En La Caja De Bateo

La Noche De Josh Hamilton, Beisbol De Estufa

Josh Hamilton, el toletero de los Rangers de Texas, tuvo su gran noche el 7 de mayo, al conectar de 5-5 con 4 vuelacercas y 8 carreras impulsadas.


 

Hamilton conectó su primer cuadrangular en la primera entrada y el segundo en la tercera, ambos contra Jake Arrieta, en la séptima entrada repitió la dosis contra el pitcheo de Zach Phillips y en la octava entrada conectó su cuarto vuelacercas de la noche contra Darren O Day, un cañonazo por todo el jardín central.


Hamilton se convirtió en el pelotero número 16 que logra la hazaña en Grandes Ligas. Además de los 5 jonrones, conectó un doblete en la quinta entrada.


El total de 18 bases alcanzadas con hits es un nuevo record para la Liga Americana.


Desde el 25 de septiembre de 2003, un pelotero no conectaba cuatro jonrones en un juego. Fue el boricua Carlos Delgado jugando para Toronto quien lo logró contra Tampa Bay.


Chispa a un juego del record...

Carlos "Chispa" Gastelum llegó a 35 juegos consecutivos dando de hit y se puso a uno del record que impuso Luis De Los Santos de los Saraperos de Saltillo en el año 2000.


Ha sido una racha espectacular del nativo de Huatabampo, se le ha seguido día a día en los últimos juegos.


Hay personas que no reconocen del todo lo que está haciendo Gastelum. Dicen que solo allá batea y en LMP no.


Yo creo que Gastelum es un gran pelotero y uno de los que juegan siempre al 100 por ciento, tanto al bat como a la defensiva.


Lo que ha logrado hasta ahora es algo espectacular, trátese de la liga que sea. Cierto, la LMB no es tan fuerte como la LMP, pero es la segunda liga más fuerte de México...Y en cualquier liga profesional debe considerarse una gran hazaña y darle el reconocimiento que merece al pelotero.


Para esto se necesita profesionalismo, consistencia y disciplina entre otras cualidades y creo que Gastelum las tiene.


Beisbol de estufa

En el llamado "Beisbol de estufa" los movimientos de peloteros en LMP han ido en aumento. No han sido los cambios "bomba" por el tipo de peloteros que han cambiado de uniforme, pero pueden ser claves para la próxima temporada de LMP.


Uno de los cambios que más han llamado la atención es el de Pablo Ortega, quien pasó de los Cañeros de Los Mochis a cambio de Martín Terrazas, quien va a los Venados.


Pablo Ortega se vestirá de verde


Ortega ha sido uno de los pitchers llamados "caballos", por su categoría y actuación en diversos eventos beisboleros: Play offs, Series del Caribe y mundiales de Beisbol. Aunque en los últimos años ha bajado un poco en su efectividad, puede tomar un segundo aire con los Cañeros.


Iván Terrazas, por su parte, no ha dado el estirón para ser el pelotero que se esperaba fuera cuando era un gran prospecto en sus inicios. La temporada pasada estuvo en calidad de préstamo con los Naranjeros de Hermosillo, tuvo una campaña sin mucho brillo. Es un pelotero con facultades, pero le ha faltado consistencia en su ofensiva.


Los Cañeros de Los Mochis siguieron reforzando su pitcheo, en un cambio con los Yaquis de Obregón obtuvieron los servicios de Marco Quevedo, a cambio enviaron a la tribu a Arturo López.


Marco Quevedo pasa a los Cañeros


Me parece que en este cambio salen ganando los Cañeros, debido a la juventud y calidad de Quevedo, a pesar de que estuvo lesionado. López ha bajado mucho en su ritmo de pitcheo, tanto en invierno como en verano.


El receptor Adán Muñoz pasó de los Mayos a los Yaquis a cambio del lanzador Héctor Velásquez y dos novatos más.


En el cambio más reciente, los Naranjeros de Hermosillo enviaron a Jesse Castillo a los Venados de Mazatlán a cambio de José Luis "Chicken" García, el veterano lanzador zurdo.


Creo que este cambio en el que se cambia juventud por experiencia es un albur para ambos equipos. Castillo recibió la oportunidad de ser titular en la tercera base naranja, pero no pudo con el paquete. Su trabajo fue de más a menos hasta quedar fuera del roster.


Jesse Castillo, buscará recuperarse con los Venados


Si García le da dos o tres buenas temporadas a los Naranjeros, se darán por bien servidos. Por su parte, Castillo tiene la oportunidad de que el cambio de aires le caiga bien y se reponga de la mala temporada.


A simple vista, parece que el equipo más beneficiado con los cambios, hasta el momento, son los Cañeros, han obtenido dos pitchers que pueden darles grandes satisfacciones. Un veterano que puede aportar su experiencia al staff cañero y un joven que si ya se repuso de la lesión, debe ser un abridor con Los Mochis.


Hasta el próximo turno de bateo.


Correo electrónico:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.