Doble Play

Ni Indios ni Mineros...Dorados campeón

Ni Indios de Juárez, superlíder de la campaña 2015, ni Mineros de Parral tetracampeón estatal, ni Algodoneros de Delicias, el equipo con el mejor pitcheo del torneo, lograron ceñirse la corona del Campeonato Estatal de béisbol en el estado de Chihuahua, el cual, finalmente, fue para los Dorados de la capital.



Este equipo, gano sin grandes tronqueros de esos que ganan los juegos a palos, sin lanzadores estrellas que blanquean a sus rivales, sin jugadores defensivos sobresalientes que levanten al equipo con una gran jugada, pero eso sí, con un puñado de peloteros que se conjuntaron para jugar en equipo, con actitud ganadora, aplicando los fundamentos del “béisbol grande y completo”, peleando en cada palmo del terreno, provocando el error del rival, jugando a ganar con coraje y decisión.


Es decir, demostraron una vez más lo que hemos dicho en varias ocasiones, los campeonatos no solo se pueden ganar con batazos por encima de las bardas, con pitcheo que no permita carreras, con defensa que juegue sin error, también se ganan con actitud, garra, coraje, juego de equipo, casta, o buena dirección..., es más, hay días en los que el béisbol, aunque lo juegues por nota, no te da, y debes hacer lo que hacían grandes manejadores como “Cananea” Reyes, “Zacatillo” Guerrero o “Chito” García, jugarlo “al revés”, es decir, ir contra la lógica logrando sorprender al rival y provocando que ocurran las cosas para llevarte el triunfo.


Así de enigmático e impredecible es este juego, por algo lo llamamos “El Rey de los Deportes”.


Ahora bien, si se habla de justicia, habrá quienes no les agrade que un equipo que califico como sexto lugar con marca apneas por encima de .500 (16-14), que cerró la campaña con 3-7 en los últimos 10 juegos del rol regular, o con racha de cuatro derrotas en fila, incluyendo una barrida que les pegaron los Manzaneros en la última serie del Estatal, se corone campeón, pero ese es el estilo de competencia que permea en el béisbol de la actualidad, en prácticamente todo el orbe.


Claro, no es el más adecuado y justo, pero si es el más aceptado, porque le permite a los equipos que no tuvieron una campaña grandiosa se cuelen al playoff y si se enrrachan, llegan a la final y terminan por convertirse en campeones, tal es el caso de los Dorados en este 2015.


Los capitalinos tienen el enorme mérito de no haberse achicado pese a que Gerardo Sánchez les metió un par de dolorosas derrotas, con un juego sin hit ni carrera y habiéndoles permitido una sola carera y seis hits en ambos cotejos, solo que 11 de las 16 carreras que anotaron los Algodoneros en la serie, las marcaron cuando lanzo Sánchez, timbrando solo 5 más en los restantes cuatro partidos, allí se escribió la historia de la serie.


Es más, en los últimos tres juegos de la serie final, Dorados anoto 14 vueltas por solo tres de Delicias, por ello se adjudicaron el título, destacando un par de triunfos que logro en la loma el veterano Orlando Moreno, una de David Gardea y la decisiva que fue para el también master Luis Rene Sáenz, quien tiro juego de solo dos hits sin carrera, en ocho entradas, hasta que le cayeron los ladrones en el noveno rollo.


A la ofensiva, Esteban Gallardo y Edgar González, con su colmillo largo y retorcido dada su gran experiencia, cargaron al equipo, eso sí apoyados por dos peloteros clutchs, Dennis Martínez y Jorge Morales -segundo y tercer bat-, aparte, está la labor, no solo al bat, sino en el campo corto de Luis Urbina, más el par de jóvenes revelación, Alejandro Pineda -novato del año- y el cátcher Jair Ruiz, que bateo muy bien en la final.


Dorados se destapo a la ofensiva anotando 101 carreras en solo 18 juegos, (5.6 por cotejo, muy buena foja), mientras que en los 30 juegos del rol regular timbro solo cerca de 160, en tanto que su pitcheo solo permitió 76 en los playoffs, es decir, aceptaron 4.2 vueltas por juego en promedio, que no es gran cosa, pero les alcanzo para sacar las victorias.


Cerramos los comentarios del Estatal 2015 con el caso del lanzador Gerardo Sánchez, quien tácitamente “nos dejó la bola en la mano”, a propios y extraños, cuando nos enteramos que no iba a salir a lanzar en el sexto juego de la serie en Delicias, porque “se enfermó de una fuerte gripe”, lo anterior, evito lo que todos dábamos por descontado, la serie se empataría el viernes a tres juegos y todo se decidiría en el séptimo partido con un Luis Sánchez, Cesar Javier Ríos, Alberto Gutiérrez y los demás puestos para darle el triunfo en la loma a los Algodoneros.


Lo anterior, obviamente, desato una serie de comentarios que ponen en duda la honorabilidad no solo de Gerardo Sánchez, sino de la directiva de la liga e incluso de las altas autoridades deportivas del estado, lo que obligo –despertando más suspicacias- a que los encargados de prensa de la liga estatal, publicaran en redes sociales fotografías donde Sánchez está siendo inyectado en el brazo. También dio que pensar que dicho departamento de prensa publicara el viernes por la mañana una nota en el portal HDB donde aseguran que Sánchez lanzara ese día, pero que los Dorados irían por el triunfo desde ese mismo sexto juego y que no deseaban irse a un séptimo partido.


