Doble Play

Doble Play

Cuando falta poco más de una semana para que se efectué en la ciudad de Culiacán, Sinaloa la Serie del Caribe 2017, la mala defensa en Puerto Rico, Dominicana y Venezuela, inclinan la balanza en favor de quien menos errores ha cometido en los juegos, mientras que en México, hemos podido observar un par de juegos donde su majestad el pitcheo se ha hecho presente, y mantiene la serie empatada a un juego por bando.



En Puerto Rico, sede donde las acciones de la serie final van más avanzadas, la cosa esta 4-3 en favor de los Criollos de Caguas, faltando solo dos juegos posibles, ante los super favoritos y bicampeones Cangrejeros de Santurce, cuyo pitcheo ha sido vapuleado con 26 carreras en contra, aunque solo en un juego les han podido anotar más de cuatro anotaciones.


A la defensa la mantequilla ha estado presente en los guantes de los jugadores de cuadro de los Cangrejeros quienes han cometido seis costosas pifias en siete juegos y en los dos últimos dos partidos, la ofensiva de los Criollos les ha anotado 16 carreras a los santurcinos, por lo que ahora están a un solo triunfo de coronarse y apuntarse para el clásico caribeño.


En esos dos juegos los puntales ofensivos de Caguas lo han sido Jorge Padilla, quien bateo de 4-3 con una empujada en el triunfo de 12-1 del sábado y al día siguiente Rusney Castillo le dio a la bola para 5-2 con uno para la calle y par de remolcadas.


Por tierras dominicanas, donde la tragedia se hizo presente este fin de semana, cuando el pasado domingo murieron en dos trágicos accidentes automovilísticos el exgrande liga Andy Marte a sus 33 años y el aun pitcher de Kansas City, Yordano Ventura, a sus solo 25 años de edad y un futuro promisorio en la MLB, el equipo que ha cometido más errores ha perdido el juego, por ello la serie está empatada a dos triunfos por bando, reanudándose hoy martes con el quinto juego de 9 posibles.


Cibao pego primero por 4-3 cuando los Tigres cometieron una pifia, Licey gano al día siguiente por 4-1 aprovechando tres pecados del Cibao, luego las Águilas apalearon por 11-4 gracias a un par de errores de los felinos y los liceyistas se impusieron por 9-6 en el cuarto con ayuda de dos erratas de la defensa cibaeña.


El drama se hizo presente en el estadio Quisqueya Juan Marichal en el segundo juego, cuando con el score empatado a dos anotaciones, en la octava, abrió la tanda Yamaico Navarro con triplete y luego anota la de la diferencia en error de Kennys Vargas en roletazo de Mel Rojas, pero al día siguiente el mismo Vargas saco la casta y encabezo la ofensiva aguilucha bateando de 3-2 con un vuelacerca y tres empujadas para ganar por score de 11-4.


También es de destacar el duelo entre un par de pitchers mexicanos que juegan como refuerzos en ambas escuadras, se midieron en la loma, Irwin Delgado por Cibao y Javier Arturo López por el Licey, Delgado fue sacudido por la ofensiva felina con cuatro carreras mientras que López lanzo por espacio de cinco entradas con solo 4 hits y dos carreras, aunque se fue sin decisión, siendo este un duelo singular entre mexicanos, que por las condiciones en que se juega el béisbol invernal actualmente, fue posible que se realizara, pero en tierras extranjeras.


Por tierras bolivarianas de Venezuela, donde luego de jugarse los dos primeros juegos de la serie a ganar 4 de 7, las Águilas de Zulia le han dado un par de repasadas a los Cardenales de Lara al vencerles por 12-2 y 11-1, para poner su marca en postemporada en un magnifico 10-1, apoyados en un par de errores por juego que ha cometido la defensa cardenal.


Ayer lunes, los Cardenales cometieron un error a la defensiva en el terreno de juego y pero en la banca, cuando decidieron no salir a continuar el juego que se empato 7-7 en la baja de la décima, luego de que ya con dos outs, Ronny Cedeño pego imparable impulsor de dos rayitas, alegando falta de garantías para jugar cuando la afición zuliana supuestamente agredió con piedras y arena a peloteros larenses en tres incidentes distintos en el mismo partido, por lo que el juego se suspendió y se reiniciara hasta hoy martes por la tarde, eso evito una posible tercera derrota en fila de los Cardenales.


