra naranja.


Se mantuvo con el equipo multicampeón hasta la campaña 1986-87, la temporada 1987-88 la jugó con los Mayos de Navojoa, después pasó a Culiacán para seguir brillando con el bate y a la defensiva.


Con los guindas se mantuvo desde la campaña 1988-89 hasta su retiro en la 1994-95. Su mejor temporada fue la 1991-92 conectando 16 vuelacercas, tuvo además, dos temporadas de 10 y dos de 12 cuadrangulares.


Al final del camino en LMP, Torres dejó estos números: En 17 temporadas vio acción en 1,067 juegos, conectó 125 dobles, 26 triples, 124 vuelacercas y bateó para 224 de por vida.


Como vemos, Torres era el prototipo del bateador de poder y productor de carrera, no de altos averages.


No se puede dejar de lado a un pelotero que en el béisbol mexicano conectó 435 cuadrangulares y produjo 1,613 carreras...No cualquiera amigos.

Ray Torres sigue ostentando el record de triples en una temporada con 8, impuesto en la campaña 1979-80 con los Naranjeros de Hermosillo.


Como bat productor y jonronero, Torres ocupa un lugar entre los grandes estelares del prado central. Y como dicen algunos amigos, a la defensiva y con el brazalete "se da un cierre con cualquiera de los grandes".


Creo que un pelotero como Ray Torres, no debe perderse en el olvido y merece un homenaje tanto en LMP (Naranjeros o Tomateros) como en LMB con los Leones de Yucatán.


Hasta el próximo turno de bateo.

Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.