De cualquier manera, le ganaron a Luis Sánchez y se adjudicaron el titulo ganando en el terreno de juego, pero en el cual brillo por su ausencia, el mejor lanzador de la liga en 2015, lo cual dejo un desagradable sabor de boca y muchas interrogantes, a toda la afición, sin duda alguna.
LA MLB PINTA DE AZUL SU POSTEMPORADA.......A solo unos cuantos días de que termine la temporada regular 2015 de las Grandes Ligas y de que el próximo 6 de octubre se ponga en marcha la postemporada, el standing esta tinto del color azul, en ambas ligas.


En el Viejo Circuito, ya ganaron la división los azules Dodgers y Mets, solo los rojos Cardenales y los amarillos Piratas podrían darle una variante al color del playoff, e incluso, los también azules Cachorros se podrían agregar, si ganan el partido por el comodín a Pittsburgh.


Por la Liga Americana, la cosa esta totalmente tinta en dicho color, ya son campeones divisionales los Reales y Azulejos, mientras que los Rangers, con dos juegos de ventaja sobre los rojos Angelinos, están a punto de ganar el oeste del joven circuito, además, los Mulos de Manhattan, que usan el azul pero marino, encabezan la pelea por el comodín seguidos de Anaheim, con los Astros y Mellizos, que también usan color azul, aun con posibilidades.


Ahora bien, en cuanto al sistema de competencia, donde a partir de este año califican dos comodines, como los dos mejores segundos lugares de las tres divisiones para luchar por el cuarto boleto de su liga, creemos que la MLB está ya muy cerca de hacer algo parecido a lo que ocurre en la NBA, donde califican las mejores ocho marcas de cada conferencia al playoff, no importando su división, colocándose en el standing, de acuerdo a su record y no a si están como uno de los mejores segundos lugares.


Lo anterior viene a colación por el caso de los Cachorros de Chicago, cuya marca hasta el día de hoy miércoles 30 de septiembre es de 93-65, la tercera mejor de la MLB, pero desgraciadamente para ellos, tendrán que decidir su pase al playoff en un juego extra, este miércoles, en Pittsburgh ante Piratas, quienes, dicho sea de paso, también cuentan con la segunda mejor foja de Ligas Mayores con 96-63.


Una de estas escuadras quedara fuera del playoff, con todo y su mejor marca que 5 de los 6 líderes divisionales de ambas ligas, con excepción de los Cardenales, compañeros de ellos en la División Central de la Nacional, lo cual demuestra lo obsoleto, injusto, ventajoso para algunos y poco competitivo que es el sistema de competencia actual en la MLB.


Creo que podrían calificar las mejores seis marcas de cada liga, porque ocho son muchos y le daría la oportunidad a equipos con foja no tan buena de entrar al playoff, sembrándose en un standing general de acuerdo a sus números del rol regular y no a si fueron primeros o segundos, pero bueno esa decisión no está en nuestras manos, sino en las de la MLB.


Y, regresando a la postemporada, mis gallos son los Azulejos, con un contundente potencial ofensivo y un gran pitcheo abridor respaldado por un tremendo bullpen y los Cachorros, con una ofensiva que “no moja pero si empapa”, ya que su average es el peor de la liga con solo .243, pero tienen el poder suficiente -168 jonrones- y la velocidad necesaria -90 estafas- y su pitcheo es el mejor en ponches recetados con 1384 y en average de los rivales con un bajo .235 y tercero en efectividad con 3.44.


El bateo de conjunto puede llevar a la gente de Joe Maddon a la Serie Mundial, si respaldan con carreras suficientes a su gran pitcheo, ya que ocho de sus titulares, tienen números de cuando menos 10 jonrones con 45 producidas, siendo encabezados por el casi seguro novato del año, Kris Bryant y Anthony Rizzo, que rondan los 30 vuelacercas y las 100 remolcadas.


La triple “J”, Jake Arrieta, Jason Hammel y John Lester, son sus tres abridores puntales, los cuales cuentan con el apoyo de un buen bullpen donde destacan Fernando Rodney -0.87-, Héctor Rondón -1.72 y 32 salvados- y Jacob Gromm -2.08-, más el 3.00 de Pedro Strop y el 8-1 de Jason Motte.


Por los Azulejos, es digno de mencionar el poder ofensivo que los mantiene en el primer lugar de la MLB en jonrones con 226, producidas, anotadas y bases recibidas, con un tercer puesto en average con .268, ¿Por qué?, bueno tienen a los Tres Mosqueteros –Donaldson, Bautista y Encarnación- rondando los 40 jonrones y las más de 100 empujadas, otro trio anda alrededor de los 20 para la calle y 70 impulsadas, Martin, Tulowitski –que estará listo para el playoff- y Pillar y dos más que vienen de la banca andan cerca de los 15 vuelacercas y las más de 50 remolcadas, Justin Smoak y Cris Colabello.


Su pitcheo no se queda atrás, tres de sus abridores tienen muy buenos números, David Price con 9-1 y 2.30, Marcus Strom con 4-0 y 1.67, el mexicano Marco Estrada con 13-8 y 3.15, sin dejar pasar la experiencia de Mark Buherle y el nudillero RA Dickey, y el relevo lo encabeza el sinaloense Roberto Osuna, con números de novato del año, 2.36 y 20 salvados en 22 chances, Hendricks 2.53, Cecil 2.55, Hawkins 2.81 y Sánchez 3.31........HASTA LA PROXIMA.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.