Doble Play

Doble Play

Continua la tendencia en el béisbol, en este caso en el Estatal de béisbol chihuahuense, que demuestra que siempre es y será mejor, apostarle al desarrollo del talento joven local, que a contratar a un grupo de peloteros foráneos, ya hechos, que vienen a cobrar un muy buen billete a cambio de actuaciones que no siempre son las que espera la afición o que lleven a un equipo a ganar campeonatos.



En esta década, los Gigantes de San Francisco, con una nómina baja, fueron campeones de Ligas Mayores en 2010, 2012 y 2014, y lo han demostrado contundentemente; más recientemente, el año pasado, los Reales de Kansas City llegaron a la Serie Mundial con un equipo conformado por un puñado de jóvenes prácticamente desconocidos, mientras que los millonarios Yanquis, Tigres, Dodgers o Rangers veían la Serie Mundial por televisión desde su casa.


Aquí en México, el año anterior, los Diablos Rojos se atrevieron a renovar el equipo, dejando libres a hombres como Gerónimo Gil, Mario Valenzuela, Carlos Valencia, Oscar Robles, entre otros, para darle la oportunidad a un grupo de jóvenes egresados de su escuela de béisbol localizada en Oaxaca, entre ellos al lanzador local, Yair Lozoya, y vaya resultado que obtuvieron, se coronaron campeones.


Ya aquí en el béisbol chihuahuense, del 2009 a la fecha, los Mineros de Parral, conformados en su mayoría por peloteros oriundos, apuntalados por seis o siete foráneos de muy buena calidad, se han ceñido la corona, en 5 de 6 campañas, con excepción del 2010 cuando fueron vencidos por Delicias.


Ahora, en esta temporada del 2015, parece que varias de las 10 zonas del estado grande, como Delicias, Camargo y Chihuahua, han aprendido la lección y le apostaron al talento joven originario de su región y vaya que les ha dado muy buenos resultados, están calificados a semifinales y en la pelea por el gallardete de la liga, mientras otros, como Juárez, Casas Grandes, Jiménez o Madera, que no se cansan de traer a sus filas a jugadores de todo el país, están eliminados y pensando en que hacer, pero hasta el 2016.


Efectivamente, los Mineros una vez más están en la lucha por el pase a la gran final, aunque esta vez solo lo pudieron hacer como mejor perdedor, con un equipo plagado de talento originario de la región picapiedra, un solo ejemplo, el joven menor, antes jardinero ahora short stop, Julián Villanueva, quien ante la lesión del titular Rafael Arámbula, recibió la oportunidad de jugar en el campo corto toda la serie y vaya que lo ha hecho bien, sobre todo, con el bat al hombro.


Delicias, por su parte, con 17 peloteros locales, entre ellos varios jóvenes que no pasan de los 22 años de edad como un Jorge Fabela, Meñin Carrillo, Adrián García, Omar Jaramillo, los 3 hermanos Franco, Carlos Rubio elimino en seis juegos a Cuauhtémoc y está en semifinales donde ahora se medirá al tetracampeón Parral, en serie que abre este viernes y sábado en tierras algodoneras.


Por su pitcheo, el mejor en efectividad, con Gerardo Sánchez, Luis Sánchez y Cesar Javier Ríos como abridores luce como uno de los mejores del estado, mientras que Jorge Fabela y Alberto Gutiérrez, como relevistas, lucieron muy bien en el playoff, por Mineros todo lo que traen en el pitcheo es Daniel Valdez y Emilio Guerrero, Beto Gutiérrez esta fuera por lesión y Alejandro Loya está pasando por una gran baja de juego, en un momento inoportuno, mientras que el profesional Leonel Martínez no vendrá.


