En La Caja De Bateo

Yasiel Puig, Su Carácter Puede Perderlo

El joven pelotero cubano Yasiel Puig fue la sensación como novato en Grandes Ligas la temporada pasada con los Dodgers de Los Angeles, desde que llegó a enfundarse en la franela azul, el pelotero nacido en Cienfuegos, Cuba, demostró que tiene las herramientas para convertirse en una de las superestrellas de esta época en el béisbol.


De hecho se piensa que en mucho su desempeño fue fundamental en el pase de los Dodgers a playoffs.

 

Es de los peloteros llamados de "cinco herramientas": batea con poder, para porcentaje, corre, fildea y tiene un tremendo brazo, uno de los mejores en la actualidad.

 

Pero se han dejado ver negros nubarrones en la carrera del cubano, debido a su comportamiento en el terreno de juego, su indisciplina ha puesto al manager Don Matingly en un predicamento, el estratega de los Dodgers ya no sabe a que recurrir para hacer de Puig un pelotero que muestre disciplina en el terreno de juego y no sea un pelotero individualista, que sólo juegue para él. Debe jugar para el equipo.

 

Puig bateó para un bajo porcentaje de .122 en los entrenamientos de primavera, pero en el segundo partido de temporada regular contra Arizona jugado en Australia, salió de su mal momento al conectar de 5-3 con un doble y dos empujadas, pero también tomó decisiones que terminaron con dos outs que no debieron ser, en mal corrido de bases. Yasiel corrió para segunda con su sencillo impulsor en la tercera entrada. Dee Gordon se detuvo en tercera y Puig fue puesto fuera fácilmente en la intermedia. Cuando una bola se le fue al receptor, Miguel Montero, en la sexta, Puig corrió hacia tercera y fue puesto fuera con gran distancia entre él y la base.


Después de estas malas decisiones en el corrido de bases, el mexicano Adrián González sujetó a Puig cuando salía del terreno y habló enérgicamente con él. Luego los dos jugadores estaban bromeando en español en el club house de los Dodgers.


"Cualquier cosa que hagamos con Yasiel no es algo de lo que les puedo hablar", dijo Mattingly


El cubano se ponchó en la novena entrada en la victoria 7-5 sobre Arizona y no regresó al jardín derecho para la parte baja.


Al ser cuestionado qué lesión causó que Puig dejara el juego del domingo, Mattingly dijo: "Pienso que su espalda". Entonces reaccionó sarcásticamente cuando le preguntaron sobre la severidad de la lesión.

 

"El hombro ayer, la espalda hoy, así que no estoy seguro si van a hacerle pruebas o una radiografía de huesos quizás", dijo Mattingly. "No estoy seguro de qué haremos. Quizás no hagamos nada. No estoy seguro".


Así de molesto está Mattingly con el cubano, sin duda será una difícil tarea para el manager de los Dodgers, hacer que juegue un béisbol que reditúe en bien del equipo y no para sus propios intereses.


Ya desde la temporada pasada, Mattingly sentó dos veces a Puig por indisciplina...y por lo visto el cubano sigue igual, de ser así va a ser una larga temporada para Don.


No se comenta si también en otras ligas donde había jugado Puig mostró este tipo de problemas o ha sido al subir a Grandes Ligas que ha mostrado esa pésima actitud.


Dodgers, que este año es la franquicia más cara de todo el beisbol (por encima de Yanquis de Nueva York), empezaron la temporada con dos triunfos en la serie inaugural ante Arizona en Sydney, Australia. Continuarán el jueves con tres juegos de pretemporada y el domingo reanudarán la campaña en San Diego.


César Cedeño.- El comportamiento de Yasiel Puig en el terreno de juego, nos trae a la memoria al pelotero dominicano César Cedeño, que tenía grandes facultades y se pronosticaba que sería una superestrella del béisbol. Muchos expertos decían que era "el nuevo Willie Mays", debido a sus grandes facultades y lo completo que era como pelotero.

 

Cedeño empezó a tener problemas similares a los de Puig, mucha indisciplina y probablemente por ello no llegó a ser el pelotero que se pronosticaba.


El dominicano jugó en Grandes Ligas de 1970 a 1986. De 1970 a 1981 con Astros de Houston, de 1982 a 1985 con Cincinnati, esta última temporada compartida con Cardenales de San Luis y finalizó su carrera en 1986 jugando para los Dodgers de Los Angeles.


Las estadísticas de Cedeño en el mejor béisbol del mundo fueron buenas, pero no corresponden a un pelotero del nivel que se creía llegaría a ser: .285, 199 HR, 976 CP y 550 bases robadas, como vemos, buenos números, pero no del otro mundo.


Esperemos que Yasiel Puig enderece el camino y no le pase lo mismo.


Hasta el próximo turno de bateo.

 

Fb José Ignacio Peña Molina



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.