Zulia y Lara jugaron una final en el torneo 83-84, ganando los primeros por 4-1, en una de las únicas tres series finales de 55 en total que se han jugado en la liga venezolana, en las que no ha participado ninguno de los tres grandes equipos de la liga, Leones de Caracas, Navegantes del Magallanes o Tigres de Aragua.


En esta final, el pitcheo de Wil Ledezma que lanzo seis solidos episodios de solo 4 hits y una carrera mas el bateo del dominicano Jordany Valdespin que le dio a la bola de 5-2, con doblete y tres remolcadas al jom, le dieron el primer triunfo a las Águilas en el segundo otro buen pitcheo, pero ahora del norteamericano Mitch Lively que tiro siete episodios con 6 hits y 2 carreras, así como el bateo de Freddy Galvis de 6-4, Endy Chávez de 4-2 con jonrón y tres producciones y José Pirela de 5-3 con dos empujadas, le dio la victoria a los aguiluchos.


Hoy continua la confrontación, con la reanudación del juego empatado y una hora después el cuarto de la serie, en el que ha sido anunciado para lanzar por las Águilas, el pitcher mexicano Rolando Valdez, refuerzo que les llego de Ciudad Obregón.


Por acá en la Mexicana del Pacifico, en cambio, el pitcheo ha marcado la diferencia, cuando se han jugado los dos primeros de la serie con dos estupendos duelos en la loma, primeramente entre Julián Arballo y Miguel Peña, ambos lanzaron seis episodios, con 6 y 4 hits respectivamente, solo que a este último le sonaron par de cuadrangulares que le dieron las tres carreras a los Cañeros para el triunfo.


Al día siguiente se midieron en la loma del estadio Ibarra Almada, los dos mejores lanzadores de la temporada, el mejor en juegos ganados, Héctor Velázquez, ante el más sobresaliente en promedio de efectividad, Manny Barreda y vaya duelo, gano el primero con trabajo de 7 y un tercio sin permitir carrera, con solo 4 hits y 10 ponches, en tanto que Barreda, tiro 6 y un tercio con 4 hits y 9 ponches, empatándose la serie a un triunfo por novena, la serie continua este martes pero en el Bel Air de Mexicali.


Se puede dar la posibilidad que esta sea la serie de la letra “C”, empezando porque será en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, y porque los equipos que acudan tienen su nombre empezando con dicha letra, Ciego de Ávila que representara a Cuba, Cardenales de Lara en Venezuela, Cangrejeros o Criollos en Puerto Rico, Cibao por la Dominicana y los Cañeros y/o Caballeros Águila de Mexicali en la Mex-Pac de México.


Otra posibilidad es que podrían estar en el torneo tres equipos de diferente país cuyo nombre sea el de Águilas, las de Zulia, Cibaeñas y Mexicali.


Por cierto, se supo por intermedio del presidente de la Federación Cubana de Béisbol, el manejador de la selección cubana, que el representativo de la mayor de las Islas Antillas, solicitara la sede para la Serie del Caribe del año 2020, con lo que el equipo cubano estaría siendo ya reconocido como integrante de la Confederación de Béisbol del Caribe.


Desde luego que esto sería una sede por demás atractiva para la afición latinoamericana al béisbol, que tiene años que no puede acudir a ver un juego de béisbol en Cuba, la tierra natal de grandes peloteros que han jugado en la MLB, las Ligas Negras de los EU y las ligas mexicanas, venezolanas, boricuas y dominicanas, entre otros, un Martin Dihigo, Manolo Fortes, Brujo Rosell, Santos Amaro, Camilo Cienfuegos, Andrés Ayón, Ramón Bragaña, Teolindo Acosta, y más recientemente de la aplanadora cubana que arrasaba con cuanto rival tuviera enfrente en Juegos Olímpicos, Mundiales de Béisbol, Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe, con peloteros como Orestes Kindelan, Lourdes Gourriel, José Pacheco, los hermanos Livan y Orlando Hernández, Rene Arocha, entre otros..........HASTA LA PROXIMA. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y twitter @fliendo_25.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.