Desde La Butaca

KO al Campeón

Si al arranque de las semifinales, alguien hubiera dado el pronóstico de que Tomateros de Culiacán iba a barrer a los campeones Águilas de Mexicali, seguramente nos habríamos carcajeado.


Pues contra todo pronóstico, los sinaloenses le dieron una repasada a los bajacaliforneanos y ahora están instalados en la gran final de LMP. Y aclarando el dato, no es que Tomateros no pudieran imponerse  a Águilas, el punto aquí, es como lo hizo, de ahí viene la sorpresa.


Vaya clase de Béisbol que mostraron los Guindas para derrotar de manera contundente a unos “Caballeros Águilas” que no pudieron reponerse de las dolorosas derrotas que les infringieron en casa cuando su mejor arma, el bullpen fallo en días continuos para dejar escapar las victorias. Ya con un 0-2 en contra enfrentaron al “tejano” Anthony Vázquez quién los mantuvo comiendo de su mano durante las 9 entradas que duro el juego. Es de imaginar la losa tan pesada que significo colocarse 0-3 y como película de terror, en el cuarto juego lograron reponerse de una tempranera desventaja, solo para volver a caer en las entradas finales.


¿Qué le paso a Mexicali? ¿Cómo es posible que este conjunto tan balanceado, bien armado y dirigido cayera de esta manera?


Lo primero es darle el crédito que se merece a Tomateros quienes hicieron pedazos los pronósticos que los colocaban como víctimas de los “emplumados”.


Culiacán supo capitalizar todas las concesiones que le otorgo el rival, Benjamín Gil fue valiente y fiel a su estilo de juego practicando un Béisbol agresivo, dinámico y de fundamentos con el cual lograron cristalizar un KO de clase mundial al conjunto campeón.


Ahora Tomateros con la moral por las nubes y conocedores del potencial que tienen y el peligro que representan para cualquier rival, esperan plácidamente que Charros y Mayos se hagan pedazos mutuamente, mientras que a ellos el descanso les caerá de perlas.


La mala racha en el momento más inoportuno


Volviendo con Águilas, hubo varios factores claves que influyeron en su debacle, la ausencia de Yuniesky Betancourt por enfermedad les afecto, los refuerzos no funcionaron, su bullpen que fue intratable durante la temporada, se vio vulnerable frente a los Guindas. Pero el factor que más los perjudico, fue la errática defensiva, y no solo hablamos de los 11 errores que podemos constatar en los box score, sino también de esas tremendas pifias mentales que cometieron en varios juegos, como en el primero cuando Walter Ibarra había tomado en “tira y tira” a Alfredo Amezaga con el marcador empatado y hombre en tercera y de manera infantil cedió la carrera e incluso sin lograr poner fuera de circulación al “Fello”. Al otro día el error de cálculo de Chris Roberson al querer atrapar un batazo que sería hit y colocaría hombres en primera y segunda, termino dándole la ventaja y el triunfo a Tomateros cuando el veterano de 1000 batallas se lanzó un clavado sin ninguna posibilidad de consumar la gran jugada y viendo como la esférica se iba alegremente al fondo del parque, mientras Sebastían Elizalde como “alma que lleva el diablo” anoto desde primera la de la diferencia.


¿Mala suerte? ¿Exceso de confianza? ¿Campeonitis? ¿Inconformidad? Vaya usted a saber, el caso es que Águilas cayó víctima de sus propios errores ante un rival que supo capitalizar los “regalitos” y acabo con las esperanzas de un bicampeonato. Que mal momento para caer en mala racha.


¿Nueva jefatura?


Recordamos como durante algún tiempo Naranjeros de Hermosillo se convirtió en el “coco” de Mexicali, ganándole en las final de 1982, semifinales de 1992, 1994 y repesca del 97. Ahora parece que los “culichis” les tomaron la medida a los “cachanillas” al superarlos en trepidante semifinal del 2014-15 y ahora que los barrieron.


De botepronto:


-La más reciente barrida en semifinales de LMP fue en el 2011 cuando Yaquis de Ciudad Obregón saco la escoba ante Cañeros de Los Mochis.


-Tomateros acumula 17 bases robadas en la actual postemporada(11 en repesca y 6 en semifinales).


-Producto de los “pecados” que cometió Mexicali, Culiacán capitalizo 7 carreras sucias en los juegos 2, 3 y 4. Además, los errores mentales en el juego 1 y 2 costaron 4 en el primero y otra más en el segundo, para sumar 12 carreras producto de la mala defensiva y desconcentración. Contra Mazatlán en repesca sumaron 4 errores en 6 juegos.


-Antes de Anthony Vázquez, el más reciente lanzador en lograr juego completo de 9 entradas en postemporada de LMP, fue Edgar González de Naranjeros en la final del 2010 contra Venados. Matt Buschman(2011) y Héctor Daniel Rodríguez(2016) lo hicieron pero de 8 entradas.


Que tengan un excelente día.


Hermosillo, Sonora a 16 de enero de 2018.


Dr. Tomas Alonso López Ríos.


Director de www.solobeisbol.mx


Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Twitter: @solobeisbol.mx



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.