En cuanto a la dirección y el oficio, claro que los Mineros superan a los Algodoneros, porque Guereca y sus jugadores ya se conocen y adivinan las jugadas que hay que hacer antes de ordenarlas, por eso son multi- campeones, pero Delicias tiene un puñado de jóvenes con hambre de triunfo y ganas de jugar fuerte y son liderados por gentes experimentadas como Luis Eduardo García, Edgar Jiménez y Luis Sánchez.


Ambos equipos juegan el mismo tipo de béisbol, completo, que lo mismo tocan que corren, roban, elevan, hitean, jonronean, se embasan, reciben la base, cuidan el turno y nunca se rinden, pero si alguien le ha ganado a Parral en los últimos años y en postemporada son los Algodoneros, aventajan 7-4 en playoff pero en semifinales están 1-1, Mineros ha ganado nueve semifinales al hilo habiendo perdido la última en 2002, mientras que Delicias no gana esa instancia desde 2011 y esta tan pareja la cosa que ambas novenas tienen 13 títulos, por lo que el ganador se enfilara rumbo a su catorceavo cetro, sin olvidar que este año, estos últimos le ganaron la serie 2-1 a los picapiedra en su propia casa, con triunfos para Cesar Ríos y Luis Sánchez,; Daniel Valdez les regreso la afrenta con una blanqueada de 6-0.


Camargo, también esta campaña hizo lo mismo, y con base en peloteros locales califico en segundo puesto y le alcanzo para dar la campanada del playoff, al vencer en siete juegos a los orgullosos Mineros, realizando en el Parral Stadium algo que según la gente de la Perla del Rio Conchos, nunca se había visto, que los tres abridores de una serie fueran pitchers originarios de la región, ellos fueron Rene Medina, Valentín Leos y el joven sensación, Jesús Ceniceros, que le metió tres juegos a los parralenses, con únicamente par de anotadas.


Sus rivales de semifinal, los Dorados capitalinos, también con un equipo conformado por una buena cantidad de jugadores capitalinos como el pitcher David Gardea que le propino sonora blanqueada de 7-0 a Indios, el utility Alejandro Pineda, novato del año, que en el partido decisivo empato el juego a tres carreras y luego produjo la de irse arriba 4-3, Jorge Morales que siempre esta embasado y fue el tercer mejor bat del Estatal, dio la gran sorpresa al eliminar a Juárez y en seis partidos, haciendo pedazos a uno de los dos mejores cuerpos de pitcheo de la liga, el cual no recibió apoyo de su defensa y bateo más que en los tres juegos que se efectuaron en la capital; en la frontera, jugaron basura y no batearon gran cosa, anotando solo 10 carreras en tres cotejos, y a parte fueron mal dirigidos, sobre todo a la hora de mover al relevo, en el sexto juego.


La cosa llego a tal grado que el equipo líder jonronero del rol regular, solo pudo batear un jonrón en la serie de seis juegos y fue del novato oriundo de Parral, Ricardo Torres, que allá nunca recibió la oportunidad y lo que es el colmo, durante la temporada se oyeron varias voces de una supuesta rivalidad no declarada entre el manager Carlos Baca y el coach Ricardo Fernández, o de celo profesional entre los dos abridores caballos, Servando López y Álvaro Sandoval y/o algún otro, lo cual termino repercutiendo en los juegos claves.


Mazorqueros y Dorados abren serie en el Alonso Ronquillo camarguense y los locales saldrán como favoritos por varios motivos, la estrategia de su manejador Marcelo Juárez, el pitcheo del novato sensación Jesús Ceniceros, Valentín Leos que les gano en el rol regular, la experiencia de Rene Medina y el cierre de Cesar Gutiérrez que tira lumbre al jom, además, su ofensiva lucio anotándole 38 carreras a Parral a cambio de solo 25, con 5 cuadrangulares, dos de ellos de Yépez y una defensiva electrizante del infield y el outfield, haciéndole cuatro doble play a Mineros en el primer cotejo.


