Desde La Butaca

"Money Ball" al estilo Dodgers

En 2011 los Dodgers de Los Ángeles se declararon en bancarrota luego de que su dueño Frank McCourt decidiera divorciarse y sostener una larga batalla legal con su esposa, misma que afecto la operatividad y los resultados deportivos del equipo.



El 2012 un grupo empresarial encabezado por el ex basquetbolista Earvin “Magic” Johnson tomo las riendas del Club pagando la cifra récord para una franquicia deportiva de 2000 millones de dólares. Ned Colletti quién fungía como gerente general desde el 2005 se mantuvo y se esperaba que con una buena inyección monetaria los “Esquivadores” regresaran a los primeros planos luego de quedarse fuera de postemporada el 2010 y 2011.


Con el “Magic” al frente empezó a fluir el billete, del 2012 al 2013 dieron un brinco espectacular al pasar del lugar 12 con 95mdd al sitio de honor con más de 200 desbancando a los Yankees quienes tenían 15 años siendo los “Reyes de la Nómina”, a la fecha se han mantenido en la cima, llegando el 2015 a la cifra récord de 270mdd; pero la enorme inversión no se ha traducido en un anillo de campeón, Coletti hizo transacciones que elevaron la nómina por los cielos como asumir el resto de los convenios de Josh Beckett, Adrián González, Carl Crawford y Nick Punto a quienes se les debía más de 245 millones de dólares en Boston. Además dio grandes contratos a Matt Kemp, Andre Ethier, Yasiel Puig y al coreano Hyun-Jin Ryu quienes poco han desquitado las sumas que se pagaron por ellos. A esto hay que sumarle los fiascos de las firmas de los cubanos Alex Guerrero y Erisbel Arruebarrena a quienes se les pagaron 28 y 26 millones de dólares respectivamente.


Al finalizar la temporada 2014, la era de Colletti y su vieja escuela termino y llego un nuevo grupo de analistas encabezados por Andrew Friedman considerado una de las mentes más brillantes en el mundo del Béisbol. El 2008 y con apenas 28 años, Friedman llego a Tampa Bay donde con bajo presupuesto realizo un gran trabajo. Ya fungiendo como Presidente de Operaciones Deportivas de los Dodgers, “sedujo” a Farhan Zaidi otro “genio” de las estadísticas y le dio el puesto de Colletti.


Zaidi trabajo por 10 años con Billy Beane en Oakland por lo que entiende a la maravilla el concepto del “Money Ball”, y todavía va más allá, ya que no deja de lado conceptos básicos para el scouteo de jugadores mezclando la sabermetria con métodos tradicionales.


Uno de los primeros pasos que dio la nueva directiva, fue salir de algunos contratos, incluso teniendo que absorber casi 80mdd de sueldos en peloteros que fueron cambiados o dados de baja como Matt Kemp, Dan Haren, Chad Billingsday, Brian Wilson, José Uribe, Alex Guerrero y Erisbel Arruebarrena.


Con Friedman y Zaidi al frente, los Dodgers empezaron a gastar de manera más consciente, muchos criticaron que dejaran ir a Zach Greinke y en su lugar trajeran al japonés Kenta Maeda; Sin embargo con esta transacción tuvieron mayor margen de acción, Greinke pedía demasiado(Firmo por 206mdd con D-Backs por 6 años), este movimiento les permitió retener a Kenley Jensen considerado por muchos el mejor cerrador de Grandes Ligas, a Justin Turner jugador al más puro estilo del “Money Ball”, abrir un espacio en la rotación para Alex Wood y firmar al veterano Rich Hill.


Otro movimiento que no gusto del todo fue darle el mando del equipo a un manager novato como Dave Roberts cuando se encontraba libre el experimentado Dusty Baker. Otro punto importante es que dejaron de cambiar a sus mejores prospectos por veteranos y hoy ven como elementos de sus granjas lucen en plan grande como Corey Seaguer y Cody Bellinger.


Este 2017 los Dodgers están jugando como maquinita, un conjunto equilibrado encabezado por Clayton Kershaw, Seaguer, Bellinger y Jensen. Además de ese tipo de jugadores que les encantan a los sabermetricos, hombres sin tanto nombre pero muy cumplidores tales como Justin Turner, Alex Wood, Yosmani Grandal, Chris Taylor, Kike Hernández, Pedro Baez, Josh Fields y Brandon Morrow.


A diferencia de Tampa Bay y Oakland donde el presupuesto era muy limitado, en Los Ángeles Andrew Friedman y Farhan Zaidi cuentan con checara abierta, rumbo a una temporada histórica, tienen al alcance superar el máximo de victorias en una temporada para la franquicia que fueron 105 en 1953 año en que perdieron la Serie Mundial contra los Yankees. Hoy llevan ritmo para superar los 110 triunfos. Pero la directiva lo que busca es ganar el campeonato, son ya 28 años de sequía, por lo mismo con miras a octubre, han reforzado su pitcheo de manera notable con la llegada del japonés Yu Darvish y los preparadores Tony Watson y Tony Ciangrini.


Los Dodgers van por todas las canicas, Dave Roberts ha sabido sortear toda clase de inconvenientes con lesiones de elementos importantes, además de mostrar bastante capacidad al frente del barco azul. Se espera que Clayton Kershaw regrese fortalecido de su lesión y no hay que descartar al aporte que pudiera tener en la recta final y en la postemporada el mexicano Adrían González quien la próxima semana inicia su rehabilitación en Triple A.


Por su parte Friedman y su grupo de “nerds” parecen cerca de lograr que sus métodos culminen con el ansiado campeonato.


El año pasado con la coronación de los Cachorros de Chicago se hablaba de una dinastía en la “Ciudad de los Vientos”, pero viendo el “Money Ball” al estilo Dodgers, parece que la situación se complica, no solo para los Cachorros, sino para todos los demás equipos.


Que tengan un excelente día.


Hermosillo, Sonora a 3 de agosto del 2017.


Dr. Tomas Alonso López Ríos.


Director de www.solobeisbol.mx


Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Twitter: @solobeisbolmx



.

Creada Por: Solo Béisbol México®. Valido XHTML y CSS.