Dorados luce la mejor ofensiva en carreras anotadas con 41, apuntalada por cuatro hombres que se ponen en base de todas las formas, el noveno Luis Urbina u Oscar Lujan, Dennis Martínez y Jorge Morales, luego vienen Edgar González, Esteban Gallardo y Alejandro Pineda, y para colmo, de la banca aparecen gentes como Emmanuel Rocha y Juan Elvira a pegar el batazo impulsor de carreras.


En cuanto al pitcheo hay un desorden, porque no se sabe quién abre, prepara o cierra, pero todos llegan a la loma dispuestos a hacer el trabajo y sacan la casta a la hora cero y en cuanto a la dirección sorprende ver a un German Leyva hacer prácticamente todo, y no deja que sus ayudantes de lujo se vean en el terreno, ni Gardea, Albañil ni Huasequi, mientras que acá en Juárez ni a los pitchers visitaba o cambiaba, menos jugaba agresivo.
En playoffs están 2-1 favor los capitalinos, y solo una vez se han visto las caras en semifinal, Dorados barrio 4-0 en 2008, año en que fueron campeones, de hecho en esas instancias, a los Mazorqueros les ha ido muy mal porque están 1-7, mientras que los capitalinos están 14-12, sin haber llegado allí desde el 2011, en tanto que en esta temporada, en el Monumental de la capital del estado, los locales ganaron 2-1, pese a que el bateo mazorquero les anoto 25 carreras a cambio de 19 de ellos, pero esto es playoff y allí nada es igual.


Son entonces, estas semifinales, duelos entre novenas plagadas de jugadores locales y es muy gratificante ver como hay muchachos y otros ya no tanto, con tremendo talento en las diversas regiones, donde se encargan de trabajar con ellos desde las ligas infantiles, tal es el caso de peloteros como los hermanos Iván y Felipe Hernández de Casas Grandes, ambos muy buenos lanzadores; David Gardea y Alejandro Pineda, pitcher y utility con Chihuahua, los lanzadores Jesús Ceniceros, Valentín Leos y el paracorto Julio Pacheco de Camargo; Yair Gurrola y Adrián García de Juárez que ya emigraron al béisbol colegial de los EU; Omar Jaramillo, Adrián García, Carlos Rubio que están con Delicias y muchos otros más.


Ojala que como ellos salgan muchos jóvenes más que, por cierto, no solo deben aspirar a jugar en el béisbol chihuahuense, sino en Liga Mexicana y/o Grandes Ligas, tal es el caso de tres jóvenes juarenses que están ahora mismo participando en los playoffs de Liga Mexicana, Yair Lozoya con Diablos, con Oaxaca Hugo Gutiérrez e Irvin Domínguez con Campeche, también tenemos el ejemplo del infielder juarense Alejandro Bobadilla, quien jugo algunos años en el Campeonato Estatal, logro terminar sus estudios y después fue a Liga Mexicana a jugar con equipos como Sultanes, Olmecas, Rieleros y ahora mismo, esta con Saltillo.


Rene Chávez, Rogelio Gándara, Omar Jaramillo, Uriel Osorio y Miguel Ángel Holguín, que fueron parte del equipo México en la Universiada Mundial de Korea este año, son otro caso; talento hay en estas tierras, pero muchas veces no se les da la oportunidad de mostrarlo, tal es el caso del joven lanzador Álvaro Córdoba, de Jiménez, quien en el torneo estatal de este año, los Rojos solo le dieron chance de lanzar por espacio de 6 o 7 entradas, pero el acudió con la selección Dorados de Chihuahua al Nacional 17-18, lo que le valió para ser llamado para ser parte de la Selección México que acudirá al Mundial 17-18 de Osaka, Japón.


El colmo de este caso es que el joven acudió a la Asociación Estatal de Béisbol a solicitar ayuda para el viaje a tierras niponas y se le negó, falta ver que apoyo le puedan brindar la Octava Zona y/o el ICHDJ.........HASTA LA PROXIMA.



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.